/ miércoles 29 de abril de 2020

Bukele y maras ponen en jaque a El Salvador

Tras el aumento de asesinatos, extreman medidas en cárceles contra pandilleros pese a las críticas por derechos humanos

IZALCO. Un grupo de trabajadores soldaba desde el lunes láminas de acero para cubrir por completo las puertas de las celdas en las que se recluyen a cientos de pandilleros en El Salvador con el propósito aislarlos y evitar la comunicación entre ellos.

Tras un inusual incremento de los homicidios en el país centroamericano, atribuidos principalmente a las pandillas llamadas “maras”, el presidente Nayib Bukele ordenó endurecer las medidas en las cárceles y en los territorios.

Más tarde, Bukele celebró a través de sus redes sociales la implementación de un régimen de aislamiento adoptado de una prisión de máxima seguridad en El Salvador, donde se recluyen cabecillas.

“Ya no se podrá ver hacia afuera de la celda. Esto evitará que puedan comunicarse con señas hacia el pasillo. Estarán adentros, en lo oscuro, con sus amigos de la otra pandilla”, dijo el presidente y advirtió a quienes sigan con violencia que sólo “les quedan algunas horas”.

En el complejo carcelario Izalco, a 65 kilómetros de la capital, miembros de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y su rival Barrio 18 eran exhibidos, únicamente con ropa interior, sus tatuajes alusivos, cabelleras rapadas y sin ningún tipo de protección en el marco de la emergencia por el coronavirus.

En todo el sistema de cárceles están recluidos unos 17 mil pandilleros, informó la Dirección de Centros Penales.

La medida fue criticada por el director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Vivanco, quien llamó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) a considerar las acciones emprendidas por Bukele.

“Bukele parece decidido a convertirse en un verdadero autócrata”, dijo Vivanco. “Si continúa por el mismo camino, se graduará muy pronto de caudillo”, advirtió, por lo que urgió a “hacer todo lo posible por evitar que El Salvador se convierta en otra dictadura latinoamericana”.

Durante el fin de semana, el país centroamericano reportó un total de 58 homicidios, según datos de la Fiscalía, la jornada más sangrienta desde que el presidente Nayib Bukele asumió su mandato el 1 de junio de 2019.

Bukele ordenó el aislamiento total por 24 horas, la suspensión de todas las actividades al interior de las prisiones y aglutinar a miembros de diferentes pandillas en una misma celda, supuestamente con el propósito de cortar la comunicación.

También autorizó a los cuerpos de seguridad el uso de la “fuerza letal” contra los pandilleros.

El Salvador, que había reportado varios días sin ningún homicidio y una reducción significativa desde la llegada de Bukele a la presidencia, registró el año pasado 36 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Ayer, Bukele anunció la detención de “un buen número” de pandilleros que supuestamente serían los responsables de la ola de homicidios.

El Parlamento y el Tribunal Constitucional han criticado el excesivo número de personas detenidas por incumplir las medidas preventivas contra el coronavirus, cómo se realizan las detenciones y que las personas arrestadas sean trasladadas a centros dedicados a los pacientes de Covid-19 sin darles la atención adecuada, lo cual las expondría al contagio.

IZALCO. Un grupo de trabajadores soldaba desde el lunes láminas de acero para cubrir por completo las puertas de las celdas en las que se recluyen a cientos de pandilleros en El Salvador con el propósito aislarlos y evitar la comunicación entre ellos.

Tras un inusual incremento de los homicidios en el país centroamericano, atribuidos principalmente a las pandillas llamadas “maras”, el presidente Nayib Bukele ordenó endurecer las medidas en las cárceles y en los territorios.

Más tarde, Bukele celebró a través de sus redes sociales la implementación de un régimen de aislamiento adoptado de una prisión de máxima seguridad en El Salvador, donde se recluyen cabecillas.

