/ domingo 10 de septiembre de 2023

Desaprovechan lagunas para turismo ecológico y de aventura

Pese a tener dos grandes cuerpos lagunares, autoridades y empresarios no explotan las bondades del ecoturismo y continúan apostándole al sol, arena y mar

El puerto de Acapulco a pesar de que cuenta con bellezas naturales y dos enormes lagunas, no ha diversificado su oferta turística para explotar el ecoturismo, la apuesta es seguir atrayendo a los turistas con lo mismo de siempre: el sol y playa.

El presidente del Colegio Internacional de Profesionales Especializados en Turismo y Gastronomía en su capítulo Guerrero, José Luis Basilio Talavera, lamentó que a pesar que este destino de playa cuenta con un alto potencial turístico, no se exploten sus recursos naturales.

Lee también: Acapulco, estancado y sin nuevos atractivos para turistas

Pareciera que no quieren aceptar que el turismo es un producto que permite mantener a una sociedad económicamente activa, por lo que este destino de playa, necesita relanzarse a nivel nacional e internacional como un lugar no solamente de playa sino en un territorio donde se realicen diversas actividades recreativas, dijo.

Es decir, transitar del modelo turístico tradicional al paradigma del desarrollo turístico sustentable mediante la diversificación de la oferta turística, en una palabra, mejorarlo y que incluya al turismo alternativo como eje principal, con el afán de lograr que sea más competitivo, en virtud de que el turismo representa la actividad económica más importante y dinámica del municipio.

Hasta la fecha, los atractivos turísticos más importantes de Acapulco lo constituyen las playas, no obstante que posee una gran riqueza natural en su territorio; el cual está conformado por diversos ecosistemas con variedad de flora y fauna.

El ex secretario de Turismo municipal, Basilio Talavera, se refirió a las lagunas de Tres Palos y la de Coyuca de Benítez, que lamentablemente están prácticamente aisladas, cuando este patrimonio natural debería incorporarse al contexto socioeconómico y relacionarlo con el desarrollo de la actividad turística, diversificando la oferta e incrementando el ingreso por la vía del turismo.

La laguna de Tres Palos que se localiza a 30 kilómetros al suroeste del puerto de Acapulco, se distingue por su belleza natural exótica, se extiende a 15 kilómetros y es hogar de gran número de especies de flora y fauna siendo los más atractivos las aves acuáticas y los manglares que la rodean.

Mientras que la laguna de Coyuca de Benítez, se ubicada a 10 kilómetros al norte de Acapulco tiene 17 kilómetros de largo por 8 de ancho y su profundidad máxima es de 7 metros. En este mismo cuerpo de agua se encuentran dos islas: La Isla de Pájaros y la Isla Montoya donde viven especies de aves que viajan desde Canadá, además de que en esta misma nace el río de Coyuca.

Ambas son de agua dulce y son ideales para pasar un día en familia, en pareja o simplemente para relajarse, se pueden realizar actividades diversas, como paseos en lancha y admirar el hermoso paisaje, practicar ski, dar un tour por la selva, hacer un día de pesca o pasando una tarde tranquila recostado en una hamaca mientras se disfruta de una hermosa puesta de sol.

Pero, por increíble que parezca, los ambientalistas como Mónica Corazón Gordillo, dio la voz de alarma de que ambos cuerpos lagunares están muriendo lentamente debido al grave problema de la contaminación por las descargas de aguas negras que arrojan desarrollos de vivienda y asentamientos clandestinos.

En el caso de la laguna de Tres Palos, la misma alcaldesa, Abelina López Rodríguez, recientemente reconoció que hay un grave problema de contaminación que requieren atenderse con urgencias y por ello planteó la necesidad de que el gobierno federal aporte una partida presupuestal para atender el problema.

Hasta el momento se han detectado descargas de aguas negras en el río de La Sabana, que desemboca a la laguna de Tres Palos, además de que las recibe del canal meándrico y de algunos desarrollos de la zona Diamante, pues no cuentan con plantas tratadora de aguas residuales y vierten sus desechos a los canales y arroyos.

