/ jueves 8 de abril de 2021

"De plástico y basura", el lago Uru Uru de Bolivia

El lago sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos durante años

El lago Uru Uru de Bolivia tiene más plástico que agua. Una extensión de botellas descartadas, contenedores, juguetes y neumáticos que continúa hacia el horizonte, y una imagen distópica que refleja años de contaminación humana y las heridas del cambio climático.

El lago ubicado en las alturas del departamento de Oruro, en el oeste de Bolivia, sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos plásticos durante años.

Voluntarios locales, trabajadores y hasta un 'influencer' francés están intentando limpiar el desastre. El miércoles, cientos de personas recolectaron basura de la superficie del lago, cuyas aguas también han sido contaminadas por actividades industriales y minería.

Te puede interesar: Con títeres y cuentos, ambientalista lucha por salvar los manglares de Indonesia

"Nos encontramos en este momento en un basural, que hemos causado nosotros ya que somos los destructores del planeta", dijo Magalí Huarachi, una voluntaria de 28 años, parada entre botellas de plástico en una parte del lago que se ha secado.

"Así que yo me encuentro ahora en un lago, pero de plástico", agregó.

Cortesía | Reuters

Los lagos altiplánicos de Bolivia son importantes sitios protegidos bajo la internacional Convención Ramsar para conservar humedales, especialmente aquellos que proveen un hábitat a pájaros.

El icónico Lago Titicaca también está luchando con la contaminación y la expansión de ciudades cerca de sus orillas. En tanto, el Lago Poopó, antiguamente el segundo más grande después del Titicaca, se secó de manera completa en el 2015.

Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), dijo que los niveles de agua del Uru Uru se han reducido a cerca de entre el 25% y 30% de su capacidad total, y que el lago ha sido afectado duramente por contaminación urbana y de la minería.

Te puede interesar: Brasil busca 1,000 mdd en ayuda para reducir la deforestación del Amazonas

"Las ciudades crecen, la contaminación por basura está creciendo y eso está significando (que) poco a poco nuestro lago Uru Uru agonice, al igual que nuestro Lago Poopó", expresó.

Cortesía | Reuters

Alex Dessard, un 'influencer' en redes sociales francés que ayudó a limpiar el conocido 'cementerio de trenes' en los salares de Uyuni, era uno de los tantos que removían neumáticos y plástico de aguas oscurecidas del Uru Uru el miércoles.

"Es una pena que tanta basura haya llegado aquí porque se acumuló en muchos años, como diez años. Ahora hay que pensar en el futuro. Limpiemos y luego nos concientizamos para que no tengamos que limpiar otra vez", dijo Dessard.

En tanto, a medida que camiones se llevaban las montañas de basura recolectadas del lago, la voluntaria Huarachi expresó una señal de optimismo.

"Creo que si todos aportamos desde un granito de arena recogiendo nuestra basura o viniendo a ayudar acá, pues vamos a hacer que este lugar se vuelva hermoso de aquí a un tiempo", dijo Huarachi.

El lago Uru Uru de Bolivia tiene más plástico que agua. Una extensión de botellas descartadas, contenedores, juguetes y neumáticos que continúa hacia el horizonte, y una imagen distópica que refleja años de contaminación humana y las heridas del cambio climático.

El lago ubicado en las alturas del departamento de Oruro, en el oeste de Bolivia, sufrió una grave sequía en el 2016 que redujo de forma dramática su nivel, mientras que los ríos que fluyen hacia él han depositado en sus aguas montañas de residuos plásticos durante años.

Voluntarios locales, trabajadores y hasta un 'influencer' francés están intentando limpiar el desastre. El miércoles, cientos de personas recolectaron basura de la superficie del lago, cuyas aguas también han sido contaminadas por actividades industriales y minería.

Te puede interesar: Con títeres y cuentos, ambientalista lucha por salvar los manglares de Indonesia

"Nos encontramos en este momento en un basural, que hemos causado nosotros ya que somos los destructores del planeta", dijo Magalí Huarachi, una voluntaria de 28 años, parada entre botellas de plástico en una parte del lago que se ha secado.

"Así que yo me encuentro ahora en un lago, pero de plástico", agregó.

Cortesía | Reuters

Los lagos altiplánicos de Bolivia son importantes sitios protegidos bajo la internacional Convención Ramsar para conservar humedales, especialmente aquellos que proveen un hábitat a pájaros.

El icónico Lago Titicaca también está luchando con la contaminación y la expansión de ciudades cerca de sus orillas. En tanto, el Lago Poopó, antiguamente el segundo más grande después del Titicaca, se secó de manera completa en el 2015.

Limbert Sánchez, del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), dijo que los niveles de agua del Uru Uru se han reducido a cerca de entre el 25% y 30% de su capacidad total, y que el lago ha sido afectado duramente por contaminación urbana y de la minería.

Te puede interesar: Brasil busca 1,000 mdd en ayuda para reducir la deforestación del Amazonas

"Las ciudades crecen, la contaminación por basura está creciendo y eso está significando (que) poco a poco nuestro lago Uru Uru agonice, al igual que nuestro Lago Poopó", expresó.

Cortesía | Reuters

Alex Dessard, un 'influencer' en redes sociales francés que ayudó a limpiar el conocido 'cementerio de trenes' en los salares de Uyuni, era uno de los tantos que removían neumáticos y plástico de aguas oscurecidas del Uru Uru el miércoles.

"Es una pena que tanta basura haya llegado aquí porque se acumuló en muchos años, como diez años. Ahora hay que pensar en el futuro. Limpiemos y luego nos concientizamos para que no tengamos que limpiar otra vez", dijo Dessard.

En tanto, a medida que camiones se llevaban las montañas de basura recolectadas del lago, la voluntaria Huarachi expresó una señal de optimismo.

"Creo que si todos aportamos desde un granito de arena recogiendo nuestra basura o viniendo a ayudar acá, pues vamos a hacer que este lugar se vuelva hermoso de aquí a un tiempo", dijo Huarachi.

Local

Se amotinan internos en penal de Acapulco

El reporte preliminar es de varios golpeados

Estado

La gobernadora es Evelyn: Félix Salgado

El senador descartó ejercer influencia en la administración que su hija inició el pasado 15 de octubre y recalcó que el gabinete fue diseñado por ella

Local

Integrarán colegiados para evaluar daños en escuelas

La prioridad será atender y dar seguimiento a la problemática que hay en cada uno de sus respectivos niveles y difundir la información oficial: SEG

Estado

Guerrero podría rescatar el extinto fondo minero

Mineros ayudarán a gobernadora para liberación de mil 400 mdp que están en manos de la Federación

Finanzas

Ecuador congela precio del combustible para evitar protestas

En el último año los precios aumentaron más del 40 %

Cultura

"Mis niñas migrantes" y la dura realidad del sueño americano

La historia de dicha obra exhibe los riesgos de buscar un sueño e idealizar un país utópico

Mundo

La libertad de expresión bajo acoso: balance de la asamblea SIP

En los últimos meses, la libertad de expresión en las Américas enfrenta tres rasgos dominantes

Finanzas

Aún no se identifica al productor de cebollas contaminadas de salmonella

El jueves pasado se emitió una alerta para no comer, comprar, vender o servir cebollas distribuidas por la empresa Pro Source Inc.

Política

Ricardo Monreal se pone del lado de la UNAM

El líder de Morena en el Senado rechazó los señalamientos de presidente López Obrador contra la máxima casa de estudios