/ domingo 30 de julio de 2023

Aguas negras y basura acaban con la Laguna de Tres Palos

Ambientalistas dan pocas esperanzas de rescatar este cuerpo de agua debido a que las autoridades no evitan las descargas del drenaje y la tala de manglares

Ambientalistas dan pocas esperanzas de que se rescate la laguna de Tres Palos, que literalmente agoniza sin que ninguna autoridad de los tres órdenes de gobierno haga algo para corregir que los miles de litros de aguas de drenaje y basura no sigan llegando en forma directa a este cuerpo de agua.

Con una extensión de 15 kilómetros de largo y 5.5 de ancho, que es casi tres veces el tamaño de la bahía de Acapulco, desde cualquier ángulo que se aprecie, la Laguna de Tres Palos revela su exótico paisaje, donde reinaban los manglares y la vegetación de selva baja, que también ha sido afectada por la tala inmoderada.

Se localiza entre Puerto Marqués y el Aeropuerto Internacional de Acapulco, en antaño era ideal para la observación de flora y fauna, mientras se navega en lancha a través de sus canales, pero actualmente sus aguas emanan un olor fétido y su color es chocolatoso, hay partes donde un lodo negro predomina por el estancamiento de las aguas negras.

El ambientalista, Bernardo Salas Roldán, reprochó que a pesar que el problema de la contaminación se denunció desde el año 2000, ninguna autoridad hizo algo para frenar los desarrollos inmobiliarios, que se construyeron sin exigirles que contarán con plantas tratadoras de aguas negras.

De poco sirvió que los mismos funcionarios dieran la voz de alerta sobre el riesgo de que no frenar la contaminación y la sobre explotación que también disminuyó su capacidad productiva, se pondría en un grave problema alimentario a las miles de familias que habitan en los poblados asentados en sus márgenes.

En el 2000, cuando fungía como titular de la Secretaría de Desarrollo Rural del estado, Manuel Popoca Boone, denunció en su momento el problema de la contaminación que recibía del río de la Sabana, toda vez que arrastraba todos los desechos de las colonias asentadas en sus márgenes.

Sin embargo, nunca se corrigió el problema, por el contrario, se autorizó la construcción de nuevos desarrollos inmobiliarios sin supervisión alguna de que contarán con plantas tratadoras de aguas residuales, así que estas descargas van a parar al río de la Sabana, que se ha convertido en principal foco de contaminación.

Ninguna autoridad hace algo para sanear este cuerpo de agua./ Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

Al respecto, la presidenta de Corazones Ambientalistas, Monica Corazón Gordillo, coincidió que el gobierno federal nunca ha invertido recurso alguno en la mitigación de la contaminación, incluso, en la administración municipal que encabezó Adela Román Ocampo, se denunció el problema, pero nunca se actuó.

En aquel entonces, el ahora ex síndico municipal, Javier Solorio Almazán, señaló que más de 40 mil viviendas de condominios y unidades habitacionales construidas en la zona oriente del puerto de Acapulco, arrojan sus aguas residuales al río de la Sabana y a la misma laguna de Tres Palos.

Entre los desarrollos que están contaminando están La Marina Diamante, que si bien es cierto, cuenta con una planta tratadora de aguas negras, pero es insuficiente y el excedente lo arroja al cuerpo de agua, mientras que la Marquesa, carece de está y arroja crudas sus aguas al río de la Sabana.

Pero no son los únicos desarrollos que contaminan, también están Real del Palmar, Campestre La Laguna, Gaviotas I, Gaviotas II y Gaviotas III, cuyas aguas negras desembocan en el río de La Sabana, es así como llegan a la laguna. Esto, claro, sin considerar casas de particulares y nuevos asentamientos humanos que surgen como parte de la anarquía existente.

Anteriormente, el ex diputado local, Moisés Reyes Sandoval, hizo un recorrido en cayuco con autoridades de los tres órdenes de gobierno, quienes pudieron constatar el estado que guardaba este cuerpo de agua, incluso, levantaron muestras y se hizo el compromiso con los dirigentes de las cooperativas de pescadores, de que ahora sí se iba hacer algo para disminuir la contaminación.

