/ viernes 26 de abril de 2024

Con la Novena de Beethoven llegan sensaciones y quieres llorar: Sergio Arau

Los músicos Sergio Arau y Bruno Bartra opinan de la obra de Beethoven a 200 años del estreno de su Novena sinfonía

La música de Ludwig van Beethoven se ha instaurado en lo más profundo de la cultura popular, ya sea por las infinitas reinterpretaciones de sus piezas en géneros modernos, o por su presencia sonora en cientos de producciones televisivas, escénicas y cinematográficas. Incluso, por su evocación en gestos tan cotidianos como el clásico “¡Chan, chan, chan, chaaan…Leche con pan!".

Así lo piensan el artista multidisciplinario Sergio Arau, ex integrante de la icónica banda Botellita de Jerez, también conocido como “Lazlo de la Vega Morris Balam Klaus Vitelli y Pavón” y el etnomusicólogo Bruno Bartra, quien, cuando toca con La Sonora Balkanera, se transforma en el DJ Sultán. Ambos hablaron con El Sol de México sobre el tema, del que tampoco sale librada la Novena sinfonía de Beethoven, que ese 2024 cumple 200 años de su estreno.

“Mucha gente ha escuchado a Beethoven millones de veces y ni en cuenta, el ejemplo clásico es el intro de El Chavo del 8 (su Marcha turca de Las ruinas de Atenas). Pero hay piezas como la Quinta y la Novena que son realmente famosas y que en lo personal me impresionan mucho. No sé qué es lo que tienen que son obras de arte que llegan tan profundo, no creo que haya una fórmula para lograr algo así”, aseguró Sergio Arau.

Por tan conocidas, yo las compararía con las canciones de los Beatles o, en México, con las de Juan Gabriel, pero seguir así después de 200 años es algo mucho más pesado. Y lo más grueso es que no necesitas ser culto ni letrado en música para que te gusten. Sergio Arau.

El compositor en su más reciente disco, Tocada y fuga, recrea obras de Beethoven y de otros clásicos, como Mozart, Strauss, Bach, Tchiakovsky, y Vivaldi.

Sergio Arau. Foto: Adolfo Vladimir / Cuartoscuro.com

Beethoven, la inspiración de todo músico

Bruno Bartra, quien actualmente ofrece el curso virtual Vuelta a Beethoven. Su legado a través de los años, junto al investigador de la Fonoteca Nacional Theo Hernández, apunta que es de los pocos casos en que músicos, tanto académicos como populares, concuerdan en que se trata del “prototipo de genio musical”.

Bruno Bartra, encargado del Mapa Sonoro de la Fonoteca Nacional. Foto: Facebook: Bruno Bartra

Para él, “todo músico, sea popular o no, siempre se remite a alguna pieza de Beethoven o a alguna de sus sinfonías, aunque sean las más famosas, para inspirarse. Y es que, cuando tocas música, y te clavas un poquito en las notas, las armonías y la estructura, pues sí te vuelan un poco la cabeza”, afirma Bartra, también encargado del proyecto del Mapa Sonoro de la Fonoteca Nacional.

Cuando escuchas la Novena de Beethoven se te aparecen sensaciones y cosas que no habías sentido.Sergio Arau, músico.

Sergio Arau coincide con Bruno Bartra al considerar que “el arte en general debe hacer visible lo invisible. Eso es lo que pasa cuando escuchas a Beethoven con la Novena, se te aparecen sensaciones y cosas que no habías pensado y sentido. Y cuando la escuchas por primera vez con una sinfónica quieres llorar. Es impresionante las membranas que toca, las células que mueve”.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Además de esto, Bartra subraya que la obra de Beethoven ha logrado “transitar del paradigma de la música clásica, para ser adoptada en un concepto más amplio de la cultura, especialmente del siglo XX”. Como ejemplo menciona los Discos de Oro lanzados por la NASA junto a las sondas Voyager en 1977, donde tres piezas de Beethoven aparecen representadas, y seguirán viajando por 40 mil años hasta llegar a su destino en la estrella más cercana a nuestro planeta.

¿Cómo se introdujo la música de Beethoven a la cultura popular?

