/ jueves 8 de febrero de 2024

Seguridad y freno al hostigamiento de la Guardia, piden transportistas

Transportistas de Guerrero demandan seguridad y freno a hostigamiento del que aseguran son objeto por parte de la Guardia Nacional

Hartos de la inseguridad que priva en Acapulco, transportistas de diferentes sitios de la zona conurbada del puerto, bloquearon por más de 2 horas el bulevar Vicente Guerrero acceso principal a este destino turístico donde también denunciaron hostigamiento de elementos de la Guardia Nacional y Policías estatales.

El pasado 11 de enero, los trabajadores del volante de taxis azules, colectivos amarillo con blanco, camionetas urvan y camiones urbanos, dejaron de brindar el servicio ante amenazas del crimen organizado por ocho días.

El amago de las bandas criminales propició que la población se viera afectada en ese lapso y patrullas de la policía de Acapulco, así como unidades oficiales de la Guardia Nacional, que hoy acusan, prestó el servicio de ruleteo a los ciudadanos varados.

Lee también: Instruye Evelyn Salgado mantener y reforzar operativos de vigilancia

Las unidades regresaron a brindar el servicio con la presencia de elementos de la Policía Estatal y la Guardia Nacional a bordo de los camiones y se realizaron operativos que se mantienen en sitios de taxis para garantizar la seguridad.

Tras la situación, los elementos de la Guardia Nacional han instalado filtros de seguridad en distintos puntos del puerto, situación que ha generado inconformidad entre los trabajadores del volante.

En los operativos, se detiene a las unidades del servicio público y privado para realizar revisiones y ante ello, los transportistas denuncian acoso y hostigamiento de las autoridades.

En Acapulco desde las 10:30 de la mañana hasta pasadas las 12:30 del día, choferes de unidades del servicio público realizaron un bloqueo en el acceso principal al puerto a la altura de la colonia las Cruces.

En las pancartas de los inconformes, la principal demanda era de seguridad y no de hostigamiento de las corporaciones de seguridad que operan en el puerto y de forma anónima señalaron no ser delincuentes y sentirse afectados por el tiempo que pierden al ser revisados los pasajeros y la unidad.

“Es que los policías nos revisan a los taxistas a cada rato y accedemos, pero a los vehículos particulares no los paran, si traemos un cortauñas ya es delito y ellos traen armas”, señaló uno de los quejosos que omitió su nombre.

En el marco de su protesta, pidieron seguridad en las entradas de las calles para cualquier situación se les alerte ya que entran los delincuentes y no se dan cuenta, creemos que entran en vehículos de telefonías.

Dos elementos de la Guardia Nacional vigilan la zona del Asta Bandera en Acapulco, Guerrero. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

La protesta de trabajadores del volante en el puerto de Acapulco vino a dejar en claro que este sector social se ha convertido en unos de los principales focos de atención de la delincuencia que no ha sido atendiendo por las autoridades.

Y es que, aunque la mayor parte de Guerrero ha transitado en este problema en el puerto ha sido más visible el tema de ataques a transportistas por parte de la delincuencia y hasta el momento las autoridades no han logrado establecer una estrategia para garantizar que los choferes puedan trabajar libremente.

De acuerdo con el sacerdote Filiberto Velázquez, los problemas en el transporte tiene su origen en las disputas territoriales de grupos del crimen organizado estos agreden a los transportistas solo por estar dentro de la zona de influencia del grupo contrario, o en algunas ocasiones los han obligado a ser halcones de los grupos delincuenciales.

En los últimos meses la zona centro de Guerrero se ha visto afectada tres veces por ataques al transporte y con ello suspensión del servicio que afecta a toda la población, la primera en el mes de junio del 2023, cuando atacaron choferes en el bulevar Chilpancingo-Petaquillas, también en el Interior de la ciudad y en los vecinos municipios de Tixtla y Tierra Colorada, también se reportaron incidentes en el municipio de Tlapa.

En el mes de agosto pasado los delincuentes atacaron la base de Urvan ubicada en la colonia los Ángeles de Chilpancingo donde quemaron cuatro unidades y asesinaron a los choferes, ello generó una nueva suspensión en el servicio de transporte que se restableció luego de acuerdos con las autoridades en los que se comprometieron a establecer filtros y resguardar zonas que los transportistas consideran complicadas por tratarse de espacios oscuros o alejados.

El municipio de Acapulco también fue afectado por ataques al transporte y amenazas contra choferes que han sido asesinados sobre sus unidades y por ello durante al menos un mes el servicio de transporte en este sitio turístico se encuentra trabajando de manera irregular.

Después de Acapulco el conflicto por el transporte se registró en la zona norte de Guerrero específicamente en Taxco donde los choferes fueron amenazados a través de narcomantas donde se les acusa de ser parte de un grupo delincuencial y se advertía con que se atentaría contra ellos.

Por ese motivo el transporte se vio suspendido en su totalidad tanto el que cubre el interior de esta ciudad considerada pueblo mágico como la que comunica con otros municipios como Iguala.

Parte del transporte en Iguala también se vio suspendido porque los delincuentes atacaron la base de la ruta que transporta hacia el municipio de Tepecoacuilco aunque en el interior de la ciudad el servicio ha sido prácticamente normal.

Desde el pasado lunes en Chilpancingo se vivió la tercera crisis del transporte luego de que seis choferes fueran asesinados en jornadas violentas que empezaron el sábado 3 de febrero siguieron el domingo 4 y se agudizaron la mañana del lunes 5 de febrero a partir de ese momento todo el transporte de la capital quedó suspendido tanto el que circula dentro de la población como el que hace rutas suburbanas hacia poblaciones como Zumpango, Petaquillas Mochitlán, Tepechicotlán, Tixtla, Chilapa y otros puntos de la entidad.

Hasta el momento las autoridades no han determinado una estrategia viable que pudiera dar certeza a los transportistas para que realicen su labor sin riesgo y la población general pueda hacer su vida normal teniendo el tan necesitado transporte público. En Guerrero El problema ha sido cíclico afectando prácticamente a todo el estado en algún momento.

Personas caminan por las calles vacías de Chilpancingo ante la falta de transporte. /Foto: Abel Miranda | El Sol de Acapulco

Hartos de la inseguridad que priva en Acapulco, transportistas de diferentes sitios de la zona conurbada del puerto, bloquearon por más de 2 horas el bulevar Vicente Guerrero acceso principal a este destino turístico donde también denunciaron hostigamiento de elementos de la Guardia Nacional y Policías estatales.

El pasado 11 de enero, los trabajadores del volante de taxis azules, colectivos amarillo con blanco, camionetas urvan y camiones urbanos, dejaron de brindar el servicio ante amenazas del crimen organizado por ocho días.

El amago de las bandas criminales propició que la población se viera afectada en ese lapso y patrullas de la policía de Acapulco, así como unidades oficiales de la Guardia Nacional, que hoy acusan, prestó el servicio de ruleteo a los ciudadanos varados.

Lee también: Instruye Evelyn Salgado mantener y reforzar operativos de vigilancia

Las unidades regresaron a brindar el servicio con la presencia de elementos de la Policía Estatal y la Guardia Nacional a bordo de los camiones y se realizaron operativos que se mantienen en sitios de taxis para garantizar la seguridad.

Tras la situación, los elementos de la Guardia Nacional han instalado filtros de seguridad en distintos puntos del puerto, situación que ha generado inconformidad entre los trabajadores del volante.

En los operativos, se detiene a las unidades del servicio público y privado para realizar revisiones y ante ello, los transportistas denuncian acoso y hostigamiento de las autoridades.

En Acapulco desde las 10:30 de la mañana hasta pasadas las 12:30 del día, choferes de unidades del servicio público realizaron un bloqueo en el acceso principal al puerto a la altura de la colonia las Cruces.

En las pancartas de los inconformes, la principal demanda era de seguridad y no de hostigamiento de las corporaciones de seguridad que operan en el puerto y de forma anónima señalaron no ser delincuentes y sentirse afectados por el tiempo que pierden al ser revisados los pasajeros y la unidad.

“Es que los policías nos revisan a los taxistas a cada rato y accedemos, pero a los vehículos particulares no los paran, si traemos un cortauñas ya es delito y ellos traen armas”, señaló uno de los quejosos que omitió su nombre.

En el marco de su protesta, pidieron seguridad en las entradas de las calles para cualquier situación se les alerte ya que entran los delincuentes y no se dan cuenta, creemos que entran en vehículos de telefonías.

Dos elementos de la Guardia Nacional vigilan la zona del Asta Bandera en Acapulco, Guerrero. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

La protesta de trabajadores del volante en el puerto de Acapulco vino a dejar en claro que este sector social se ha convertido en unos de los principales focos de atención de la delincuencia que no ha sido atendiendo por las autoridades.

Y es que, aunque la mayor parte de Guerrero ha transitado en este problema en el puerto ha sido más visible el tema de ataques a transportistas por parte de la delincuencia y hasta el momento las autoridades no han logrado establecer una estrategia para garantizar que los choferes puedan trabajar libremente.

De acuerdo con el sacerdote Filiberto Velázquez, los problemas en el transporte tiene su origen en las disputas territoriales de grupos del crimen organizado estos agreden a los transportistas solo por estar dentro de la zona de influencia del grupo contrario, o en algunas ocasiones los han obligado a ser halcones de los grupos delincuenciales.

En los últimos meses la zona centro de Guerrero se ha visto afectada tres veces por ataques al transporte y con ello suspensión del servicio que afecta a toda la población, la primera en el mes de junio del 2023, cuando atacaron choferes en el bulevar Chilpancingo-Petaquillas, también en el Interior de la ciudad y en los vecinos municipios de Tixtla y Tierra Colorada, también se reportaron incidentes en el municipio de Tlapa.

En el mes de agosto pasado los delincuentes atacaron la base de Urvan ubicada en la colonia los Ángeles de Chilpancingo donde quemaron cuatro unidades y asesinaron a los choferes, ello generó una nueva suspensión en el servicio de transporte que se restableció luego de acuerdos con las autoridades en los que se comprometieron a establecer filtros y resguardar zonas que los transportistas consideran complicadas por tratarse de espacios oscuros o alejados.

El municipio de Acapulco también fue afectado por ataques al transporte y amenazas contra choferes que han sido asesinados sobre sus unidades y por ello durante al menos un mes el servicio de transporte en este sitio turístico se encuentra trabajando de manera irregular.

Después de Acapulco el conflicto por el transporte se registró en la zona norte de Guerrero específicamente en Taxco donde los choferes fueron amenazados a través de narcomantas donde se les acusa de ser parte de un grupo delincuencial y se advertía con que se atentaría contra ellos.

Por ese motivo el transporte se vio suspendido en su totalidad tanto el que cubre el interior de esta ciudad considerada pueblo mágico como la que comunica con otros municipios como Iguala.

Parte del transporte en Iguala también se vio suspendido porque los delincuentes atacaron la base de la ruta que transporta hacia el municipio de Tepecoacuilco aunque en el interior de la ciudad el servicio ha sido prácticamente normal.

Desde el pasado lunes en Chilpancingo se vivió la tercera crisis del transporte luego de que seis choferes fueran asesinados en jornadas violentas que empezaron el sábado 3 de febrero siguieron el domingo 4 y se agudizaron la mañana del lunes 5 de febrero a partir de ese momento todo el transporte de la capital quedó suspendido tanto el que circula dentro de la población como el que hace rutas suburbanas hacia poblaciones como Zumpango, Petaquillas Mochitlán, Tepechicotlán, Tixtla, Chilapa y otros puntos de la entidad.

Hasta el momento las autoridades no han determinado una estrategia viable que pudiera dar certeza a los transportistas para que realicen su labor sin riesgo y la población general pueda hacer su vida normal teniendo el tan necesitado transporte público. En Guerrero El problema ha sido cíclico afectando prácticamente a todo el estado en algún momento.

Personas caminan por las calles vacías de Chilpancingo ante la falta de transporte. /Foto: Abel Miranda | El Sol de Acapulco

Estado

Sandra Luz Valdovinos retoma su cargo como Fiscal de Guerrero

Sandra Luz Valdovinos Salmerón dio a conocer su reincorporación al cargo como Fiscal General del Estado este jueves 22 de febrero

Local

Trabajadores foráneos podrían desplazar a locales en Acapulco

Dirigentes de la CTM revelaron que al menos 10 mil trabajadores locales prefieren hacer filas para recibir apoyos federales, por lo que optarán por contratar mano de obra foránea

Estado

Marca Hecho en Guerrero promoverá productos del estado

En próximos días será lanzada la marca Hecho en Guerrero, que pretende impulsar los productos artesanales y agroindustriales del estado

Doble Vía

Kiara, la perrita que llegó con Otis a la colonia Icacos de Acapulco

Vecinos de la colonia Icacos de la calle 11 de Icacos adoptaron a la perrita Kiara y contribuyen a su alimentación; ella los acompaña cuando salen de sus casas y los recibe por las tardes

Estado

Tlacos y FM habrían logrado acuerdo de paz para la Sierra de Guerrero

De acuerdo con el sacerdote Filiberto Velázquez, las organizaciones criminales conocidas como los Tlacos o Federación Guerrerense y La Familia Michoacana habrían llegado a una acuerdo de tregua

Local

Lista la Arena GNP para inicio del Abierto Mexicano de Tenis 2024

La Arena GNP finalizó su rehabilitación tras las afectaciones por el huracán Otis y está lista para recibir a los participantes en el Abierto Mexicano de Tenis 2024