Pero a la fecha se ignora qué fin tuvieron los resultados de estas muestras, en virtud que miles de litros cúbicos de aguas negras siguen llegando a la laguna de Tres Palos, razón por la cual, se ha advertido de que la laguna de Tres Palos está a punto de convertirse en una gran fosa séptica.

Arturo Villanueva Genchi, ex presidente de la Federación Pesquera y Acuícola Palabras de México, ubicada en la comunidad el Arenal, denunció que actualmente solo pescan popoyote, tilapia, cuatete y mojarra, en ocasiones camarón de castilla, pero ya no hay más especies que capturar.

Con nostalgia recuerda que antes había alrededor de 30 especies de peces, ahora han desaparecido, por lo que viven de lo poco que sacan y reconoce que hay problemas, porque nadie hace algo para sanear este cuerpo de agua de la que se sostienen 6 mil 500 miembros de al menos 180 cooperativas y 16 federaciones pesqueras.

En ocasiones atrapan la charra, el róbalo y el camarón, pero quedan muy pocos, lo que más abunda es el popoyote, que es lo que más capturan y venden en 15 pesos la docena, pero “ya no hay más, únicamente sacamos para sobrevivir”, dice un tanto melancólico, al tiempo que fija su mirada en el agua turbia que desprende ese característico olor a choquía.

Los nuevos desarrollos están contaminando la laguna./ Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco


Ambientalistas dan pocas esperanzas de que se rescate la laguna de Tres Palos, que literalmente agoniza sin que ninguna autoridad de los tres órdenes de gobierno haga algo para corregir que los miles de litros de aguas de drenaje y basura no sigan llegando en forma directa a este cuerpo de agua.

Con una extensión de 15 kilómetros de largo y 5.5 de ancho, que es casi tres veces el tamaño de la bahía de Acapulco, desde cualquier ángulo que se aprecie, la Laguna de Tres Palos revela su exótico paisaje, donde reinaban los manglares y la vegetación de selva baja, que también ha sido afectada por la tala inmoderada.

Se localiza entre Puerto Marqués y el Aeropuerto Internacional de Acapulco, en antaño era ideal para la observación de flora y fauna, mientras se navega en lancha a través de sus canales, pero actualmente sus aguas emanan un olor fétido y su color es chocolatoso, hay partes donde un lodo negro predomina por el estancamiento de las aguas negras.

El ambientalista, Bernardo Salas Roldán, reprochó que a pesar que el problema de la contaminación se denunció desde el año 2000, ninguna autoridad hizo algo para frenar los desarrollos inmobiliarios, que se construyeron sin exigirles que contarán con plantas tratadoras de aguas negras.

De poco sirvió que los mismos funcionarios dieran la voz de alerta sobre el riesgo de que no frenar la contaminación y la sobre explotación que también disminuyó su capacidad productiva, se pondría en un grave problema alimentario a las miles de familias que habitan en los poblados asentados en sus márgenes.

En el 2000, cuando fungía como titular de la Secretaría de Desarrollo Rural del estado, Manuel Popoca Boone, denunció en su momento el problema de la contaminación que recibía del río de la Sabana, toda vez que arrastraba todos los desechos de las colonias asentadas en sus márgenes.

Sin embargo, nunca se corrigió el problema, por el contrario, se autorizó la construcción de nuevos desarrollos inmobiliarios sin supervisión alguna de que contarán con plantas tratadoras de aguas residuales, así que estas descargas van a parar al río de la Sabana, que se ha convertido en principal foco de contaminación.

Ninguna autoridad hace algo para sanear este cuerpo de agua./ Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

Al respecto, la presidenta de Corazones Ambientalistas, Monica Corazón Gordillo, coincidió que el gobierno federal nunca ha invertido recurso alguno en la mitigación de la contaminación, incluso, en la administración municipal que encabezó Adela Román Ocampo, se denunció el problema, pero nunca se actuó.

En aquel entonces, el ahora ex síndico municipal, Javier Solorio Almazán, señaló que más de 40 mil viviendas de condominios y unidades habitacionales construidas en la zona oriente del puerto de Acapulco, arrojan sus aguas residuales al río de la Sabana y a la misma laguna de Tres Palos.

Entre los desarrollos que están contaminando están La Marina Diamante, que si bien es cierto, cuenta con una planta tratadora de aguas negras, pero es insuficiente y el excedente lo arroja al cuerpo de agua, mientras que la Marquesa, carece de está y arroja crudas sus aguas al río de la Sabana.

Pero no son los únicos desarrollos que contaminan, también están Real del Palmar, Campestre La Laguna, Gaviotas I, Gaviotas II y Gaviotas III, cuyas aguas negras desembocan en el río de La Sabana, es así como llegan a la laguna. Esto, claro, sin considerar casas de particulares y nuevos asentamientos humanos que surgen como parte de la anarquía existente.

Anteriormente, el ex diputado local, Moisés Reyes Sandoval, hizo un recorrido en cayuco con autoridades de los tres órdenes de gobierno, quienes pudieron constatar el estado que guardaba este cuerpo de agua, incluso, levantaron muestras y se hizo el compromiso con los dirigentes de las cooperativas de pescadores, de que ahora sí se iba hacer algo para disminuir la contaminación.

Pero a la fecha se ignora qué fin tuvieron los resultados de estas muestras, en virtud que miles de litros cúbicos de aguas negras siguen llegando a la laguna de Tres Palos, razón por la cual, se ha advertido de que la laguna de Tres Palos está a punto de convertirse en una gran fosa séptica.

Arturo Villanueva Genchi, ex presidente de la Federación Pesquera y Acuícola Palabras de México, ubicada en la comunidad el Arenal, denunció que actualmente solo pescan popoyote, tilapia, cuatete y mojarra, en ocasiones camarón de castilla, pero ya no hay más especies que capturar.

Con nostalgia recuerda que antes había alrededor de 30 especies de peces, ahora han desaparecido, por lo que viven de lo poco que sacan y reconoce que hay problemas, porque nadie hace algo para sanear este cuerpo de agua de la que se sostienen 6 mil 500 miembros de al menos 180 cooperativas y 16 federaciones pesqueras.

En ocasiones atrapan la charra, el róbalo y el camarón, pero quedan muy pocos, lo que más abunda es el popoyote, que es lo que más capturan y venden en 15 pesos la docena, pero “ya no hay más, únicamente sacamos para sobrevivir”, dice un tanto melancólico, al tiempo que fija su mirada en el agua turbia que desprende ese característico olor a choquía.

Los nuevos desarrollos están contaminando la laguna./ Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco


Local

Inmuebles en ruinas dañan la imagen de La Quebrada

Desde el paso del huracán Otis, locales que albergaban reconocidos establecimientos, ahora se encuentran abandonados

Estado

¡Tome precauciones! Canícula afecta más a niños y ancianos

Se debe prevenir golpes de calor, así como enfermedades de la piel y gastrointestinales, recomienda el IMSS

Doble Vía

Con sal y limón o en salsa, así disfrutan las famosas chicatanas

Habitantes de Chilpancingo salen a las calles con sus botes para recoger estos insectos que son un manjar de temporada de lluvias

Estado

Con drones de videovigilancia refuerzan seguridad en Guerrero

Los drones se encuentran realizando el despliegue desde el pasado 9 de julio con la intención de prevenir y disminuir la incidencia delictiva en Guerrero

Local

Empresarios detienen los trabajos de remodelación en La Quebrada

Empresarios de la zona Tradicional exigen a las autoridades cambiar el proyecto en La Quebrada, para evitar el retiro de las 60 velarías que componen el paseo Amor Eterno

Estado

Gobierno reconoce a brigadistas por su combate a 153 incendios

En esta temporada de incendios, más de 206 mil hectáreas fueron consumidas por el fuego, dio a conocer el titular de Protección Civil, Roberto Arroyo Matus