En Pie de la Cuesta se encuentra el atracadero donde aún se realizan paseos por la laguna. /Foto: Enrique Hernández | El Sol de Acapulco.

El mismo caso ocurre en la Laguna de Coyuca de Benítez, también está sufriendo de un grave problema de contaminación, pocos son los que han dado la voz de alarma, pero el problema es serio y abunda el lirio acuático que es otro enemigo de las especies endémicas.

Al margen de esta problemática, lo cierto es que, a pesar de la identificación y clasificación de estos lugares, nadie ha tenido la iniciativa de ponerlos a disposición del turista y enriquecer el mercado con una nueva oferta, en el entendido que el turismo es una alternativa de desarrollo local o de complemento y fortalecimiento para algunas regiones.

La laguna negra de Puerto Marqués en algún tiempo fue un atractivo turístico muy visitado. /Foto: Martín Gómez | El Sol de Acapulco.

En este proceso dinamizador del turismo y de la sociedad se crean sinergias que permite un entorno económico favorable: entre mayor sea la posibilidad de las comunidades locales de incidir en el modelo de desarrollo turístico, mayores serán sus niveles de rentabilidad social.

Pero mientras no se quiera ver que es relevante e importante la diversificación de la oferta, no solo como un proceso especializado en ofertar naturaleza y paisaje, sino generando empleo y valor agregado a las diversas actividades económicas del sector productivo, para generar un mejor bienestar de vida para la población.

El puerto de Acapulco a pesar de que cuenta con bellezas naturales y dos enormes lagunas, no ha diversificado su oferta turística para explotar el ecoturismo, la apuesta es seguir atrayendo a los turistas con lo mismo de siempre: el sol y playa.

El presidente del Colegio Internacional de Profesionales Especializados en Turismo y Gastronomía en su capítulo Guerrero, José Luis Basilio Talavera, lamentó que a pesar que este destino de playa cuenta con un alto potencial turístico, no se exploten sus recursos naturales.

Lee también: Acapulco, estancado y sin nuevos atractivos para turistas

Pareciera que no quieren aceptar que el turismo es un producto que permite mantener a una sociedad económicamente activa, por lo que este destino de playa, necesita relanzarse a nivel nacional e internacional como un lugar no solamente de playa sino en un territorio donde se realicen diversas actividades recreativas, dijo.

Es decir, transitar del modelo turístico tradicional al paradigma del desarrollo turístico sustentable mediante la diversificación de la oferta turística, en una palabra, mejorarlo y que incluya al turismo alternativo como eje principal, con el afán de lograr que sea más competitivo, en virtud de que el turismo representa la actividad económica más importante y dinámica del municipio.

Hasta la fecha, los atractivos turísticos más importantes de Acapulco lo constituyen las playas, no obstante que posee una gran riqueza natural en su territorio; el cual está conformado por diversos ecosistemas con variedad de flora y fauna.

El ex secretario de Turismo municipal, Basilio Talavera, se refirió a las lagunas de Tres Palos y la de Coyuca de Benítez, que lamentablemente están prácticamente aisladas, cuando este patrimonio natural debería incorporarse al contexto socioeconómico y relacionarlo con el desarrollo de la actividad turística, diversificando la oferta e incrementando el ingreso por la vía del turismo.

La laguna de Tres Palos que se localiza a 30 kilómetros al suroeste del puerto de Acapulco, se distingue por su belleza natural exótica, se extiende a 15 kilómetros y es hogar de gran número de especies de flora y fauna siendo los más atractivos las aves acuáticas y los manglares que la rodean.

Mientras que la laguna de Coyuca de Benítez, se ubicada a 10 kilómetros al norte de Acapulco tiene 17 kilómetros de largo por 8 de ancho y su profundidad máxima es de 7 metros. En este mismo cuerpo de agua se encuentran dos islas: La Isla de Pájaros y la Isla Montoya donde viven especies de aves que viajan desde Canadá, además de que en esta misma nace el río de Coyuca.

