/ lunes 8 de junio de 2020

Manejo de crisis

La pandemia mundial que estamos viviendo a partir de su primera manifestación a finales de 2019 en Wuhan, República Popular China, ha puesto a todos los Jefes de Estado y de Gobierno en el banquillo de los acusados por el buen o mal manejo a la crisis sanitaria, economica y política que le dieron en sus respectivos países.

Han transcurrido seis meses en todo el mundo con cifras contundentes y tal ves subestimadas del número de contagiados y fallecidos; suficiente para tener una evaluación preliminar del impacto en la infraestructura sanitaria, económica y social que ha dejado y dejará el Covid19.

La percepción a la respuesta adecuada en el manejo de crisis se reflejó de manera positiva en China con Xi Jinping, Alemania con Angela Merker, Corea del Sur con Moon Jae-in y Costa Rica con Carlos Alvarado Quezada.

Casos contrarios son los de Donald Trump en los Estados Unidos de América, Jair Bolsonaro en Brasil y Andrés Manuel López Obrador en México, coincidentemente, los tres entre los primeros diez países con más contagios y decesos registrados en esta crisis mundial.

Trump, tuvo la presión de la mayoría de los gobernadores de la Unión Americana y de la población para la reactivación económica, con fuertes fricciones políticas debido a la titubeante y tardía reacción en el manejo de crisis. Bolsonaro se confrontó con los gobernadores de Sao Paulo y Río de Janeiro y le renunciaron dos Ministros de Salud por no estar de acuerdo en su estrategia de la "inmunidad de rebaño" con resultados desastrosos. López Obrador, con un inicio relajado, poniendo el mal ejemplo de lo que no se debía hacer, invitando a salir, abrazando y besando a la población en sus giras, con mínimas pruebas de Covid19 a nivel nacional e insuficiente infraestructura hospitalaria y médica. Hoy, ocho gobernadores tomaron la decisión de tener una agenda propia de salud, paralela a la del gobierno federal por las contradicciones y pérdida de credibilidad del Dr. Hugo López Gatel.

En Guerrero, el alineamiento, disciplina y sobriedad por hacer lo correcto a partir de lo que se tiene, le ha valido al Gobernador Héctor Astudillo Flores el reconocimiento a su trabajo constante y persistente a favor de la población en tiempos del Coronavirus.

Por supuesto que ningún país a nivel mundial estaba preparando para enfrentar una situación de tal magnitud y consecuencias de salud, económicas y sociales que estamos viviendo y lo que vendrá.

Cómo siempre, usted tiene la mejor opinión.

La pandemia mundial que estamos viviendo a partir de su primera manifestación a finales de 2019 en Wuhan, República Popular China, ha puesto a todos los Jefes de Estado y de Gobierno en el banquillo de los acusados por el buen o mal manejo a la crisis sanitaria, economica y política que le dieron en sus respectivos países.

Han transcurrido seis meses en todo el mundo con cifras contundentes y tal ves subestimadas del número de contagiados y fallecidos; suficiente para tener una evaluación preliminar del impacto en la infraestructura sanitaria, económica y social que ha dejado y dejará el Covid19.

La percepción a la respuesta adecuada en el manejo de crisis se reflejó de manera positiva en China con Xi Jinping, Alemania con Angela Merker, Corea del Sur con Moon Jae-in y Costa Rica con Carlos Alvarado Quezada.

Casos contrarios son los de Donald Trump en los Estados Unidos de América, Jair Bolsonaro en Brasil y Andrés Manuel López Obrador en México, coincidentemente, los tres entre los primeros diez países con más contagios y decesos registrados en esta crisis mundial.

Trump, tuvo la presión de la mayoría de los gobernadores de la Unión Americana y de la población para la reactivación económica, con fuertes fricciones políticas debido a la titubeante y tardía reacción en el manejo de crisis. Bolsonaro se confrontó con los gobernadores de Sao Paulo y Río de Janeiro y le renunciaron dos Ministros de Salud por no estar de acuerdo en su estrategia de la "inmunidad de rebaño" con resultados desastrosos. López Obrador, con un inicio relajado, poniendo el mal ejemplo de lo que no se debía hacer, invitando a salir, abrazando y besando a la población en sus giras, con mínimas pruebas de Covid19 a nivel nacional e insuficiente infraestructura hospitalaria y médica. Hoy, ocho gobernadores tomaron la decisión de tener una agenda propia de salud, paralela a la del gobierno federal por las contradicciones y pérdida de credibilidad del Dr. Hugo López Gatel.

En Guerrero, el alineamiento, disciplina y sobriedad por hacer lo correcto a partir de lo que se tiene, le ha valido al Gobernador Héctor Astudillo Flores el reconocimiento a su trabajo constante y persistente a favor de la población en tiempos del Coronavirus.

Por supuesto que ningún país a nivel mundial estaba preparando para enfrentar una situación de tal magnitud y consecuencias de salud, económicas y sociales que estamos viviendo y lo que vendrá.

Cómo siempre, usted tiene la mejor opinión.

lunes 29 de junio de 2020

La política del sándwich

domingo 21 de junio de 2020

México y el Consejo de Seguridad

domingo 14 de junio de 2020

Las ocho columnas

lunes 08 de junio de 2020

Manejo de crisis

domingo 24 de mayo de 2020

Pandemia y humo

lunes 18 de mayo de 2020

Las fuerzas armadas de México

lunes 20 de abril de 2020

Pandemia, despensas y aislamiento

lunes 06 de abril de 2020

Hasta que Dios quiera...

miércoles 11 de marzo de 2020

Mujeres, con ellas, todo, sin ellas, nada

Cargar Más