/ jueves 13 de abril de 2023

Con dulces y billetes de lotería trae suerte a sus clientes

Don Leonardo Ávila García desempeñó varios oficios antes de establecerse desde hace 25 años como vendedor en el acceso de una tienda comercial

Sobre una caja de madera, pone un cartón y encima acomoda su escasa mercancía, enseguida don Leonardo Ávila García, paciente espera que le compren, tal y como lo ha hecho desde hace 25 años en las escalinatas de un acceso a una tienda comercial, lugar en donde ha visto salir y ocultarse el sol.

Siempre callado, pero sin perder detalles de los transeúntes, dice que hace 80 años nació en la comunidad de Pedro Guerrero, perteneciente a Placeres del Oro, región de la Tierra Caliente, de donde emigró siendo un adolescente de 14 años.

Llegamos al puerto de Acapulco, porque mi madre se casó y su marido fue quien me trajo, quedándose a rentar un pequeño cuarto en la que ahora es la colonia Progreso.

Lee también: Con su flauta de bambú se gana la vida en las calles

Debido a las penurias que atravesaron, no fue a la escuela y tuvo que trabajar para aportar al gasto de su casa, así que se empleó desde cargador de canastas, bolero, vendedor de gelatinas, entre otros oficios, que le permitían ganarse la vida honradamente.

Don Leonardo también vende billetes de lotería. / Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

Dijo que después se casó y tuvo cuatro hijos, cuando estos se independizaron, se instaló en un acceso que esta entre Oceánic 2000 y un restaurante, hace ya 25 años, en donde pone su modesto puesto de venta de dulces y también ofrece billetes de la lotería.

Incluso, don Leonardo, refiere que algunos tuvieron premios, pero nunca los volvió a ver, sin embargo, esto no lo ha desanimado para seguir vendiéndolos a la gente, quienes finalmente son los de la suerte.

A pesar de que la edad se le vino encima, no pierde el buen ánimo y confiesa que ya no piensa regresar a su lugar de origen, pues dice que aquí tiene a toda su familia y aquí tiene planeado descansar eternamente.

Pero mientras esto no sucede, seguirá ganándose la vida vendiendo dulces, muy agradecido con el creador por permitirle llegar a su edad y sobre todo por la oportunidad de conocer a sus nietos, que es la razón de su vida.

Sobre una caja de madera, pone un cartón y encima acomoda su escasa mercancía, enseguida don Leonardo Ávila García, paciente espera que le compren, tal y como lo ha hecho desde hace 25 años en las escalinatas de un acceso a una tienda comercial, lugar en donde ha visto salir y ocultarse el sol.

Siempre callado, pero sin perder detalles de los transeúntes, dice que hace 80 años nació en la comunidad de Pedro Guerrero, perteneciente a Placeres del Oro, región de la Tierra Caliente, de donde emigró siendo un adolescente de 14 años.

Llegamos al puerto de Acapulco, porque mi madre se casó y su marido fue quien me trajo, quedándose a rentar un pequeño cuarto en la que ahora es la colonia Progreso.

Lee también: Con su flauta de bambú se gana la vida en las calles

Debido a las penurias que atravesaron, no fue a la escuela y tuvo que trabajar para aportar al gasto de su casa, así que se empleó desde cargador de canastas, bolero, vendedor de gelatinas, entre otros oficios, que le permitían ganarse la vida honradamente.

Don Leonardo también vende billetes de lotería. / Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

Dijo que después se casó y tuvo cuatro hijos, cuando estos se independizaron, se instaló en un acceso que esta entre Oceánic 2000 y un restaurante, hace ya 25 años, en donde pone su modesto puesto de venta de dulces y también ofrece billetes de la lotería.

Incluso, don Leonardo, refiere que algunos tuvieron premios, pero nunca los volvió a ver, sin embargo, esto no lo ha desanimado para seguir vendiéndolos a la gente, quienes finalmente son los de la suerte.

A pesar de que la edad se le vino encima, no pierde el buen ánimo y confiesa que ya no piensa regresar a su lugar de origen, pues dice que aquí tiene a toda su familia y aquí tiene planeado descansar eternamente.

Pero mientras esto no sucede, seguirá ganándose la vida vendiendo dulces, muy agradecido con el creador por permitirle llegar a su edad y sobre todo por la oportunidad de conocer a sus nietos, que es la razón de su vida.

Local

Acapulco preparado para recibir a turistas en temporada más larga del año

El secretario de Turismo en en estado, Simón Quiñones Orozco, dijo que Acapulco está listo para recibir a los paseantes que lo visiten en esta temporada vacacional de verano

Policiaca

Incendio consumió tres negocios; propietaria descarta extorsión

Un desperfecto en uno de los tanques de gas del restaurante “Mi Verada Tropical” fue el origen del siniestro

Local

Empresarios ven bien designar a un militar en Seguridad Pública

Miembros de la Canaco en Acapulco dan voto de confianza al Coronel Eduardo Arturo Baillers Mendoza en la encomienda de velar por la seguridad de los acapulqueños

Estado

Hombres armados interceptan al Padre Fili en Chiapas

El sacerdote Filiberto Velazquez, director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello dijo que los hechos ocurrieron en la localidad de Raudales Malpaso en Chiapas

Local

Remodelación de El Parazal lleva paralizada más de cinco meses

La obra inició en el 2023 y se realizaría en dos etapas con más de 25 millones de pesos; locatarios urgen el retiro de escombros y basura

Estado

Buscan reeducar a más de dos mil agresores de mujeres en Guerrero

Se trata de una estrategia educativa en materia de derechos humanos y perspectiva de género para quienes incurren en algún tipo de violencia contra las mujeres