/ miércoles 21 de septiembre de 2022

Comisión sobre Guerra Sucia inicia inspecciones en Campo Militar 1 para esclarecer delitos

Alrededor de 60 personas lograron ingresar a diferentes áreas en las que, de acuerdo con la documentación militar y testimonios de sobrevivientes, se habrían cometido diversos delitos

Familiares y víctimas, acompañados de personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Comisión Nacional de Búsqueda, lograron ingresar por primera vez a las instalaciones del Campo Militar No. 1 donde presuntamente se cometieron violaciones de derechos humanos por parte del Ejército durante el período conocido como “Guerra Sucia”.

Como parte de las demandas para esclarecer lo ocurrido en la instalación militar entre 1965 y 1990, 61 personas lograron ingresar ayer a diferentes áreas en las que, de acuerdo con la documentación militar y testimonios de sobrevivientes, se habrían cometido diversos delitos.

Te recomendamos: Segob pide a la FGR reabrir 245 casos de la Guerra Sucia

“Las acciones de reconocimiento, que concluirán el 22 de septiembre, tienen el objetivo de identificar espacios dentro del Campo Militar No. 1-A, en los que presuntamente se cometieron violaciones graves a derechos humanos y documentarlos con metodología pericial”, detalló la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia, instancia que inició en junio pasado las gestiones para la investigación de estos hechos.

Durante la visita al Campo Militar, además de las instancias mencionadas, también lograron entrar peritos criminalistas, arquitectos y personal de acompañamiento psicosocial junto a la Comisión de la Verdad, la cual se comprometió a continuar con el proceso de inspección en aquellos puntos que las personas sobrevivientes y familiares señalen como posibles sitios de detención clandestina.

A pesar de ser un sustancial avance en uno de los cinco puntos contemplados en plan de trabajo, en junio pasado, luego de que el gobierno federal autorizó la apertura de los archivos militares correspondientes a ese período, la CNDH, dirigida por Rosario Ibarra de Piedra, en su posicionamiento del 23 de ese mes, vio como “preocupante” que las autoridades pretendan dar un trato equitativo a las víctimas con quienes se les acusa de haber cometido vejaciones entre 1965 y 1990.

En 1977, la activista Rosario Ibarra de Piedra fundó el Comité ¡Eureka!, formado por madres que buscaban a sus hijos capturados por las fuerzas del Estado y que contabilizó al menos 564 desaparecidos por la "Guerra sucia".

“Nos preocupa que, tratándose de una investigación sobre violaciones graves de derechos humanos cometidos por el Estado a través de miembros del Ejército, se pretenda equiparar a las víctimas de esas violaciones con los soldados que cometieron esas violaciones y que, si bien pudieron haber caído en esas acciones, de modo alguno pueden tener el mismo tratamiento de quienes sufrieron vejaciones, detenciones arbitrarias, violaciones graves, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, tortura, etc”, apuntó Rosario Ibarra.

Reiteró la necesidad de que las autoridades del Estado tomen las medidas necesarias para el pleno esclarecimiento de los hechos, de tal manera que se construya una relación cercana y empática con las víctimas y colectivos de víctimas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Además de la revisión de las instalaciones del Campo Militar No. 1 también se contempla la revisión de archivos y documentos; realizar entrevistas y testimonios de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional que cuente con información referente a los hechos; consultar los casos individuales sobre las presuntas violaciones de derechos humanos; y como último lugar recoger testimonios de las víctimas.

|| Con información de EFE ||

Familiares y víctimas, acompañados de personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Comisión Nacional de Búsqueda, lograron ingresar por primera vez a las instalaciones del Campo Militar No. 1 donde presuntamente se cometieron violaciones de derechos humanos por parte del Ejército durante el período conocido como “Guerra Sucia”.

Como parte de las demandas para esclarecer lo ocurrido en la instalación militar entre 1965 y 1990, 61 personas lograron ingresar ayer a diferentes áreas en las que, de acuerdo con la documentación militar y testimonios de sobrevivientes, se habrían cometido diversos delitos.

