/ martes 30 de mayo de 2023

El Cantamar, hogar de las cuatro rumberas más bellas en México

Hermosas cubanas y mexicanas engalanaban la noche y atraían a los parroquianos que abarrotaban el centro nocturno sólo para verlas

Con la idea de convertir a El Cantamar, en el mejor centro nocturno del puerto de Acapulco, los dueños, contrataron la noche de su inauguración, a las cuatro rumberas más bellas que hayan pisado México, cuya actuación hizo que subiera la temperatura de los varones y provocará la envidia de las damas.

Encabezadas por la escultural cubana, María Antonieta Pons, su compatriota la no menos sensual Ninón Sevilla, la cinturita de avispa Rosa Carmina y la bella mexicana Meche Barba, hicieron una regia presentación y esa noche fue difícil de apartar de las mentes de los afortunados caballeros este espectáculo que se ofreció en esta apertura de 1954.

Este lujoso lugar, estaba ubicado en el hotel de Las Américas, si, se trata de la misma hospedería que inauguró Agustín Lara y su compadre Pedro Vargas, en 1944, en está ocasión se puso toda la carne en el asador con la contratación de este escultural cuarteto de mujeres rumberas, que no defraudaron y engalanaron este mítico lugar que, por desgracia, ya no existe.

María Antonieta Pons nació en La Habana, Cuba, fue descubierta en 1938 por el cineasta español Juan Orol, quien no solo quedó prendado por sus movimientos rítmicos, sino que le ganó el corazón y se casó con ella en la isla del Caribe, de donde emigraron a la Ciudad de México.

Lee también: El Gallery, pionero del show travesti en Acapulco

Fue aquí en donde la bella cubana hizo su carrera artística y reconocida durante el llamado cine de rumberas. Gracias a su sensualidad y expresividad al bailar, fue conocida como “El Ciclón del Caribe”, cuyo talento traspasó fronteras y se convirtió en una de las más célebres artistas del género.

En la noche de su presentación en Acapulco, en el lugar no cabía ni un alfiler, la mesa de honor era ocupada por el gobernador interino del estado, ingeniero agrónomo Darío Arrieta Martínez, quien entrará al relevo del defenestrado Alejandro Gómez Maganda, acompañado del alcalde, Donato Miranda Fonseca, entre otros.

Así lucía el hotel El Cantamar en los años 50./ Foto: @José Cedano

El espectáculo, arrancó con la presentación de las dos orquestas más importantes del momento, la de Gonzalo Curiel y la de Luis Alcaraz, al primero se le recuerda por ser autor de la bella melodía “Vereda Tropical, inspirada cuando caminaba al lado de su pareja por el sendero que llevaba a la playa Manzanillo, en ese entonces todavía no existía la costera Miguel Alemán.

Sobra decir, que cumplieron y dejaron listo el escenario para la presentación del “Ciclón del Caribe”, que ataviada con diminutas prendas salió a dar todo, encendiendo el pulso de los presentes al ver contonearse ese cuerpo escultural, que no dejaba nada a la imaginación y opacó a sus propios bailarines encabezados por Arturo Martínez.

Pero sus paisanas no se quedaron atrás ni la mexicana, quienes también presentaron un espectáculo que dejó complacidos a los asistentes, algunos osados les lanzaron besos y otros aplaudían a cada movimiento, el lugar era un horno y los suspiros se escuchaban a pesar de la música.

La hospedería fue inaugurada por Agustín Lara y su compadre Pedro Vargas, en 1944./ Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

El capitán de meseros no se daba abasto de dar órdenes al ejército de meseros que se contrató para esta fecha especial, entre estos Antonio Soberanis Sotelo, Emilio Bocca, Raúl Cabañas, Ciro Morgan, Ramón Alcaraz, Adolfo Weber, Leobardo Albarrán, Alberto Balderas, entre otros, que no dejaban de atender al sediento grupo de invitados.

Cuentan que todos esperaban jugosas propinas y por eso se esmeraban en la atención de los clientes, principalmente a los más exigentes, que había varios, pero a final de la inauguración el reporte fue triste para los cantineros, garroteros, galopinos, cocineros y hasta los bellboys, no se juntó lo que esperaban y al final dividieron lo que se logró juntar, esa noche de debut del centro nocturno El Cantamar.

Con la idea de convertir a El Cantamar, en el mejor centro nocturno del puerto de Acapulco, los dueños, contrataron la noche de su inauguración, a las cuatro rumberas más bellas que hayan pisado México, cuya actuación hizo que subiera la temperatura de los varones y provocará la envidia de las damas.

Encabezadas por la escultural cubana, María Antonieta Pons, su compatriota la no menos sensual Ninón Sevilla, la cinturita de avispa Rosa Carmina y la bella mexicana Meche Barba, hicieron una regia presentación y esa noche fue difícil de apartar de las mentes de los afortunados caballeros este espectáculo que se ofreció en esta apertura de 1954.