De acuerdo con Bartra, la música de Beethoven se introdujo a la cultura popular no solo por la genialidad de las obras musicales, sino por las adaptaciones que se han hecho de ellas. Estas, en sus palabras, “siempre presentan una gran originalidad”, al hacer un uso efectivo de algunas melodías del músico sobre sus estructuras armónicas.

Entre ellas, menciona el cover en cumbia amazónica de la bagatela Para Elisa, hecho por el grupo peruano Los Destellos, en la década de los 70, o la famosa canción A Fifth of Beethoven, basada en la Quinta Sinfonía, compuesta por Walter Murphy, y que aparece en la película Fiebre de sábado por la noche (1977). Pero advierte que hay muchísimas más, algunas más contemporáneas, en canciones de hip-hop y hasta en bandas municipales mexicanas.

Sergio Arau comenta su experiencia de llevar a música popular canciones clásicas, como Para Elisa, de Beethoven, a la que le puso letra y rebautizó como ¡Paraliza!, particular versión que interpreta junto a Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba.

Beethoven logró que sus canciones fueran reconocibles, algo que no hace cualquiera y, sin duda, es impresionante.Sergio Arau.

“Lo que yo hice con Tocada y fuga es bajar la música clásica a nivel de banqueta, poniéndola en cumbia, punk, ska, blues y otros géneros que en teoría no le corresponden, pero que en esencia son las mismas notas. Las canciones de los clásicos son muy elásticas, lo que pasa es que la lógica que usaba cada uno de esos compositores era única y respondía a los motivos que hacían que repitiera ciertas mecánicas. Beethoven, que era muy romántico, logró en verdad que sus canciones fueran reconocibles, algo que no hace cualquiera y, sin duda, es impresionante”, afirma el guacarroquero.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y si bien estos cambios, para algunas mentes “puristas” podrían llegar a ser escandalosas, ambos músicos afirman que Beethoven se caracterizó por ser escandaloso, al “encarnar la misma vanguardia de su tiempo” y representar a “un generador de rupturas”, como apunta Bartra, quien, aunque no ha hecho con su banda de música electrónica, rock y balkan beat una evocación directa de Beethoven, no descarta que algún día pueda hacerla.

La Novena Sinfonía no solo influenció a músicos

De la influencia específica de la Novena sinfonía en la cultura popular, los dos entrevistados afirman que es definitoria, tanto que incluso coinciden en ello por una versión que ambos consideran como fundamental en su gusto particular, reconocible por varias generaciones: el Himno a la Alegría, del intérprete español Miguel Ríos, basado en el Cuarto movimiento de la pieza, y transmitido por primera vez en 1969.

Dicha versión al fin le dio una voz en lengua española a esta pieza, que desde 1985 es el himno oficial de la Unión Europea y tiene por letra la Oda a la Alegría del poeta alemán Friedrich Schiller, escrita en 1785.

Aunque las citas a esta obra son innumerables en distintas expresiones de los más diversos ámbitos y disciplinas, Bruno Bartra, destaca las evocaciones de Beethoven en la historia de La naranja mecánica, tanto en la novela de Anthony Burgess de 1962, como de su versión cinematográfica de Stanley Kubrick de 1971. En ambos formatos el genio alemán es el ídolo del protagonista, quien en la película escucha parte de la obra, alternando secuencias al ritmo de la música que se volvieron icónicas para el devenir cinematográfico internacional.

A pesar de la gran presencia de esta obra, Bartra considera que ha habido un descenso en las evocaciones populares de esta sinfonía en específico, aunque la figura de Beethoven permanece, ya sea como el extremo del canon inamovible, o como del ejemplo rebelde a seguir.


“De lo que he percibido en los últimos años, creo que la Novena tuvo tanta exposición desde los 70 a los 90, que se dejó de usar con tanta frecuencia, en favor de la Quinta, quizás de la Tercera, o las sonatas, pero siempre será posible el regreso a ella”, finalizó.

La música de Ludwig van Beethoven se ha instaurado en lo más profundo de la cultura popular, ya sea por las infinitas reinterpretaciones de sus piezas en géneros modernos, o por su presencia sonora en cientos de producciones televisivas, escénicas y cinematográficas. Incluso, por su evocación en gestos tan cotidianos como el clásico “¡Chan, chan, chan, chaaan…Leche con pan!".