Te recomendamos: Segob pide a la FGR reabrir 245 casos de la Guerra Sucia

“Las acciones de reconocimiento, que concluirán el 22 de septiembre, tienen el objetivo de identificar espacios dentro del Campo Militar No. 1-A, en los que presuntamente se cometieron violaciones graves a derechos humanos y documentarlos con metodología pericial”, detalló la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia, instancia que inició en junio pasado las gestiones para la investigación de estos hechos.

Durante la visita al Campo Militar, además de las instancias mencionadas, también lograron entrar peritos criminalistas, arquitectos y personal de acompañamiento psicosocial junto a la Comisión de la Verdad, la cual se comprometió a continuar con el proceso de inspección en aquellos puntos que las personas sobrevivientes y familiares señalen como posibles sitios de detención clandestina.

A pesar de ser un sustancial avance en uno de los cinco puntos contemplados en plan de trabajo, en junio pasado, luego de que el gobierno federal autorizó la apertura de los archivos militares correspondientes a ese período, la CNDH, dirigida por Rosario Ibarra de Piedra, en su posicionamiento del 23 de ese mes, vio como “preocupante” que las autoridades pretendan dar un trato equitativo a las víctimas con quienes se les acusa de haber cometido vejaciones entre 1965 y 1990.

En 1977, la activista Rosario Ibarra de Piedra fundó el Comité ¡Eureka!, formado por madres que buscaban a sus hijos capturados por las fuerzas del Estado y que contabilizó al menos 564 desaparecidos por la "Guerra sucia".

“Nos preocupa que, tratándose de una investigación sobre violaciones graves de derechos humanos cometidos por el Estado a través de miembros del Ejército, se pretenda equiparar a las víctimas de esas violaciones con los soldados que cometieron esas violaciones y que, si bien pudieron haber caído en esas acciones, de modo alguno pueden tener el mismo tratamiento de quienes sufrieron vejaciones, detenciones arbitrarias, violaciones graves, ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada, tortura, etc”, apuntó Rosario Ibarra.

Reiteró la necesidad de que las autoridades del Estado tomen las medidas necesarias para el pleno esclarecimiento de los hechos, de tal manera que se construya una relación cercana y empática con las víctimas y colectivos de víctimas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Además de la revisión de las instalaciones del Campo Militar No. 1 también se contempla la revisión de archivos y documentos; realizar entrevistas y testimonios de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional que cuente con información referente a los hechos; consultar los casos individuales sobre las presuntas violaciones de derechos humanos; y como último lugar recoger testimonios de las víctimas.

|| Con información de EFE ||

Estado

Hombres armados interceptan al Padre Fili en Chiapas

El sacerdote Filiberto Velazquez, director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello dijo que los hechos ocurrieron en la localidad de Raudales Malpaso en Chiapas

Local

Empresarios ven bien designar a un militar en Seguridad Pública

Miembros de la Canaco en Acapulco dan voto de confianza al Coronel Eduardo Arturo Baillers Mendoza en la encomienda de velar por la seguridad de los acapulqueños

Local

Remodelación de El Parazal lleva paralizada más de cinco meses

La obra inició en el 2023 y se realizaría en dos etapas con más de 25 millones de pesos; locatarios urgen el retiro de escombros y basura

Estado

Buscan reeducar a más de dos mil agresores de mujeres en Guerrero

Se trata de una estrategia educativa en materia de derechos humanos y perspectiva de género para quienes incurren en algún tipo de violencia contra las mujeres

Estado

¿Eres artesano? Guerrero premia a las Manos Creadoras ¡Toma nota!

"Lo hecho en Guerrero está bien hecho" es un certamen que busca fomentar y promover la artesanía local y transmitirlas a las nuevas generaciones

Local

Arriban 500 militares a Acapulco para reforzar la seguridad 

La Sedena informó que con estos efectivos se reafirma la decisión del gobierno federal por detener las actividades de la delincuencia organizada en Acapulco