/ martes 27 de julio de 2021

Los malos recuerdos se pueden borrar

Las vivencias aterradoras que causan daño psicológico y pesadillas en quienes las experimentan, podrían modificarse antes de que se asienten en la memoria según una innovadora psicoterapia

El Trastorno de Estrés Postraumático (TEP), que se calcula que sufre en algún momento de su vida una de cada diez personas en el mundo, es una enfermedad conocida desde la antigüedad, pero a la cual se le ha dado nombre y aplicado tratamiento hace tan sólo tres décadas.

Consiste en una serie de secuelas y trastornos psicológicos y psiquiátricos, a veces de profundo calado y efectos permanentes, que desencadenan los hechos de violencia, tanto en las víctimas directamente afectadas como en sus familiares o entorno más próximo, además de los daños físicos frecuentemente irreparables.

Hace cientos de miles de años podía deberse al ataque de un tigre "dientes de sable" o un oso cavernario, al combate con los miembros de otra tribu por la posesión del fuego, a los estragos de una peste o al traslado, desgajamiento y trabajo forzosos de una familia impuestos por la esclavitud.

Ahora, el TEP "de origen humano" puede deberse a las guerras, a los atentados terroristas, que además de muertos dejan un reguero de heridos y amputados, refugiados, pobreza y devastación, así como a otras expresiones de violencia individual muy extendida: como los maltratos domésticos y la violencia sexual.

Otra gran causa humana de TEP son los accidentes graves de tráfico o laborales. Sus causas de origen natural han permanecido inalteradas a lo largo de los siglos: inundaciones, sequías, hambrunas, olas de frío o calor, terremotos, riadas, incendios, tornados y otras catástrofes.

LA MEMORIA SE PUEDE MODIFICAR

Cuando un recuerdo se rememora, se abre una ventana temporal en la que es posible alterarlo. De ese modo, al reactivar un miedo, también es posible hacerlo desaparecer mediante una sencilla técnica de condicionamiento. Al menos es lo que ensayado con éxito un grupo de científicos de Estados Unidos, que al parecer han sentado las bases de una nueva psicoterapia.

"Antes de que los recuerdos sean almacenados, hay un período en el cual son susceptibles de ser trastocados", ha señalado la doctora Elizabeth Phelps de la Universidad de Nueva York, cuyo estudio, junto a Joseph LeDoux , ha sido amparado por el Instituto Nacional de Salud Mental, de Estados Unidos.

Estos investigadores estadounidenses han hallado un método para bloquear los recuerdos aterradores sin recurrir a medicamentos, abriendo la posibilidad de desarrollar nuevas formas de tratar el TEP.

Han descubierto que, al reactivar la memoria en una persona mostrándole objetos que estimulan en ella un recuerdo aterrador, se abre una ventana de tiempo específica en la cual el recuerdo puede ser “editado” antes de almacenarlo nuevamente.

La denominada “ventana temporal de susceptibilidad” se genera habitualmente entre diez minutos después de que se ha vuelto a exponer al objeto que evoca la experiencia aterradora y seis horas después, cuando el recuerdo vuelve a almacenarse en la mente.

El entrenamiento que utilizaron se denomina “de extinción”. Según los expertos, las respuestas emocionales al miedo pueden disiparse en un proceso llamado extinción, siempre que la persona experimente el mismo suceso aterrador en un ambiente seguro.

“Cuando ocurre esa extinción, el recuerdo de miedo queda solamente suprimido” explica la doctora Phelps, quien señala que "el tiempo quizás tiene un papel más importante de lo que creemos en el control del miedo" y agrega que “nuestra memoria recupera el último pensamiento de miedo que tuvimos y no el exacto evento original" .

Para Phelps y su equipo este hallazgo abre la posibilidad de crear nuevos métodos de entrenamiento para ayudar a las personas a superar los malos recuerdos o traumáticos.

El Trastorno de Estrés Postraumático (TEP), que se calcula que sufre en algún momento de su vida una de cada diez personas en el mundo, es una enfermedad conocida desde la antigüedad, pero a la cual se le ha dado nombre y aplicado tratamiento hace tan sólo tres décadas.

Consiste en una serie de secuelas y trastornos psicológicos y psiquiátricos, a veces de profundo calado y efectos permanentes, que desencadenan los hechos de violencia, tanto en las víctimas directamente afectadas como en sus familiares o entorno más próximo, además de los daños físicos frecuentemente irreparables.