Así lo piensan el artista multidisciplinario Sergio Arau, ex integrante de la icónica banda Botellita de Jerez, también conocido como “Lazlo de la Vega Morris Balam Klaus Vitelli y Pavón” y el etnomusicólogo Bruno Bartra, quien, cuando toca con La Sonora Balkanera, se transforma en el DJ Sultán. Ambos hablaron con El Sol de México sobre el tema, del que tampoco sale librada la Novena sinfonía de Beethoven, que ese 2024 cumple 200 años de su estreno.

“Mucha gente ha escuchado a Beethoven millones de veces y ni en cuenta, el ejemplo clásico es el intro de El Chavo del 8 (su Marcha turca de Las ruinas de Atenas). Pero hay piezas como la Quinta y la Novena que son realmente famosas y que en lo personal me impresionan mucho. No sé qué es lo que tienen que son obras de arte que llegan tan profundo, no creo que haya una fórmula para lograr algo así”, aseguró Sergio Arau.

Por tan conocidas, yo las compararía con las canciones de los Beatles o, en México, con las de Juan Gabriel, pero seguir así después de 200 años es algo mucho más pesado. Y lo más grueso es que no necesitas ser culto ni letrado en música para que te gusten. Sergio Arau.

El compositor en su más reciente disco, Tocada y fuga, recrea obras de Beethoven y de otros clásicos, como Mozart, Strauss, Bach, Tchiakovsky, y Vivaldi.

Sergio Arau. Foto: Adolfo Vladimir / Cuartoscuro.com

Beethoven, la inspiración de todo músico

Bruno Bartra, quien actualmente ofrece el curso virtual Vuelta a Beethoven. Su legado a través de los años, junto al investigador de la Fonoteca Nacional Theo Hernández, apunta que es de los pocos casos en que músicos, tanto académicos como populares, concuerdan en que se trata del “prototipo de genio musical”.

Bruno Bartra, encargado del Mapa Sonoro de la Fonoteca Nacional. Foto: Facebook: Bruno Bartra

Para él, “todo músico, sea popular o no, siempre se remite a alguna pieza de Beethoven o a alguna de sus sinfonías, aunque sean las más famosas, para inspirarse. Y es que, cuando tocas música, y te clavas un poquito en las notas, las armonías y la estructura, pues sí te vuelan un poco la cabeza”, afirma Bartra, también encargado del proyecto del Mapa Sonoro de la Fonoteca Nacional.

Cuando escuchas la Novena de Beethoven se te aparecen sensaciones y cosas que no habías sentido.Sergio Arau, músico.

Sergio Arau coincide con Bruno Bartra al considerar que “el arte en general debe hacer visible lo invisible. Eso es lo que pasa cuando escuchas a Beethoven con la Novena, se te aparecen sensaciones y cosas que no habías pensado y sentido. Y cuando la escuchas por primera vez con una sinfónica quieres llorar. Es impresionante las membranas que toca, las células que mueve”.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Además de esto, Bartra subraya que la obra de Beethoven ha logrado “transitar del paradigma de la música clásica, para ser adoptada en un concepto más amplio de la cultura, especialmente del siglo XX”. Como ejemplo menciona los Discos de Oro lanzados por la NASA junto a las sondas Voyager en 1977, donde tres piezas de Beethoven aparecen representadas, y seguirán viajando por 40 mil años hasta llegar a su destino en la estrella más cercana a nuestro planeta.

¿Cómo se introdujo la música de Beethoven a la cultura popular?

De acuerdo con Bartra, la música de Beethoven se introdujo a la cultura popular no solo por la genialidad de las obras musicales, sino por las adaptaciones que se han hecho de ellas. Estas, en sus palabras, “siempre presentan una gran originalidad”, al hacer un uso efectivo de algunas melodías del músico sobre sus estructuras armónicas.

Entre ellas, menciona el cover en cumbia amazónica de la bagatela Para Elisa, hecho por el grupo peruano Los Destellos, en la década de los 70, o la famosa canción A Fifth of Beethoven, basada en la Quinta Sinfonía, compuesta por Walter Murphy, y que aparece en la película Fiebre de sábado por la noche (1977). Pero advierte que hay muchísimas más, algunas más contemporáneas, en canciones de hip-hop y hasta en bandas municipales mexicanas.

Sergio Arau comenta su experiencia de llevar a música popular canciones clásicas, como Para Elisa, de Beethoven, a la que le puso letra y rebautizó como ¡Paraliza!, particular versión que interpreta junto a Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba.

