/ jueves 8 de abril de 2021

"De plástico y basura", el lago Uru Uru de Bolivia

El lago sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos durante años

El lago Uru Uru de Bolivia tiene más plástico que agua. Una extensión de botellas descartadas, contenedores, juguetes y neumáticos que continúa hacia el horizonte, y una imagen distópica que refleja años de contaminación humana y las heridas del cambio climático.

El lago ubicado en las alturas del departamento de Oruro, en el oeste de Bolivia, sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos plásticos durante años.

Voluntarios locales, trabajadores y hasta un 'influencer' francés están intentando limpiar el desastre. El miércoles, cientos de personas recolectaron basura de la superficie del lago, cuyas aguas también han sido contaminadas por actividades industriales y minería.

Te puede interesar: Con títeres y cuentos, ambientalista lucha por salvar los manglares de Indonesia

"Nos encontramos en este momento en un basural, que hemos causado nosotros ya que somos los destructores del planeta", dijo Magalí Huarachi, una voluntaria de 28 años, parada entre botellas de plástico en una parte del lago que se ha secado.

"Así que yo me encuentro ahora en un lago, pero de plástico", agregó.

Cortesía | Reuters

Los lagos altiplánicos de Bolivia son importantes sitios protegidos bajo la internacional Convención Ramsar para conservar humedales, especialmente aquellos que proveen un hábitat a pájaros.

El icónico Lago Titicaca también está luchando con la contaminación y la expansión de ciudades cerca de sus orillas. En tanto, el Lago Poopó, antiguamente el segundo más grande después del Titicaca, se secó de manera completa en el 2015.

Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), dijo que los niveles de agua del Uru Uru se han reducido a cerca de entre el 25% y 30% de su capacidad total, y que el lago ha sido afectado duramente por contaminación urbana y de la minería.

Te puede interesar: Brasil busca 1,000 mdd en ayuda para reducir la deforestación del Amazonas

"Las ciudades crecen, la contaminación por basura está creciendo y eso está significando (que) poco a poco nuestro lago Uru Uru agonice, al igual que nuestro Lago Poopó", expresó.

Cortesía | Reuters

Alex Dessard, un 'influencer' en redes sociales francés que ayudó a limpiar el conocido 'cementerio de trenes' en los salares de Uyuni, era uno de los tantos que removían neumáticos y plástico de aguas oscurecidas del Uru Uru el miércoles.

"Es una pena que tanta basura haya llegado aquí porque se acumuló en muchos años, como diez años. Ahora hay que pensar en el futuro. Limpiemos y luego nos concientizamos para que no tengamos que limpiar otra vez", dijo Dessard.

En tanto, a medida que camiones se llevaban las montañas de basura recolectadas del lago, la voluntaria Huarachi expresó una señal de optimismo.

"Creo que si todos aportamos desde un granito de arena recogiendo nuestra basura o viniendo a ayudar acá, pues vamos a hacer que este lugar se vuelva hermoso de aquí a un tiempo", dijo Huarachi.

El lago Uru Uru de Bolivia tiene más plástico que agua. Una extensión de botellas descartadas, contenedores, juguetes y neumáticos que continúa hacia el horizonte, y una imagen distópica que refleja años de contaminación humana y las heridas del cambio climático.

El lago ubicado en las alturas del departamento de Oruro, en el oeste de Bolivia, sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos plásticos durante años.

Voluntarios locales, trabajadores y hasta un 'influencer' francés están intentando limpiar el desastre. El miércoles, cientos de personas recolectaron basura de la superficie del lago, cuyas aguas también han sido contaminadas por actividades industriales y minería.

Te puede interesar: Con títeres y cuentos, ambientalista lucha por salvar los manglares de Indonesia

"Nos encontramos en este momento en un basural, que hemos causado nosotros ya que somos los destructores del planeta", dijo Magalí Huarachi, una voluntaria de 28 años, parada entre botellas de plástico en una parte del lago que se ha secado.

"Así que yo me encuentro ahora en un lago, pero de plástico", agregó.

Cortesía | Reuters

Los lagos altiplánicos de Bolivia son importantes sitios protegidos bajo la internacional Convención Ramsar para conservar humedales, especialmente aquellos que proveen un hábitat a pájaros.

El icónico Lago Titicaca también está luchando con la contaminación y la expansión de ciudades cerca de sus orillas. En tanto, el Lago Poopó, antiguamente el segundo más grande después del Titicaca, se secó de manera completa en el 2015.

Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), dijo que los niveles de agua del Uru Uru se han reducido a cerca de entre el 25% y 30% de su capacidad total, y que el lago ha sido afectado duramente por contaminación urbana y de la minería.

Te puede interesar: Brasil busca 1,000 mdd en ayuda para reducir la deforestación del Amazonas

"Las ciudades crecen, la contaminación por basura está creciendo y eso está significando (que) poco a poco nuestro lago Uru Uru agonice, al igual que nuestro Lago Poopó", expresó.

Cortesía | Reuters

Alex Dessard, un 'influencer' en redes sociales francés que ayudó a limpiar el conocido 'cementerio de trenes' en los salares de Uyuni, era uno de los tantos que removían neumáticos y plástico de aguas oscurecidas del Uru Uru el miércoles.

"Es una pena que tanta basura haya llegado aquí porque se acumuló en muchos años, como diez años. Ahora hay que pensar en el futuro. Limpiemos y luego nos concientizamos para que no tengamos que limpiar otra vez", dijo Dessard.

En tanto, a medida que camiones se llevaban las montañas de basura recolectadas del lago, la voluntaria Huarachi expresó una señal de optimismo.

"Creo que si todos aportamos desde un granito de arena recogiendo nuestra basura o viniendo a ayudar acá, pues vamos a hacer que este lugar se vuelva hermoso de aquí a un tiempo", dijo Huarachi.

Local

Motos y basura proliferaron en las playas

Los contenedores resultaron insuficientes ante la cantidad de visitantes que asistieron al Acamoto

Local

El municipio no tiene injerencia en el Jardín del Puerto: Manzano

Será la Federación quien determine si abre al público dicho espacio

Local

Poca afluencia en panteones y restaurantes por el Día del Padre

Contrario al Día de las Madres, los cementerios y restaurantes tuvieron pocos visitantes

Local

Millenials mayores de 30 años de edad ya pueden registrarse para recibir la vacuna contra Covid-19

La noche de este lunes, diversos usuarios comenzaron a reportar que a través de la página Mi Vacuna ya aceptaban el registro de este rango de edad

Tecnología

Amazon y Apple, las marcas más valiosas en el mundo

Detrás de los gigantes tecnológicos vienen las empresas chinas como Tencent que su fuerte son los videojuegos y Alibaba de comercio en línea

Justicia

Fiscalía confirma que restos localizados en Vícam son del líder yaqui Tomás Rojo

El Laboratorio Científico Forense confirmó las sospechas que se tenían desde que encontraron prendas como las descritas por su familia

Sociedad

[Video] Enorme cocodrilo ataca y mata a una mujer en Tampico

El escalofriante hecho ocurrió la tarde de este lunes en la Laguna del Carpintero, justo a un costado del hemiciclo a Benito Juárez

Mundo

Trump propuso mandar a Guantánamo a enfermos de Covid-19, según libro

Según los autores, Yasmeen Abutaleb y Damian Paletta, el exmandatario habría sugerido la idea hasta dos veces en febrero del año pasado

Mundo

Cubrebocas dejarán de ser obligatorios al aire libre en Italia

Este lunes, Italia registró 21 decesos y 495 casos de Covid-19 en las últimas 24 horas. Algunas regiones no registraron ningún fallecido