/ miércoles 1 de febrero de 2023

El Niño Dios de la Abundancia es "trending"

Primero fue el Niño Médico por la pandemia y el Niño Futbolista, ahora familias acapulqueñas vestirán al Niño de la Abundancia para atraer el dinero que tanta falta les hace

Este 2 de febrero, Día de la Candelaria, además de reunirse con los amigos y familiares que partieron la Rosca de Reyes para degustar los tradicionales tamales, es también fecha en que se acostumbra levantar al Niño Dios del nacimiento que se colocó en el pesebre en la Navidad.

La mayoría de los fieles católicos acostumbran a vestirlo con ropa de tela brillante como los ropones, sin embargo, los acontecimientos de la vida han cambiado la manera de su vestir.

En el 2022 cuando la pandemia del Covid-19 estaba más latente, las personas vistieron al Niño Dios de Médico, para atraer salud para el mundo.

Este año la vestimenta se ha vuelto "trendding" vestir al Niño de la abundancia, el cual en su diseño lleva monedas para atraer dinero en sus familias.

Los trajes son del Sagrado Corazón de Jesús, el niño cautivo, San Judas Tadeo, Niño de la abundancia, San Francisco de Asís, Divino Maestro y Santo Niño de Atocha./ Foto: Heidi Nieves | El Sol de Acapulco


Alberto, quien tiene más de 35 años vendiendo en el Mercado Central, dijo que dentro de los favoritos está en Niño futbolista, de los cuales hay trajes de los diferentes equipos de fútbol mexicano y esos son los que más se venden.

También está el traje del Sagrado Corazón de Jesús, el niño cautivo, San Judas Tadeo, Niño de la abundancia, San Francisco de Asís, Divino Maestro, Santo Niño de Atocha, entre otro más que se comercializan desde los 120 pesos hasta los 800 según sea el diseño.

Los pesebres de todos los tamaños./ Foto: Heidi Nieves | El Sol de Acapulco

En los diversos locales del mercado, donde se expenden estos ropones, se pueden adquirir todos los detalles necesarios para confeccionar la indumentaria del niño Dios, incluyendo el halo que rodeará su cabeza, entre infinidad de accesorios que van desde huaraches, zapatos, coronas, báculo, arpa, sombrero, pesebres, sillas, almohadas, sábanas y gran variedad de trajes de diversos tamaños.

No solo se encuentra la ropa sino también los Niños Dios de diferentes tamaños los cuales van del número 8 hasta el 60, así como precios los cuales son variados y van desde los 100 hasta los 500 pesos y son fabricados de material de yeso y resina.

El Niño Dios es llevado en procesión a la iglesia, y ahí es bendecido por el sacerdote, ya de vuelta a casa se guarda, junto con las demás figuras del nacimiento.

Este 2 de febrero, Día de la Candelaria, además de reunirse con los amigos y familiares que partieron la Rosca de Reyes para degustar los tradicionales tamales, es también fecha en que se acostumbra levantar al Niño Dios del nacimiento que se colocó en el pesebre en la Navidad.

La mayoría de los fieles católicos acostumbran a vestirlo con ropa de tela brillante como los ropones, sin embargo, los acontecimientos de la vida han cambiado la manera de su vestir.

En el 2022 cuando la pandemia del Covid-19 estaba más latente, las personas vistieron al Niño Dios de Médico, para atraer salud para el mundo.

Este año la vestimenta se ha vuelto "trendding" vestir al Niño de la abundancia, el cual en su diseño lleva monedas para atraer dinero en sus familias.

Los trajes son del Sagrado Corazón de Jesús, el niño cautivo, San Judas Tadeo, Niño de la abundancia, San Francisco de Asís, Divino Maestro y Santo Niño de Atocha./ Foto: Heidi Nieves | El Sol de Acapulco


Alberto, quien tiene más de 35 años vendiendo en el Mercado Central, dijo que dentro de los favoritos está en Niño futbolista, de los cuales hay trajes de los diferentes equipos de fútbol mexicano y esos son los que más se venden.

También está el traje del Sagrado Corazón de Jesús, el niño cautivo, San Judas Tadeo, Niño de la abundancia, San Francisco de Asís, Divino Maestro, Santo Niño de Atocha, entre otro más que se comercializan desde los 120 pesos hasta los 800 según sea el diseño.

Los pesebres de todos los tamaños./ Foto: Heidi Nieves | El Sol de Acapulco

En los diversos locales del mercado, donde se expenden estos ropones, se pueden adquirir todos los detalles necesarios para confeccionar la indumentaria del niño Dios, incluyendo el halo que rodeará su cabeza, entre infinidad de accesorios que van desde huaraches, zapatos, coronas, báculo, arpa, sombrero, pesebres, sillas, almohadas, sábanas y gran variedad de trajes de diversos tamaños.

No solo se encuentra la ropa sino también los Niños Dios de diferentes tamaños los cuales van del número 8 hasta el 60, así como precios los cuales son variados y van desde los 100 hasta los 500 pesos y son fabricados de material de yeso y resina.

El Niño Dios es llevado en procesión a la iglesia, y ahí es bendecido por el sacerdote, ya de vuelta a casa se guarda, junto con las demás figuras del nacimiento.

Local

Reconstrucción de departamentos avanza lento en zona Diamante

En la avenida Costera Las Palmas todavía se observan numerosos condominios en obra negra, tapizados con hojas de madera o con fachadas destruidas

Doble Vía

"Los Diablos de Teloloapan" narran episodios de la Independencia de México

Con sus peculiares máscaras, esta tradicional danza es un concepto cultural que rememora la batalla de soldados independentistas al mando de Pedro Ascencio Alquisiras contra el ejército de Agustín de Iturbide

Doble Vía

En dos minutos saca flores, grillos y ¡hasta cocodrilos! de palma

En busca de mejorar su economía, Fernando arribó al puerto hace un mes y se gana la vida elaborando figuras con palma real

Finanzas

Congreso Mexicano del Petróleo se realizará en Acapulco: Evelyn

Evelyn Salgado, gobernadora de Guerrero, anunció que Acapulco será sede de la edición 2025 del Congreso Mexicano del Petróleo

Estado

Claman por justicia en funerales del alcalde de Malinaltepec

El cuerpo del alcalde arribó la madrugada de este domingo y será hasta el lunes cuando sea sepultado

Estado

Sismo de magnitud 5.2 no afectó infraestructura urbana en Guerrero

El movimiento telúrico con epicentro en San Marcos no afectó viviendas, infraestructura urbana ni personas, informó Protección Civil estatal