“Ya no se podrá ver hacia afuera de la celda. Esto evitará que puedan comunicarse con señas hacia el pasillo. Estarán adentros, en lo oscuro, con sus amigos de la otra pandilla”, dijo el presidente y advirtió a quienes sigan con violencia que sólo “les quedan algunas horas”.

En el complejo carcelario Izalco, a 65 kilómetros de la capital, miembros de las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y su rival Barrio 18 eran exhibidos, únicamente con ropa interior, sus tatuajes alusivos, cabelleras rapadas y sin ningún tipo de protección en el marco de la emergencia por el coronavirus.

En todo el sistema de cárceles están recluidos unos 17 mil pandilleros, informó la Dirección de Centros Penales.

La medida fue criticada por el director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Vivanco, quien llamó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) a considerar las acciones emprendidas por Bukele.

“Bukele parece decidido a convertirse en un verdadero autócrata”, dijo Vivanco. “Si continúa por el mismo camino, se graduará muy pronto de caudillo”, advirtió, por lo que urgió a “hacer todo lo posible por evitar que El Salvador se convierta en otra dictadura latinoamericana”.

Durante el fin de semana, el país centroamericano reportó un total de 58 homicidios, según datos de la Fiscalía, la jornada más sangrienta desde que el presidente Nayib Bukele asumió su mandato el 1 de junio de 2019.

Bukele ordenó el aislamiento total por 24 horas, la suspensión de todas las actividades al interior de las prisiones y aglutinar a miembros de diferentes pandillas en una misma celda, supuestamente con el propósito de cortar la comunicación.

También autorizó a los cuerpos de seguridad el uso de la “fuerza letal” contra los pandilleros.

El Salvador, que había reportado varios días sin ningún homicidio y una reducción significativa desde la llegada de Bukele a la presidencia, registró el año pasado 36 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Ayer, Bukele anunció la detención de “un buen número” de pandilleros que supuestamente serían los responsables de la ola de homicidios.

El Parlamento y el Tribunal Constitucional han criticado el excesivo número de personas detenidas por incumplir las medidas preventivas contra el coronavirus, cómo se realizan las detenciones y que las personas arrestadas sean trasladadas a centros dedicados a los pacientes de Covid-19 sin darles la atención adecuada, lo cual las expondría al contagio.

Local

Ómicron obliga a seguir con protocolos de Salud

La ciudadanía acapulqueña y turistas deben cumplir las medidas sanitarias con todas sus reservas, afirmó el director de Turismo municipal, David Abarca Rodríguez

Local

Basura y aguas negras imperan en Acapulco

Hay opacidad de los tres órdenes de gobierno por resolver los problemas, aseguran ambientalistas

Policiaca

Emboscan camioneta en La Montaña

Matan a tres adultos y un menor; hieren a otros cinco menores

Local

De chalán a vendedor de medicina naturista

Asegura que sus plantas curan desde una simple gripa o dolor de cabeza, hasta enfermedades más graves

Cultura

Edición 35 de la FIL Guadalajara cerrará actividades con el concierto de Tania Libertad

La intérprete peruana-mexicana dijo que lo que se viene este domingo son fusiones que deleitarán al público como se debe

Literatura

"El hijo del Capitán Trueno": Miguel Bosé comparte en la FIL cómo fue volver a su juventud

Narra prácticamente su infancia, adolescencia y primeros años de juventud

Estado

Mantiene Guerrero gobernabilidad social

Hay un gobierno de diálogo y apertura social para llegar acuerdos, señaló el subsecretario de Coordinación de la Secretaría General de Gobierno, Oscar Chávez

Local

Realizan pruebas Covid-19 a migrantes que llegaron al puerto

Arribaron este sábado a bordo de dos autobuses, procedentes de Tapachula Chiapas

Literatura

Oswaldo Hernández recibe Premio Ciudad y Naturaleza en la FIL Guadalajara 2021

El libro "Una ciudad para el fin del mundo" le mereció al escritor el premio Literatura Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco