/ miércoles 14 de febrero de 2024

Boda de chocolate se convierte en pedida de matrimonio

En una boda de chocolate, Abdiel sorprendió a Fátima con el anillo de compromiso en la Villa del Amor y la Amistad que se instaló en el parque Papagayo

Todo parecía sólo un juego al contraer nupcias en “Las Bodas de Chocolate”, que realiza el parque Papagayo en la Villa del Amor y la Amistad, minutos después que la Juez uniera el supuesto matrimonio y alertara del supuesto “tropiezo” y deseará que “la suegra no los separe”, segundos antes de firmar, Abdiel Valencia de pronto sacó dentro del bolsillo de su pantalón una sortija, para pedirle matrimonio a su novia Fátima Pérez.

Acompañado de mariachi entonando la melodía de “Novia Mía”, y ante decenas de personas el enamorado expresó a su prometida que él no quería una boda de juego, sino una real, ya que tras año y medio de relación se había dado cuenta que es feliz a su lado y que ella es el amor de su vida.

Lee también: San Valentín, segunda celebración más esperada por restauranteros

Lo que todo parecía un chascarrillo en el “Registro Civil de Chocolate”, se convirtió en un compromiso formal al llevarle flores, darle el anillo y preguntarle ¿te quieres casar conmigo?, la joven quien usaba un velo de novia y traía consigo un ramo de flores no dudo ni dos veces el aceptar dicha propuesta por lo que se estrechó en sus brazos y dio un beso a su prometido.

La presencia del mariachi hizo cantar y bailar a familias completas quienes se dieron cita para disfrutar de la Villa y de esas uniones que causaban carcajadas al leer el contrato nupcial donde comprometían “al aventado” a limpiar, lavar, planchar, cocinar, mantener a su esposa, cuidar de los hijos, y no poner cara de “fuchi” cuando los visite la suegra.

Abdiel y Fátima después de la pedida de matrimonio en la Villa del Amor del Parque Papagayo de Acapulco, Guerrero. / Foto: Cortesía | Parque Papagayo

Además de preguntarles si su presencia era voluntaria o por una pérdida de una apuesta a través del juego “piedra, papel o tijeras”.

Para los “tortolitos “Fátima y Abdiel, este mes del Amor quedará grabado por siempre en sus vidas como como uno de los mejores momentos de su historia, al comprometerse de una manera tan única e inesperada y unir sus vidas ante la ley y Dios.

La Villa del Amor y la Amistad del Parque Papagayo Acapulco estará hasta el 18 de febrero en un horario de 5 de la tarde a 10 de la noche, para todas las parejas que deseen sus bodas de chocolate, o tomarse fotografías en los diferentes espacios que con creatividad diseñaron para este Día de San Valentín.

Todo parecía sólo un juego al contraer nupcias en “Las Bodas de Chocolate”, que realiza el parque Papagayo en la Villa del Amor y la Amistad, minutos después que la Juez uniera el supuesto matrimonio y alertara del supuesto “tropiezo” y deseará que “la suegra no los separe”, segundos antes de firmar, Abdiel Valencia de pronto sacó dentro del bolsillo de su pantalón una sortija, para pedirle matrimonio a su novia Fátima Pérez.

Acompañado de mariachi entonando la melodía de “Novia Mía”, y ante decenas de personas el enamorado expresó a su prometida que él no quería una boda de juego, sino una real, ya que tras año y medio de relación se había dado cuenta que es feliz a su lado y que ella es el amor de su vida.

Lee también: San Valentín, segunda celebración más esperada por restauranteros

Lo que todo parecía un chascarrillo en el “Registro Civil de Chocolate”, se convirtió en un compromiso formal al llevarle flores, darle el anillo y preguntarle ¿te quieres casar conmigo?, la joven quien usaba un velo de novia y traía consigo un ramo de flores no dudo ni dos veces el aceptar dicha propuesta por lo que se estrechó en sus brazos y dio un beso a su prometido.

La presencia del mariachi hizo cantar y bailar a familias completas quienes se dieron cita para disfrutar de la Villa y de esas uniones que causaban carcajadas al leer el contrato nupcial donde comprometían “al aventado” a limpiar, lavar, planchar, cocinar, mantener a su esposa, cuidar de los hijos, y no poner cara de “fuchi” cuando los visite la suegra.

Abdiel y Fátima después de la pedida de matrimonio en la Villa del Amor del Parque Papagayo de Acapulco, Guerrero. / Foto: Cortesía | Parque Papagayo

Además de preguntarles si su presencia era voluntaria o por una pérdida de una apuesta a través del juego “piedra, papel o tijeras”.

Para los “tortolitos “Fátima y Abdiel, este mes del Amor quedará grabado por siempre en sus vidas como como uno de los mejores momentos de su historia, al comprometerse de una manera tan única e inesperada y unir sus vidas ante la ley y Dios.

La Villa del Amor y la Amistad del Parque Papagayo Acapulco estará hasta el 18 de febrero en un horario de 5 de la tarde a 10 de la noche, para todas las parejas que deseen sus bodas de chocolate, o tomarse fotografías en los diferentes espacios que con creatividad diseñaron para este Día de San Valentín.

Estado

Nuncio Apostólico respalda a la Iglesia Católica en la pacificación

Joseph Spiterio respaldó las acciones del obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, José de Jesús González para consolidar la paz en Guerrero

Local

Recuperar el Festival Acapulco, meta de empresarios porteños

El último evento se realizó en el 2005; el Festival Acapulco, durante más de una década, fue escenario de grandes estrellas de la música nacional e internacional

Estado

Calor obliga a cambiar horarios en escuelas de Tierra Caliente

Las altas temperaturas obligan a autoridades educativas a modificar horarios de entrada y salida para evitar casos de deshidratación

Local

Autopista libre por un año, piden empresarios acapulqueños

La contingencia en Acapulco por el huracán Otis aún no ha terminado y se requiere libre el paso en la carretera de cuota, aseguran empresarios porteños

Estado

Alerta por nuevo evento de mar de fondo en costas de Guerrero

Protección Civil exhorta a la ciudadanía local y turistas a extremar precauciones en el mar

Estado

Capturan otros dos cocodrilos en Playa Linda de Zihuatanejo

Esta playa permanecía cerrada a los bañistas por la aparición de estos reptiles que llegan a la franja de arena, causando miedo en los turistas y prestadores de servicios