/ miércoles 1 de noviembre de 2023

Pequeños comercios enfrentan desabasto tras paso de huracán Otis: ANPEC

La principal afectación que ahora padecen es la falta de abasto que les permita ofrecer un servicio regular a las comunidades, colonias y barriadas a las que atienden

Otis provocó grandes pérdidas en los más de 16 mil pequeños comercios que operan en Acapulco y zonas aledañas, dejándolos en desabasto, además de pérdida de mercancías, toldos, estantería, refrigeradores y vidrios rotos, reportó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

La principal afectación que ahora padecen es la falta de abasto que les permita ofrecer un servicio regular a las comunidades, colonias y barriadas a las que atienden.

Te podría interesar: Basura generada por paso de Otis podría demorar una semana más en recogerse: Abelina López

“El pequeño comercio está viviendo horas difíciles y complicadas para brindar su servicio y honrar su condición resiliente que le caracteriza a la hora de los grandes problemas; sin embargo, se están utilizando todos los recursos que se tienen al alcance para funcionar en las mejores condiciones posibles, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Otis es el huracán más destructivo en la vida reciente del país, vino a exhibir el estado de vulnerabilidad en el que vivimos los mexicanos al no contar con una cultura enraizada de prevención.

Como sociedad tenemos la equivocada idea de que todo gasto, ahorro o inversión que se haga para prevenir y atenuar las consecuencias negativas de los eventuales desastres naturales que año tras año nos azotan con mayor intensidad es innecesario y se puede evitar.

Pensamos que son fondos perdidos debido a que, al no pasar la desgracia, consideramos no pagar el costo de la prevención de algo que, supuestamente, no va a suceder.

“No se trata sólo de contar con un Fondo para Desastres Naturales (FONDEN), es algo más delicado, se exige contar con protocolos de protección civil para las emergencias, sismos, terremotos, incendios, derrumbes, tsunamis y huracanes.

"Un protocolo significa que la gente sepa qué es lo que tiene que hacer ante una amenaza de desastre como, en el caso que nos ocupa narrar, el huracán Otis. En otras latitudes del mundo la población se prepara para enfrentarlo tomando un sin número de medidas, incluso realizando evacuaciones. De tal forma que el huracán Otis viene a evidenciar esta manera extraña e irresponsable de vivir que tenemos, de no tomar los riesgos con la seriedad debida”, reflexionó Rivera.

Señaló que no es posible enfrentar riesgos confiándonos a la suerte y decir “que nos pudo ir peor”.

Otis provocó grandes pérdidas en los más de 16 mil pequeños comercios que operan en Acapulco y zonas aledañas, dejándolos en desabasto, además de pérdida de mercancías, toldos, estantería, refrigeradores y vidrios rotos, reportó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

La principal afectación que ahora padecen es la falta de abasto que les permita ofrecer un servicio regular a las comunidades, colonias y barriadas a las que atienden.

Te podría interesar: Basura generada por paso de Otis podría demorar una semana más en recogerse: Abelina López

“El pequeño comercio está viviendo horas difíciles y complicadas para brindar su servicio y honrar su condición resiliente que le caracteriza a la hora de los grandes problemas; sin embargo, se están utilizando todos los recursos que se tienen al alcance para funcionar en las mejores condiciones posibles, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

Otis es el huracán más destructivo en la vida reciente del país, vino a exhibir el estado de vulnerabilidad en el que vivimos los mexicanos al no contar con una cultura enraizada de prevención.

Como sociedad tenemos la equivocada idea de que todo gasto, ahorro o inversión que se haga para prevenir y atenuar las consecuencias negativas de los eventuales desastres naturales que año tras año nos azotan con mayor intensidad es innecesario y se puede evitar.

Pensamos que son fondos perdidos debido a que, al no pasar la desgracia, consideramos no pagar el costo de la prevención de algo que, supuestamente, no va a suceder.

“No se trata sólo de contar con un Fondo para Desastres Naturales (FONDEN), es algo más delicado, se exige contar con protocolos de protección civil para las emergencias, sismos, terremotos, incendios, derrumbes, tsunamis y huracanes.

"Un protocolo significa que la gente sepa qué es lo que tiene que hacer ante una amenaza de desastre como, en el caso que nos ocupa narrar, el huracán Otis. En otras latitudes del mundo la población se prepara para enfrentarlo tomando un sin número de medidas, incluso realizando evacuaciones. De tal forma que el huracán Otis viene a evidenciar esta manera extraña e irresponsable de vivir que tenemos, de no tomar los riesgos con la seriedad debida”, reflexionó Rivera.

Señaló que no es posible enfrentar riesgos confiándonos a la suerte y decir “que nos pudo ir peor”.

Local

Acapulco preparado para recibir a turistas en temporada más larga del año

El secretario de Turismo en en estado, Simón Quiñones Orozco, dijo que Acapulco está listo para recibir a los paseantes que lo visiten en esta temporada vacacional de verano

Policiaca

Incendio consumió tres negocios; propietaria descarta extorsión

Un desperfecto en uno de los tanques de gas del restaurante “Mi Verada Tropical” fue el origen del siniestro

Local

Empresarios ven bien designar a un militar en Seguridad Pública

Miembros de la Canaco en Acapulco dan voto de confianza al Coronel Eduardo Arturo Baillers Mendoza en la encomienda de velar por la seguridad de los acapulqueños

Estado

Hombres armados interceptan al Padre Fili en Chiapas

El sacerdote Filiberto Velazquez, director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello dijo que los hechos ocurrieron en la localidad de Raudales Malpaso en Chiapas

Local

Remodelación de El Parazal lleva paralizada más de cinco meses

La obra inició en el 2023 y se realizaría en dos etapas con más de 25 millones de pesos; locatarios urgen el retiro de escombros y basura

Estado

Buscan reeducar a más de dos mil agresores de mujeres en Guerrero

Se trata de una estrategia educativa en materia de derechos humanos y perspectiva de género para quienes incurren en algún tipo de violencia contra las mujeres