/ miércoles 4 de agosto de 2021

¿A dónde vamos cuando dormimos? 

Investigadores de la Universidad de California han relacionado la dieta con las necesidades de sueño

No sólo los artistas y poetas se esmeran en responder a esta pregunta. Los neurocientíficos están efectuando grandes avances en el conocimiento de ese enigma denominado sueño. Han descubierto, entre otras cosas, que lo que soñamos no sólo está determinado por el ambiente y la dieta, sino por nuestro sexo.

Investigadores de la Universidad de California, en Los Ángeles, Estados Unidos, han relacionado la dieta con las necesidades de sueño, concluyendo que las especies que basan su alimentación en la carne duermen más y los herbívoros lo hacen menos. Además, se ha comprobado que los animales que duermen menos no lo hacen con más profundidad que los que descansan más.

Dormilones y siempre despiertos

Las diferencias de género también se reflejan en los sueños, de acuerdo a otro estudio de científicos de la Universidad de Mannheim, en Alemania, que hallaron que las mujeres suelen soñar con temas similares entre ellas, lo cual también sucede entre los hombres, aunque ambos sexos difieren en los asuntos de sus sueños.

Ambos géneros presentan un promedio de cinco sueños por noche, pero "los sueños de las mujeres contienen emociones más explícitas, sobre todo relacionadas con lo familiar, y suelen referirse a lugares interiores, los objetos de la casa y la ropa", según los expertos germanos.

En cambio los sueños de ellos acostumbran situarse en espacios exteriores y desconocidos. Asimismo, en los sueños masculinos aparecen con frecuencia “la agresión física, las armas y la sexualidad, así como autos, carreteras, herramientas y es habitual que ocurran encuentros con mujeres extrañas".

Ellas y ellos sueñan distinto

Tanto las mujeres como los hombres, sueñan con el trabajo. Ellas lo hacen dos veces más que hace 50 años, cuando todavía no se habían incorporado al mercado laboral, mientras que ellos sueñan con el trabajo mucho más que hace medio siglo, pero en forma de pesadillas, en las que suelen quedarse “en la calle”.

Las diferencias de género surgen en la infancia, según otro estudio de la universidad alemana con 600 niños de más de 10 años, que muestra que los niños sueñan con monstruos y animales grandes, y las niñas con personas y animales pequeños.

Otra curiosa revelación que se ha producido hace poco se refiere a la “inercia del sueño” que se mantiene después de despertarse, cuando la persona está semidormida.

Al parecer, los sujetos que se despiertan después de dormir profundamente ocho horas presentan más daño en las capacidades de la memoria y en las del pensamiento que los que se privan de sueño más de 24 horas, según un estudio conjunto de la Universidad de Colorado, y del Hospital Brigham and Women, en Boston.

Los investigadores han concluido que las personas muestran el mayor grado de deterioro en los tres primeros minutos después de despertarse, si bien la mayoría de los efectos de la inercia del sueño se desvanecen a los diez minutos.

No sólo los artistas y poetas se esmeran en responder a esta pregunta. Los neurocientíficos están efectuando grandes avances en el conocimiento de ese enigma denominado sueño. Han descubierto, entre otras cosas, que lo que soñamos no sólo está determinado por el ambiente y la dieta, sino por nuestro sexo.

Investigadores de la Universidad de California, en Los Ángeles, Estados Unidos, han relacionado la dieta con las necesidades de sueño, concluyendo que las especies que basan su alimentación en la carne duermen más y los herbívoros lo hacen menos. Además, se ha comprobado que los animales que duermen menos no lo hacen con más profundidad que los que descansan más.

Dormilones y siempre despiertos

Las diferencias de género también se reflejan en los sueños, de acuerdo a otro estudio de científicos de la Universidad de Mannheim, en Alemania, que hallaron que las mujeres suelen soñar con temas similares entre ellas, lo cual también sucede entre los hombres, aunque ambos sexos difieren en los asuntos de sus sueños.

Ambos géneros presentan un promedio de cinco sueños por noche, pero "los sueños de las mujeres contienen emociones más explícitas, sobre todo relacionadas con lo familiar, y suelen referirse a lugares interiores, los objetos de la casa y la ropa", según los expertos germanos.

En cambio los sueños de ellos acostumbran situarse en espacios exteriores y desconocidos. Asimismo, en los sueños masculinos aparecen con frecuencia “la agresión física, las armas y la sexualidad, así como autos, carreteras, herramientas y es habitual que ocurran encuentros con mujeres extrañas".

Ellas y ellos sueñan distinto

Tanto las mujeres como los hombres, sueñan con el trabajo. Ellas lo hacen dos veces más que hace 50 años, cuando todavía no se habían incorporado al mercado laboral, mientras que ellos sueñan con el trabajo mucho más que hace medio siglo, pero en forma de pesadillas, en las que suelen quedarse “en la calle”.

Las diferencias de género surgen en la infancia, según otro estudio de la universidad alemana con 600 niños de más de 10 años, que muestra que los niños sueñan con monstruos y animales grandes, y las niñas con personas y animales pequeños.

Otra curiosa revelación que se ha producido hace poco se refiere a la “inercia del sueño” que se mantiene después de despertarse, cuando la persona está semidormida.

Al parecer, los sujetos que se despiertan después de dormir profundamente ocho horas presentan más daño en las capacidades de la memoria y en las del pensamiento que los que se privan de sueño más de 24 horas, según un estudio conjunto de la Universidad de Colorado, y del Hospital Brigham and Women, en Boston.

Los investigadores han concluido que las personas muestran el mayor grado de deterioro en los tres primeros minutos después de despertarse, si bien la mayoría de los efectos de la inercia del sueño se desvanecen a los diez minutos.

Local

Asistentes al Tianguis Turístico llegan este jueves a Guerrero

Agentes internacionales iniciarán un recorrido con diversas actividades turísticas que iniciarán en la ciudad platera de Taxco

Local

Fracasa reunión de alcaldesa con paristas de CAPAMA

El encuentro duró más de una hora y terminó sin solución; piden nueva junta sin el director de la paramunicipal

Estado

Protestan por mortandad de peces en laguna de Chautengo

Pescadores bloquearon la entrada a ese cuerpo de agua sobre la carretera Acapulco-Pinotepa Nacional; señalan apatía de las autoridades

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Gossip

Dos estrenos marcan la jornada en Cannes

En competencia se presentaron los largometrtajes Las ocho montañas y La mujer de Tchaikovsky, del cineasta disidente ruso Kirill Serebrennikov

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa