/ viernes 10 de noviembre de 2023

Amenazan a familias de policías asesinados en Coyuca de Benítez

Al no contar con el apoyo de autoridades, huyen del municipio ante el acoso de grupos delictivos

La violencia y el huracán Otis generaron el éxodo de familias del municipio de Coyuca de Benítez que se encuentran en alta vulnerabilidad, amenazadas por los grupos delincuenciales y sin apoyo de las instancias gubernamentales.

El 23 de octubre fueron asesinados 13 policías, entre ellos el director de Seguridad Pública, hoy sus familiares desde otras entidades de la República han revelado que el ataque no fue fortuito, que los elementos habían sido amenazados antes por el grupo delictivo que controla la región y las autoridades no hicieron nada para protegerlos.

Lea también: Soldados, marinos y la Guardia vigilan en Coyuca de Benítez

Entre las cosas que se revelaron, es que el día del atentado inicialmente cuatro policías fueron desarmados, les quitaron la patrulla y los obligaron a pedir apoyo a sus mandos, después los hincaron y los asesinaron al propinarles el tiro de gracia. En el apoyo se trasladaron 9 elementos, incluido el director de Seguridad Pública quienes fueron recibidos a balazos y los masacraron.

Los familiares expresaron que las amenazas las revivieron varias ocasiones por emisarios del grupo delictivo que dirige Salvador (Chava) Granados, quienes pretendieron obligar a los policías a convertirse en parte de la agrupación delictiva y al encontrar negativa, asesinaron a todos los elementos.

Al día siguiente de los asesinatos las familias recibieron los cuerpos, los sepultaron sin ningún homenaje porque había amenazas de que si se hacía cualquier acto de reconocimiento a su labor atacarían a todos los asistentes, el presidente municipal Ossiel Pacheco, desapareció del municipio y no apoyó en nada a las familias de sus colaboradores.

Uno de los policías asesinados en la emboscada quedó tirado junto a una patrulla. /Foto: Cortesía @SSP.

Las familias huyeron de Coyuca, buscaron refugio en Acapulco, pero al día siguiente les llegó el huracán Otis, por ello tomaron lo que pudieron y salieron de Guerrero, hoy desde la clandestinidad han hecho público el martirio que vivieron para poder sepultar sus muertos, el miedo que sintieron de acompañarlos al panteón y el olvido de las autoridades que no fueron capaces de ofrecerles ninguna protección.

Francisco, quien es cuñado del policía municipal asesinado de nombre Carlos, expresó que después de la masacre las amenazas fueron para toda la familia y se sabe que son personas que, si tiene condiciones para cumplir esa amenaza por ello, tuvieron que irse de Guerrero.

"Llegaron amenazas de muerte y junté a mi familia, a mi hermana y sobrinos y a escondidas salimos rumbo a Acapulco, por eso llamamos al presidente Andrés López Obrador que voltee a vernos y otorgue ayuda. Ya que las autoridades del municipio de Coyuca y las del Estado nos han dejado solos".

El denunciante explicó que él trabaja en el transporte público y tuvo que abandonar su empleo, se quedaron las pocas pertenencias que la mayoría fueron dañadas por Otis y hoy buscamos iniciar una nueva vida alejados de la violencia.

Los Granados a los que se señaló de ser responsables del crimen de 13 policías pertenecen a la llamada "Federación Guerrerense" que encabeza el grupo delictivos conocido como Los Tlacos, que este mes de noviembre cumplen un año de conflictos con la Familia Michoacana por el control del territorio de Guerrero para controlar las extorsiones y el trasiego de drogas.

La violencia y el huracán Otis generaron el éxodo de familias del municipio de Coyuca de Benítez que se encuentran en alta vulnerabilidad, amenazadas por los grupos delincuenciales y sin apoyo de las instancias gubernamentales.

El 23 de octubre fueron asesinados 13 policías, entre ellos el director de Seguridad Pública, hoy sus familiares desde otras entidades de la República han revelado que el ataque no fue fortuito, que los elementos habían sido amenazados antes por el grupo delictivo que controla la región y las autoridades no hicieron nada para protegerlos.

Lea también: Soldados, marinos y la Guardia vigilan en Coyuca de Benítez

Entre las cosas que se revelaron, es que el día del atentado inicialmente cuatro policías fueron desarmados, les quitaron la patrulla y los obligaron a pedir apoyo a sus mandos, después los hincaron y los asesinaron al propinarles el tiro de gracia. En el apoyo se trasladaron 9 elementos, incluido el director de Seguridad Pública quienes fueron recibidos a balazos y los masacraron.

Los familiares expresaron que las amenazas las revivieron varias ocasiones por emisarios del grupo delictivo que dirige Salvador (Chava) Granados, quienes pretendieron obligar a los policías a convertirse en parte de la agrupación delictiva y al encontrar negativa, asesinaron a todos los elementos.

Al día siguiente de los asesinatos las familias recibieron los cuerpos, los sepultaron sin ningún homenaje porque había amenazas de que si se hacía cualquier acto de reconocimiento a su labor atacarían a todos los asistentes, el presidente municipal Ossiel Pacheco, desapareció del municipio y no apoyó en nada a las familias de sus colaboradores.

Uno de los policías asesinados en la emboscada quedó tirado junto a una patrulla. /Foto: Cortesía @SSP.

Las familias huyeron de Coyuca, buscaron refugio en Acapulco, pero al día siguiente les llegó el huracán Otis, por ello tomaron lo que pudieron y salieron de Guerrero, hoy desde la clandestinidad han hecho público el martirio que vivieron para poder sepultar sus muertos, el miedo que sintieron de acompañarlos al panteón y el olvido de las autoridades que no fueron capaces de ofrecerles ninguna protección.

Francisco, quien es cuñado del policía municipal asesinado de nombre Carlos, expresó que después de la masacre las amenazas fueron para toda la familia y se sabe que son personas que, si tiene condiciones para cumplir esa amenaza por ello, tuvieron que irse de Guerrero.

"Llegaron amenazas de muerte y junté a mi familia, a mi hermana y sobrinos y a escondidas salimos rumbo a Acapulco, por eso llamamos al presidente Andrés López Obrador que voltee a vernos y otorgue ayuda. Ya que las autoridades del municipio de Coyuca y las del Estado nos han dejado solos".

El denunciante explicó que él trabaja en el transporte público y tuvo que abandonar su empleo, se quedaron las pocas pertenencias que la mayoría fueron dañadas por Otis y hoy buscamos iniciar una nueva vida alejados de la violencia.

Los Granados a los que se señaló de ser responsables del crimen de 13 policías pertenecen a la llamada "Federación Guerrerense" que encabeza el grupo delictivos conocido como Los Tlacos, que este mes de noviembre cumplen un año de conflictos con la Familia Michoacana por el control del territorio de Guerrero para controlar las extorsiones y el trasiego de drogas.

Estado

Confirma Gobierno quema de vehículos y casas en Chilapa

La Secretaría de Seguridad Pública instruyó un operativo conjunto con la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano

Estado

Obispo emérito Salvador Rangel Mendoza reaparece en Chilapa

La reaparición pública de Rangel Mendoza en una celebración en Chilapa, se da casi un mes después de que presuntamente fuera vÍctima de un secuestro exprés en Morelos

Local

Inicia instalación de semáforos en Costera tras siete meses de Otis

Este jueves inició la instalación de los primeros semáforos en la avenida Costera Miguel Alemán por la empresa Semex luego de la destrucción de los aparatos por Otis

Local

Acapulco tendrá más cuartos de hotel en temporada de verano

Serán más de diez mil habitaciones disponibles para los turistas que visiten el puerto, asegura el secretario de Turismo municipal, David Abarca

Estado

Habrá cárcel para quien cometa maltrato animal: Congreso local

Legisladores aprobaron la modificación a la Ley de Bienestar Animal para sancionar con prisión a quienes maltraten o causen la muerte a animales

Elecciones 2024

Debatirán por primera y única vez los 10 candidatos a la Alcaldía

Será este viernes 24 de mayo cuando se lleve a cabo a puerta cerrada en las instalaciones del IEPC