Beethoven logró que sus canciones fueran reconocibles, algo que no hace cualquiera y, sin duda, es impresionante.Sergio Arau.

“Lo que yo hice con Tocada y fuga es bajar la música clásica a nivel de banqueta, poniéndola en cumbia, punk, ska, blues y otros géneros que en teoría no le corresponden, pero que en esencia son las mismas notas. Las canciones de los clásicos son muy elásticas, lo que pasa es que la lógica que usaba cada uno de esos compositores era única y respondía a los motivos que hacían que repitiera ciertas mecánicas. Beethoven, que era muy romántico, logró en verdad que sus canciones fueran reconocibles, algo que no hace cualquiera y, sin duda, es impresionante”, afirma el guacarroquero.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y si bien estos cambios, para algunas mentes “puristas” podrían llegar a ser escandalosas, ambos músicos afirman que Beethoven se caracterizó por ser escandaloso, al “encarnar la misma vanguardia de su tiempo” y representar a “un generador de rupturas”, como apunta Bartra, quien, aunque no ha hecho con su banda de música electrónica, rock y balkan beat una evocación directa de Beethoven, no descarta que algún día pueda hacerla.

La Novena Sinfonía no solo influenció a músicos

De la influencia específica de la Novena sinfonía en la cultura popular, los dos entrevistados afirman que es definitoria, tanto que incluso coinciden en ello por una versión que ambos consideran como fundamental en su gusto particular, reconocible por varias generaciones: el Himno a la Alegría, del intérprete español Miguel Ríos, basado en el Cuarto movimiento de la pieza, y transmitido por primera vez en 1969.

Dicha versión al fin le dio una voz en lengua española a esta pieza, que desde 1985 es el himno oficial de la Unión Europea y tiene por letra la Oda a la Alegría del poeta alemán Friedrich Schiller, escrita en 1785.

Aunque las citas a esta obra son innumerables en distintas expresiones de los más diversos ámbitos y disciplinas, Bruno Bartra, destaca las evocaciones de Beethoven en la historia de La naranja mecánica, tanto en la novela de Anthony Burgess de 1962, como de su versión cinematográfica de Stanley Kubrick de 1971. En ambos formatos el genio alemán es el ídolo del protagonista, quien en la película escucha parte de la obra, alternando secuencias al ritmo de la música que se volvieron icónicas para el devenir cinematográfico internacional.

A pesar de la gran presencia de esta obra, Bartra considera que ha habido un descenso en las evocaciones populares de esta sinfonía en específico, aunque la figura de Beethoven permanece, ya sea como el extremo del canon inamovible, o como del ejemplo rebelde a seguir.


“De lo que he percibido en los últimos años, creo que la Novena tuvo tanta exposición desde los 70 a los 90, que se dejó de usar con tanta frecuencia, en favor de la Quinta, quizás de la Tercera, o las sonatas, pero siempre será posible el regreso a ella”, finalizó.

Local

Inmuebles en ruinas dañan la imagen de La Quebrada

Desde el paso del huracán Otis, locales que albergaban reconocidos establecimientos, ahora se encuentran abandonados

Estado

¡Tome precauciones! Canícula afecta más a niños y ancianos

Se debe prevenir golpes de calor, así como enfermedades de la piel y gastrointestinales, recomienda el IMSS

Doble Vía

Con sal y limón o en salsa, así disfrutan las famosas chicatanas

Habitantes de Chilpancingo salen a las calles con sus botes para recoger estos insectos que son un manjar de temporada de lluvias

Estado

Con drones de videovigilancia refuerzan seguridad en Guerrero

Los drones se encuentran realizando el despliegue desde el pasado 9 de julio con la intención de prevenir y disminuir la incidencia delictiva en Guerrero

Local

Empresarios detienen los trabajos de remodelación en La Quebrada

Empresarios de la zona Tradicional exigen a las autoridades cambiar el proyecto en La Quebrada, para evitar el retiro de las 60 velarías que componen el paseo Amor Eterno

Estado

Gobierno reconoce a brigadistas por su combate a 153 incendios

En esta temporada de incendios, más de 206 mil hectáreas fueron consumidas por el fuego, dio a conocer el titular de Protección Civil, Roberto Arroyo Matus