Ambas son de agua dulce y son ideales para pasar un día en familia, en pareja o simplemente para relajarse, se pueden realizar actividades diversas, como paseos en lancha y admirar el hermoso paisaje, practicar ski, dar un tour por la selva, hacer un día de pesca o pasando una tarde tranquila recostado en una hamaca mientras se disfruta de una hermosa puesta de sol.

Pero, por increíble que parezca, los ambientalistas como Mónica Corazón Gordillo, dio la voz de alarma de que ambos cuerpos lagunares están muriendo lentamente debido al grave problema de la contaminación por las descargas de aguas negras que arrojan desarrollos de vivienda y asentamientos clandestinos.

En el caso de la laguna de Tres Palos, la misma alcaldesa, Abelina López Rodríguez, recientemente reconoció que hay un grave problema de contaminación que requieren atenderse con urgencias y por ello planteó la necesidad de que el gobierno federal aporte una partida presupuestal para atender el problema.

Hasta el momento se han detectado descargas de aguas negras en el río de La Sabana, que desemboca a la laguna de Tres Palos, además de que las recibe del canal meándrico y de algunos desarrollos de la zona Diamante, pues no cuentan con plantas tratadora de aguas residuales y vierten sus desechos a los canales y arroyos.

En Pie de la Cuesta se encuentra el atracadero donde aún se realizan paseos por la laguna. /Foto: Enrique Hernández | El Sol de Acapulco.

El mismo caso ocurre en la Laguna de Coyuca de Benítez, también está sufriendo de un grave problema de contaminación, pocos son los que han dado la voz de alarma, pero el problema es serio y abunda el lirio acuático que es otro enemigo de las especies endémicas.

Al margen de esta problemática, lo cierto es que, a pesar de la identificación y clasificación de estos lugares, nadie ha tenido la iniciativa de ponerlos a disposición del turista y enriquecer el mercado con una nueva oferta, en el entendido que el turismo es una alternativa de desarrollo local o de complemento y fortalecimiento para algunas regiones.

La laguna negra de Puerto Marqués en algún tiempo fue un atractivo turístico muy visitado. /Foto: Martín Gómez | El Sol de Acapulco.

En este proceso dinamizador del turismo y de la sociedad se crean sinergias que permite un entorno económico favorable: entre mayor sea la posibilidad de las comunidades locales de incidir en el modelo de desarrollo turístico, mayores serán sus niveles de rentabilidad social.

Pero mientras no se quiera ver que es relevante e importante la diversificación de la oferta, no solo como un proceso especializado en ofertar naturaleza y paisaje, sino generando empleo y valor agregado a las diversas actividades económicas del sector productivo, para generar un mejor bienestar de vida para la población.

Policiaca

Descarta el Gobierno estatal "afrenta" de grupos delictivos

La nueva estrategia de seguridad en Acapulco mantiene el acercamiento social y el reforzamiento de los operativos en la ciudad, asegura el subsecretario de Gobernación, Francisco Rodríguez

Estado

Niños de Chilpancingo pasarán su verano en cuartel de la Policía

El curso temático “Mi verano con seguridad” se desarrollará del 22 de julio al 2 de agosto

Doble Vía

Turistas y la venta de volovanes dan el sustento diario a Irene

Diariamente recorre la avenida Costera para ofrecer sus ricos hojaldres de jamón con queso o hawaianos

Local

Extorsiones afectan a empresarios de Acapulco y Chilpancingo

Ambos municipios reportan un incremento de este delito, denunció el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Julián Urióstegui Carbajal

Estado

Municipios con alza de violencia tendrán seguridad permanente

La gobernadora de Guerrero Evelyn Salgado, instruyó a las fuerzas de seguridad mantener la presencia en municipios prioritarios, entre estos Acapulco

Estado

Operativo de verano dispondrá de 50 efectivos en Chilpancingo

En este despliegue estarán participando 50 trabajadores de áreas de protección civil, bomberos, tránsito y seguridad