Hace cientos de miles de años podía deberse al ataque de un tigre "dientes de sable" o un oso cavernario, al combate con los miembros de otra tribu por la posesión del fuego, a los estragos de una peste o al traslado, desgajamiento y trabajo forzosos de una familia impuestos por la esclavitud.

Ahora, el TEP "de origen humano" puede deberse a las guerras, a los atentados terroristas, que además de muertos dejan un reguero de heridos y amputados, refugiados, pobreza y devastación, así como a otras expresiones de violencia individual muy extendida: como los maltratos domésticos y la violencia sexual.

Otra gran causa humana de TEP son los accidentes graves de tráfico o laborales. Sus causas de origen natural han permanecido inalteradas a lo largo de los siglos: inundaciones, sequías, hambrunas, olas de frío o calor, terremotos, riadas, incendios, tornados y otras catástrofes.

LA MEMORIA SE PUEDE MODIFICAR

Cuando un recuerdo se rememora, se abre una ventana temporal en la que es posible alterarlo. De ese modo, al reactivar un miedo, también es posible hacerlo desaparecer mediante una sencilla técnica de condicionamiento. Al menos es lo que ensayado con éxito un grupo de científicos de Estados Unidos, que al parecer han sentado las bases de una nueva psicoterapia.

"Antes de que los recuerdos sean almacenados, hay un período en el cual son susceptibles de ser trastocados", ha señalado la doctora Elizabeth Phelps de la Universidad de Nueva York, cuyo estudio, junto a Joseph LeDoux , ha sido amparado por el Instituto Nacional de Salud Mental, de Estados Unidos.

Estos investigadores estadounidenses han hallado un método para bloquear los recuerdos aterradores sin recurrir a medicamentos, abriendo la posibilidad de desarrollar nuevas formas de tratar el TEP.

Han descubierto que, al reactivar la memoria en una persona mostrándole objetos que estimulan en ella un recuerdo aterrador, se abre una ventana de tiempo específica en la cual el recuerdo puede ser “editado” antes de almacenarlo nuevamente.

La denominada “ventana temporal de susceptibilidad” se genera habitualmente entre diez minutos después de que se ha vuelto a exponer al objeto que evoca la experiencia aterradora y seis horas después, cuando el recuerdo vuelve a almacenarse en la mente.

El entrenamiento que utilizaron se denomina “de extinción”. Según los expertos, las respuestas emocionales al miedo pueden disiparse en un proceso llamado extinción, siempre que la persona experimente el mismo suceso aterrador en un ambiente seguro.

“Cuando ocurre esa extinción, el recuerdo de miedo queda solamente suprimido” explica la doctora Phelps, quien señala que "el tiempo quizás tiene un papel más importante de lo que creemos en el control del miedo" y agrega que “nuestra memoria recupera el último pensamiento de miedo que tuvimos y no el exacto evento original" .

Para Phelps y su equipo este hallazgo abre la posibilidad de crear nuevos métodos de entrenamiento para ayudar a las personas a superar los malos recuerdos o traumáticos.

Estado

Guerrero será santuario para las mujeres: Evelyn Salgado

Pondrá fin a los cacicazgos y promete a inversionistas seguridad, servicios públicos y cero tolerancia a la corrupción; gabinete paritario y leal con el pueblo, no con la gobernadora, adelanta

Local

Acapulco se hunde en basura

El problema de la recolección no sólo impacta su imagen como destino turístico sino que pone en riesgo la salud de la población

Local

Emite exhorto Copriseg al gobierno de Acapulco

En un plazo de 24 horas debe proceder a solucionar el problema de la recolección, traslado y destino final de los desechos sólidos

Local

A pesar de semáforo amarillo, nula reactivación económica: Fecanaco

Alejandro Martínez Sidney pidió que ya se acabe la campaña de ataque que hay hacía al sector empresarial

Local

Amagan empleados con protestas por falta de pago del ayuntamiento

Los quejosos dijeron que se sumarán a las diversas protestas que realizan ciudadanos y organizaciones en la ciudad

Estado

Retiran más de 20 toneladas de basura en playa Linda

Los desechos han sido arrastrados por las últimas lluvias

Estado

Sindicalizados de la SSA en Zihuatanejo marcharon y bloquearon calles

Igual que en todo el estado, demandaron el pago de prestaciones

Local

Más de 9 mil 485 viviendas censadas con afectaciones por el sismo

Se ha visitado a los damnificados del fraccionamiento Cantaluna