/ jueves 8 de abril de 2021

"De plástico y basura", el lago Uru Uru de Bolivia

El lago sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos durante años

El lago Uru Uru de Bolivia tiene más plástico que agua. Una extensión de botellas descartadas, contenedores, juguetes y neumáticos que continúa hacia el horizonte, y una imagen distópica que refleja años de contaminación humana y las heridas del cambio climático.

El lago ubicado en las alturas del departamento de Oruro, en el oeste de Bolivia, sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos plásticos durante años.

Voluntarios locales, trabajadores y hasta un 'influencer' francés están intentando limpiar el desastre. El miércoles, cientos de personas recolectaron basura de la superficie del lago, cuyas aguas también han sido contaminadas por actividades industriales y minería.

Te puede interesar: Con títeres y cuentos, ambientalista lucha por salvar los manglares de Indonesia

"Nos encontramos en este momento en un basural, que hemos causado nosotros ya que somos los destructores del planeta", dijo Magalí Huarachi, una voluntaria de 28 años, parada entre botellas de plástico en una parte del lago que se ha secado.

"Así que yo me encuentro ahora en un lago, pero de plástico", agregó.

Cortesía | Reuters

Los lagos altiplánicos de Bolivia son importantes sitios protegidos bajo la internacional Convención Ramsar para conservar humedales, especialmente aquellos que proveen un hábitat a pájaros.

El icónico Lago Titicaca también está luchando con la contaminación y la expansión de ciudades cerca de sus orillas. En tanto, el Lago Poopó, antiguamente el segundo más grande después del Titicaca, se secó de manera completa en el 2015.

Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), dijo que los niveles de agua del Uru Uru se han reducido a cerca de entre el 25% y 30% de su capacidad total, y que el lago ha sido afectado duramente por contaminación urbana y de la minería.

Te puede interesar: Brasil busca 1,000 mdd en ayuda para reducir la deforestación del Amazonas

"Las ciudades crecen, la contaminación por basura está creciendo y eso está significando (que) poco a poco nuestro lago Uru Uru agonice, al igual que nuestro Lago Poopó", expresó.

Cortesía | Reuters

Alex Dessard, un 'influencer' en redes sociales francés que ayudó a limpiar el conocido 'cementerio de trenes' en los salares de Uyuni, era uno de los tantos que removían neumáticos y plástico de aguas oscurecidas del Uru Uru el miércoles.

"Es una pena que tanta basura haya llegado aquí porque se acumuló en muchos años, como diez años. Ahora hay que pensar en el futuro. Limpiemos y luego nos concientizamos para que no tengamos que limpiar otra vez", dijo Dessard.

En tanto, a medida que camiones se llevaban las montañas de basura recolectadas del lago, la voluntaria Huarachi expresó una señal de optimismo.

"Creo que si todos aportamos desde un granito de arena recogiendo nuestra basura o viniendo a ayudar acá, pues vamos a hacer que este lugar se vuelva hermoso de aquí a un tiempo", dijo Huarachi.

El lago Uru Uru de Bolivia tiene más plástico que agua. Una extensión de botellas descartadas, contenedores, juguetes y neumáticos que continúa hacia el horizonte, y una imagen distópica que refleja años de contaminación humana y las heridas del cambio climático.

El lago ubicado en las alturas del departamento de Oruro, en el oeste de Bolivia, sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos plásticos durante años.

Voluntarios locales, trabajadores y hasta un 'influencer' francés están intentando limpiar el desastre. El miércoles, cientos de personas recolectaron basura de la superficie del lago, cuyas aguas también han sido contaminadas por actividades industriales y minería.

Te puede interesar: Con títeres y cuentos, ambientalista lucha por salvar los manglares de Indonesia

"Nos encontramos en este momento en un basural, que hemos causado nosotros ya que somos los destructores del planeta", dijo Magalí Huarachi, una voluntaria de 28 años, parada entre botellas de plástico en una parte del lago que se ha secado.

"Así que yo me encuentro ahora en un lago, pero de plástico", agregó.

Cortesía | Reuters

Los lagos altiplánicos de Bolivia son importantes sitios protegidos bajo la internacional Convención Ramsar para conservar humedales, especialmente aquellos que proveen un hábitat a pájaros.

El icónico Lago Titicaca también está luchando con la contaminación y la expansión de ciudades cerca de sus orillas. En tanto, el Lago Poopó, antiguamente el segundo más grande después del Titicaca, se secó de manera completa en el 2015.

Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), dijo que los niveles de agua del Uru Uru se han reducido a cerca de entre el 25% y 30% de su capacidad total, y que el lago ha sido afectado duramente por contaminación urbana y de la minería.

Te puede interesar: Brasil busca 1,000 mdd en ayuda para reducir la deforestación del Amazonas

"Las ciudades crecen, la contaminación por basura está creciendo y eso está significando (que) poco a poco nuestro lago Uru Uru agonice, al igual que nuestro Lago Poopó", expresó.

Cortesía | Reuters

Alex Dessard, un 'influencer' en redes sociales francés que ayudó a limpiar el conocido 'cementerio de trenes' en los salares de Uyuni, era uno de los tantos que removían neumáticos y plástico de aguas oscurecidas del Uru Uru el miércoles.

"Es una pena que tanta basura haya llegado aquí porque se acumuló en muchos años, como diez años. Ahora hay que pensar en el futuro. Limpiemos y luego nos concientizamos para que no tengamos que limpiar otra vez", dijo Dessard.

En tanto, a medida que camiones se llevaban las montañas de basura recolectadas del lago, la voluntaria Huarachi expresó una señal de optimismo.

"Creo que si todos aportamos desde un granito de arena recogiendo nuestra basura o viniendo a ayudar acá, pues vamos a hacer que este lugar se vuelva hermoso de aquí a un tiempo", dijo Huarachi.

Estado

Irá a la NASA con apoyo de migrantes guerrerenses

La joven Arlette Pamela Silva presentará un proyecto para desarrollar un tratamiento no invasivo contra el cáncer

Estado

Conducir en "Chilpanbaches", todo un reto

Automovilistas pusieron el singular apodo a la ciudad debido a que prácticamente todas las calles de la capital están intransitables

Doble Vía

¡Suculentas!, las gorditas de frijol y requesón

Desde hace 30 años, Natividad recorre las calles de Acapulco ofreciendo este manjar con el que obtiene los recurws para sacar adelante a sus cinco hijos

Justicia

FGR logra penas de hasta 25 años contra tres hombres por delincuencia organizada en SLP

Luego de 11 años de haber sido detenidos, la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada dio las sentencias

Moda

Moda sustentable: ¿qué es un armario cápsula y cómo crearlo?

Hoy en día son cada vez más las personas que buscan tener un clóset sostenible y práctico

Local

No dejaremos que entre DiDi: Transportistas

La empresa se lleva al menos 20% de la dejada, por lo que no es negocio para los trabajadores, aseguran

Mundo

EU y Canadá extienden alertas de viaje a estados de México por ola de violencia

El gobierno de EU pide a sus ciudadanos no viajar a 16 estados, mientras que Canadá activó alerta naranja para 14 estados

Sociedad

Elementos de la Sedena y GN reparten víveres a familiares de mineros atrapados

Mientras tanto se siguen realizando las maniobras de extracción de agua en todo el complejo minero de estos pozos de carbón

Policiaca

Se ahoga turista en playa Icacos

El hecho fue frente al hotel Malibú ubicado en el fraccionamiento Club Deportiv