/ martes 24 de mayo de 2022

¿Es normal decir groserías cuando nos enojamos? La UNAM tiene la respuesta

Existe la creencia general de que la expresión de groserías cuando se está molesto, tienen un efecto catártico o liberador

Los mexicanos en general conocemos un buen repertorio de groserías que normalmente aplicamos cuando nos enojamos, sin embargo, estamos conscientes del lugar en donde aplican pero no tomamos en cuenta que esto último nos podría meter en problemas.

De acuerdo con un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el cerebro juega un papel crucial en la expresión o no de las palabras altisonantes aún y cuando nos encontremos enojados.

Te recomendamos: Encuentran diente de una denisovana en una cueva, ahora sabemos más de esta extinta especie humana

¿Efecto de catarsis o liberación?

Existe la creencia general de que la expresión de groserías cuando se está molesto, tienen un efecto catártico o liberador pero en realidad puede dar pie a mayores problemas, debido a la retroalimentación que puede generar.


Como todo ser vivo, los humanos tenemos manifestaciones de enojo como las tiene cualquier animal salvaje, sin embargo, es casi seguro que la expresión de groserías no sirva de nada ante un enojo o situación de amenaza.

En ese sentido, el académico Gerardo Sánchez Dinorín, de la Facultad de Psicología de la UNAM señala que para todos es conocido como los animales se manifiestan y pone de ejemplo a los gatos que arquean su espalda, erizan su pelo y sisean o los gorilas que levantan el pecho y muestran sus dientes en forma de amenaza.

El cerebro y las groserías

De acuerdo con ello y con base a los estudios, para entender el lenguaje altisonante, podemos hablar de dos partes del cerebro: una más antigua que corresponde al sistema límbico, la amígdala y los núcleos de la base.

Estos están en lo profundo del cerebro; y una más reciente, que corresponde a la corteza, es decir, todo lo que está en la parte externa.

Una de ellos es el sistema límbico que regula la motivación y la emoción, mientras que la corteza nos permite percibir, conocer, razonar y planear, estos dos sistemas están interconectados y funcionan juntos.

En cuanto a funciones lingüísticas, el hemisferio izquierdo se asocia con el orden, el uso gramatical, la semántica de las palabras y cómo las vamos ensamblando para dar significado. Por otro lado, el hemisferio derecho participa en la tonalidad de los mensajes y algunas automatizaciones, como las muletillas.

El papel social

El expresarse con groserías no es visto de manera apropiada por la sociedad y pueden considerarse ofensivas y de mal gusto por lo que se trata de evitarlas y “reservarlas” para situaciones o momentos adecuados.

Hay que considerar que, como cualquier otra palabra, son sólo ensambles arbitrarios de símbolos a los que les hemos atribuido un significado y no representan una amenaza directa que ponga en riesgo nuestra vida.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

De acuerdo con Sánchez Dinorín, investigador de la UNAM, es importante entender en qué contexto se presenta este lenguaje de groserías porque puede cambiar completamente su función. Hay estímulos que indican en qué momento sí o no usar estas palabras y es crucial considerar el efecto que pueden tener sobre nuestro comportamiento sin importar que estemos o no enojados.

Nota publicada en El Sol de Tampico

Los mexicanos en general conocemos un buen repertorio de groserías que normalmente aplicamos cuando nos enojamos, sin embargo, estamos conscientes del lugar en donde aplican pero no tomamos en cuenta que esto último nos podría meter en problemas.

De acuerdo con un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el cerebro juega un papel crucial en la expresión o no de las palabras altisonantes aún y cuando nos encontremos enojados.

Te recomendamos: Encuentran diente de una denisovana en una cueva, ahora sabemos más de esta extinta especie humana

¿Efecto de catarsis o liberación?

Existe la creencia general de que la expresión de groserías cuando se está molesto, tienen un efecto catártico o liberador pero en realidad puede dar pie a mayores problemas, debido a la retroalimentación que puede generar.


Como todo ser vivo, los humanos tenemos manifestaciones de enojo como las tiene cualquier animal salvaje, sin embargo, es casi seguro que la expresión de groserías no sirva de nada ante un enojo o situación de amenaza.

En ese sentido, el académico Gerardo Sánchez Dinorín, de la Facultad de Psicología de la UNAM señala que para todos es conocido como los animales se manifiestan y pone de ejemplo a los gatos que arquean su espalda, erizan su pelo y sisean o los gorilas que levantan el pecho y muestran sus dientes en forma de amenaza.

El cerebro y las groserías

De acuerdo con ello y con base a los estudios, para entender el lenguaje altisonante, podemos hablar de dos partes del cerebro: una más antigua que corresponde al sistema límbico, la amígdala y los núcleos de la base.

Estos están en lo profundo del cerebro; y una más reciente, que corresponde a la corteza, es decir, todo lo que está en la parte externa.

Una de ellos es el sistema límbico que regula la motivación y la emoción, mientras que la corteza nos permite percibir, conocer, razonar y planear, estos dos sistemas están interconectados y funcionan juntos.

En cuanto a funciones lingüísticas, el hemisferio izquierdo se asocia con el orden, el uso gramatical, la semántica de las palabras y cómo las vamos ensamblando para dar significado. Por otro lado, el hemisferio derecho participa en la tonalidad de los mensajes y algunas automatizaciones, como las muletillas.

El papel social

El expresarse con groserías no es visto de manera apropiada por la sociedad y pueden considerarse ofensivas y de mal gusto por lo que se trata de evitarlas y “reservarlas” para situaciones o momentos adecuados.

Hay que considerar que, como cualquier otra palabra, son sólo ensambles arbitrarios de símbolos a los que les hemos atribuido un significado y no representan una amenaza directa que ponga en riesgo nuestra vida.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

De acuerdo con Sánchez Dinorín, investigador de la UNAM, es importante entender en qué contexto se presenta este lenguaje de groserías porque puede cambiar completamente su función. Hay estímulos que indican en qué momento sí o no usar estas palabras y es crucial considerar el efecto que pueden tener sobre nuestro comportamiento sin importar que estemos o no enojados.

Nota publicada en El Sol de Tampico

Estado

Cinco escuelas "adelantan vacaciones" por contagios de Covid

Los planteles ubicados en Acapulco, Tierra Caliente  y región Norte culminarán el ciclo escolar de forma virtual, confirma la SEG

Local

Olvidan al turismo LGBT+ en la promoción de Acapulco

Representaría una gran derrama económica y la generación de fuentes de empleo, considera el ex titular de Turismo municipal, José Luis Basilio Talavera

Estado

Alameda Granados Maldonado, sumida en la maleza y el olvido

Basura, insectos y ambulantes invaden la historica plaza que tiene 170 años de ser el sitio de esparcimiento de los capitalinos

Finanzas

Abre CATEM oficinas en Washington para facilitar la migración laboral ordenada

Se busca el cumplimiento del Capítulo 23 del T-MEC y apoyar a 35 millones de mexicanos que viven y trabajan en EU

Sociedad

Congreso del Trabajo condena el homicidio del periodista Antonio de la Cruz

Todos los dirigentes sindicales presentes manifestaron su apoyo al gremio periodístico del país y exigieron acción inmediata de las autoridades

Sociedad

No se puede ofrecer protección y después descalificar a los periodistas, subraya Osorio Chong

Chong condenó el asesinato del periodista Antonio de la Cruzy y dijo que esto demuestra la pertinencia de una ley para la protección a periodistas

Sociedad

Marchan en Tamaulipas para exigir justicia por Antonio de la Cruz, periodista asesinado

“No se calla la verdad matando periodistas” fue una de las consignas para exigir justicia en la capital de Tamaulipas tras el asesinato de Antonio de la Cruz

Justicia

Caso Primavera sigue en proceso en la FGR

En el caso se investiga a José Manuel Sanz, jefe de la oficina del gobernador Cuauhtémoc Blanco y su representante legal desde que era futbolista, por el supuesto uso de recursos de procedencia ilícita

Finanzas

CRE da luz verde a Pemex para generar electricidad en Dos Bocas

A unas horas de que el presidente Andrés Manuel López Obrador inaugure la magna obra, el órgano regulador tuvo una sesión para resolver el permiso