Este lujoso lugar, estaba ubicado en el hotel de Las Américas, si, se trata de la misma hospedería que inauguró Agustín Lara y su compadre Pedro Vargas, en 1944, en está ocasión se puso toda la carne en el asador con la contratación de este escultural cuarteto de mujeres rumberas, que no defraudaron y engalanaron este mítico lugar que, por desgracia, ya no existe.

María Antonieta Pons nació en La Habana, Cuba, fue descubierta en 1938 por el cineasta español Juan Orol, quien no solo quedó prendado por sus movimientos rítmicos, sino que le ganó el corazón y se casó con ella en la isla del Caribe, de donde emigraron a la Ciudad de México.

Lee también: El Gallery, pionero del show travesti en Acapulco

Fue aquí en donde la bella cubana hizo su carrera artística y reconocida durante el llamado cine de rumberas. Gracias a su sensualidad y expresividad al bailar, fue conocida como “El Ciclón del Caribe”, cuyo talento traspasó fronteras y se convirtió en una de las más célebres artistas del género.

En la noche de su presentación en Acapulco, en el lugar no cabía ni un alfiler, la mesa de honor era ocupada por el gobernador interino del estado, ingeniero agrónomo Darío Arrieta Martínez, quien entrará al relevo del defenestrado Alejandro Gómez Maganda, acompañado del alcalde, Donato Miranda Fonseca, entre otros.

Así lucía el hotel El Cantamar en los años 50./ Foto: @José Cedano

El espectáculo, arrancó con la presentación de las dos orquestas más importantes del momento, la de Gonzalo Curiel y la de Luis Alcaraz, al primero se le recuerda por ser autor de la bella melodía “Vereda Tropical, inspirada cuando caminaba al lado de su pareja por el sendero que llevaba a la playa Manzanillo, en ese entonces todavía no existía la costera Miguel Alemán.

Sobra decir, que cumplieron y dejaron listo el escenario para la presentación del “Ciclón del Caribe”, que ataviada con diminutas prendas salió a dar todo, encendiendo el pulso de los presentes al ver contonearse ese cuerpo escultural, que no dejaba nada a la imaginación y opacó a sus propios bailarines encabezados por Arturo Martínez.

Pero sus paisanas no se quedaron atrás ni la mexicana, quienes también presentaron un espectáculo que dejó complacidos a los asistentes, algunos osados les lanzaron besos y otros aplaudían a cada movimiento, el lugar era un horno y los suspiros se escuchaban a pesar de la música.

La hospedería fue inaugurada por Agustín Lara y su compadre Pedro Vargas, en 1944./ Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

El capitán de meseros no se daba abasto de dar órdenes al ejército de meseros que se contrató para esta fecha especial, entre estos Antonio Soberanis Sotelo, Emilio Bocca, Raúl Cabañas, Ciro Morgan, Ramón Alcaraz, Adolfo Weber, Leobardo Albarrán, Alberto Balderas, entre otros, que no dejaban de atender al sediento grupo de invitados.

Cuentan que todos esperaban jugosas propinas y por eso se esmeraban en la atención de los clientes, principalmente a los más exigentes, que había varios, pero a final de la inauguración el reporte fue triste para los cantineros, garroteros, galopinos, cocineros y hasta los bellboys, no se juntó lo que esperaban y al final dividieron lo que se logró juntar, esa noche de debut del centro nocturno El Cantamar.

Local

Hotel Camarena, competencia de hoteles para recibir vacacionistas

Acapulco cuenta ya con más de diez mil habitaciones disponibles, sin embargo, hay turistas que optan por llegar al tradicional Hotel Camarena

Ecología

Por salida de cocodrilos cercan estero “El Negro” en Zihuatanejo

Protección Civil y Dimaren emitieron una alerta para impedir que los turistas se acerquen y evitar ataques

Local

En depósito de basura convierten la Plaza María Bonita en Caleta

Ni Saneamiento Básico ni la Administradora de Playas atienden el llamado de limpieza, lamentan empresarios restauranteros

Estado

Policía estatal Intensifica recorridos de vigilancia en la Autopista del Sol

La Policía estatal aumentó sus recorridos de vigilancia en la Autopista del Sol con el propósito de prevenir e inhibir cualquier conducta delictiva, en la temporada de vacaciones

Estado

Evelyn Salgado recibe certificación Blue-Flag de playa La Ropa II en Zihuatanejo

La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda encabezó el izamiento del banderín de certificación Blue-Flag en playa La ropa II en Zihuatanejo

Local

Se suma la PROPAEG a las Jornadas de reforestación en Acapulco

La jornada de reforestación, también sirvió para la toma de protesta de los Comités de Vigilancia Ambiental en Puerto Marqués