/ viernes 14 de enero de 2022

Con "la bola" deja sus viejos como nuevos

Don Justino ofrece sus servicios de lustrador de calzado en la plaza Juan Álvarez

Como si se tratara de un cazador, el viejo bolero Justino Domínguez, con mirada aguda, acecha a su selecta clientela en la plaza Juan Álvarez, para ofrecer sus servicios de lustrador de calzado y ganarse unos pesos.

Instalado en un punto estratégico del zócalo porteño, bajo la sombra de una enorme Ceiba, con su cajón y su lista de herramientas, ofrece sus servicios a los transeúntes, tal y como lo ha hecho desde hace 35 años.

Lee también: Plomeros claman por trabajo enmedio de la crisis económica

En entrevista, recuerda que el oficio de bolero lo aprendió de su padre don Benigno, ya fallecido, quien a los 10 años de edad, le compartió los secretos de la forma adecuada en que se debe lustrar el calzado y devolverle la vida.

Cualquiera puede ser bolero, pero pocos son los que utilizan una vieja técnica, que se transmite de generación en generación, que es el secreto para que el calzado luzca como nuevo y no quede opaco, dice Justino, sin dejar de escudriñar el perímetro.

Tengo 35 años trabajando en el zócalo y en todo ese tiempo, nadie ha quedado inconforme con mi trabajo, aquí llegan, políticos, funcionarios, abogados, y personas comunes a lustrarse el calzado, porque saben que los dejo como nuevos, se ufana orgulloso.

Recuerda que el oficio de bolero lo aprendió de su padre don Benigno, ya fallecido. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

A pregunta si de aquí ha sacado adelante a su familia, Justino Domínguez, dijo que de aquí saca para el sustento diario y también dijo que uno de sus hermanos, sacó del oficio de bolero, quien tenía su propia clientela en el pasaje del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sobre Cuauhtémoc.

Con un rostro de nostalgia, recordó que en sus inicios recorrió calles y cantinas, con su cajón cargando y por boleada cobraba tres pesos, hoy la tarifa es de 35 pesos, pero aseguró que el cliente tiene la seguridad de que sus zapatos quedarán como nuevos "y si no les gusta, que no regresen, pero regresan porque queda como nuevo su calzado".

Como si se tratara de un cazador, el viejo bolero Justino Domínguez, con mirada aguda, acecha a su selecta clientela en la plaza Juan Álvarez, para ofrecer sus servicios de lustrador de calzado y ganarse unos pesos.

Instalado en un punto estratégico del zócalo porteño, bajo la sombra de una enorme Ceiba, con su cajón y su lista de herramientas, ofrece sus servicios a los transeúntes, tal y como lo ha hecho desde hace 35 años.

Lee también: Plomeros claman por trabajo enmedio de la crisis económica

En entrevista, recuerda que el oficio de bolero lo aprendió de su padre don Benigno, ya fallecido, quien a los 10 años de edad, le compartió los secretos de la forma adecuada en que se debe lustrar el calzado y devolverle la vida.

Cualquiera puede ser bolero, pero pocos son los que utilizan una vieja técnica, que se transmite de generación en generación, que es el secreto para que el calzado luzca como nuevo y no quede opaco, dice Justino, sin dejar de escudriñar el perímetro.

Tengo 35 años trabajando en el zócalo y en todo ese tiempo, nadie ha quedado inconforme con mi trabajo, aquí llegan, políticos, funcionarios, abogados, y personas comunes a lustrarse el calzado, porque saben que los dejo como nuevos, se ufana orgulloso.

Recuerda que el oficio de bolero lo aprendió de su padre don Benigno, ya fallecido. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

A pregunta si de aquí ha sacado adelante a su familia, Justino Domínguez, dijo que de aquí saca para el sustento diario y también dijo que uno de sus hermanos, sacó del oficio de bolero, quien tenía su propia clientela en el pasaje del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sobre Cuauhtémoc.

Con un rostro de nostalgia, recordó que en sus inicios recorrió calles y cantinas, con su cajón cargando y por boleada cobraba tres pesos, hoy la tarifa es de 35 pesos, pero aseguró que el cliente tiene la seguridad de que sus zapatos quedarán como nuevos "y si no les gusta, que no regresen, pero regresan porque queda como nuevo su calzado".

Estado

Periodistas exigen justicia por crímenes de colegas

Protestaron en la caseta de Palo Blanco de la Autopista del Sol

Estado

Hará Evelyn Salgado balance de 100 días de gobierno

Se reunirá el jueves 27 de enero con integrantes del Poder Legislativo y Judicial

Estado

Trabajadores no deben faltar tras recibir la vacuna: Salud

"Se pueden atender con medicamento sintomático", dijo la secretaria de Salud estatal, Aidé Ibarez Castro

Política

Hangar presidencial paga 2.2 mdp de agua

Ahí está estacionado el avión que López Obrador no ha podido vender desde que inició su gobierno

Política

Crean frente para frenar contaminación de Río Bravo

La cuenca involucra a ocho estados, cinco del lado mexicano y tres del lado estadounidense

Mundo

Permiten a Assange apelar su extradición

Un tribunal envía a la Corte Suprema británica su caso; la justicia “aún está lejos”

Gossip

Buck, la comadreja de La era de hielo protagoniza la nueva entrega

Al actor Simon Pegg, quien da voz en inglés a Buck, le llevó 12 años llevar el papel principal en la historias deriva de La era de hielo

Gossip

Pinocho, la cinta que Guillermo del Toro quiso filmar desde su infancia

El ganador del Oscar estrenará en diciembre su versión del cuento clásico con una versión en stop motion. Parte de la animación se realizó en El Taller del Chucho en Guadalajara

Círculos

Sigue estas tres tendencias 2022 que son consecuencia de la pandemia

Los cambios en las colorimetrías, diseños y texturas se adaptan al contexto del confinamiento tanto en el calzado como en las prendas