/ martes 23 de febrero de 2021

El fósil más antiguo de perro en América apunta a cómo llegaron hasta allí

El canino probablemente tenía una dieta marina, la cual pudo consistir en alimentos como pescado, restos de focas y ballenas

Un fragmento de fémur de 10,150 años, que se considera el resto confirmado más antiguo de un perro en América, apoya la teoría de que estos animales pudieron llegar al continente viajando con los humanos a través de una ruta costera, según un estudio dirigido por la Universidad de Búfalo.

El trozo de hueso, encontrado en el sureste de Alaska, fue sometido a un análisis del genoma mitocondrial y los resultados concluyen que pertenecía a un linaje cuya historia evolutiva divergió de la de los perros siberianos hace 16,700 años.

El momento de esa separación coincide con un periodo en el que los humanos podrían haber migrado a Norteamérica por una ruta costera que incluía el sureste de Alaska, señala la investigación que publica Proceedings of the Royal Society B.

"Nuestro perro primitivo del sureste de Alaska apoya la hipótesis de que la primera migración de perros y humanos se produjo a través de la ruta costera del noroeste del Pacífico en lugar del corredor continental central, que se cree que sólo fue viable hace unos 13,000 años", según Flavio Augusto da Silva Coelho, uno de los autores del informe.

El estudio "apoya la teoría de que esta migración se produjo justo cuando los glaciares costeros se retiraron durante la última Edad de Hielo", indica Charlotte Lindqvist, investigadora de la Universidad de Búfalo.

Hasta ahora, los primeros huesos de perros americanos antiguos que tenían el ADN secuenciado se habían encontrado en el Medio Oeste de Estados Unidos.

El equipo dio con el fragmento de fémur mientras secuenciaba el ADN de una colección de cientos de huesos excavados años antes en el sureste de Alaska, para estudiar cómo los cambios climáticos de la Edad de Hielo influyeron en la supervivencia y los movimientos de los animales en esta región.

El sureste de Alaska podría haber servido como una especie de punto de parada sin hielo -explica la investigadora- y ahora, gracias la fragmento de fémur canino, creen que la temprana migración humana a través de la región podría ser mucho más importante de lo que algunos sospechaban anteriormente.

El fragmento de hueso, que en un principio se pensó que procedía de un oso, era bastante pequeño y cuando se estudió su ADN vieron que pertenecía a un perro.

El análisis demostró que el perro del sureste de Alaska compartía un ancestro común hace unos 16,000 años con los caninos americanos que vivían antes de la llegada de los colonizadores europeos.


Además, el análisis de los isótopos de carbono del fragmento de hueso indica que el perro probablemente tenía una dieta marina, la cual pudo consistir en alimentos como pescado y restos de focas y ballenas.

La investigación añade datos a la historia estratificada de cómo los perros llegaron a poblar las Américas, pues no llegaron todos a la vez.

Algunos perros del Ártico llegaron más tarde desde Asia oriental con la cultura Thule, mientras que los huskies siberianos se importaron a Alaska durante la fiebre del oro y otros fueron llevados por los colonizadores europeos.

Un fragmento de fémur de 10,150 años, que se considera el resto confirmado más antiguo de un perro en América, apoya la teoría de que estos animales pudieron llegar al continente viajando con los humanos a través de una ruta costera, según un estudio dirigido por la Universidad de Búfalo.

El trozo de hueso, encontrado en el sureste de Alaska, fue sometido a un análisis del genoma mitocondrial y los resultados concluyen que pertenecía a un linaje cuya historia evolutiva divergió de la de los perros siberianos hace 16,700 años.

El momento de esa separación coincide con un periodo en el que los humanos podrían haber migrado a Norteamérica por una ruta costera que incluía el sureste de Alaska, señala la investigación que publica Proceedings of the Royal Society B.

"Nuestro perro primitivo del sureste de Alaska apoya la hipótesis de que la primera migración de perros y humanos se produjo a través de la ruta costera del noroeste del Pacífico en lugar del corredor continental central, que se cree que sólo fue viable hace unos 13,000 años", según Flavio Augusto da Silva Coelho, uno de los autores del informe.

El estudio "apoya la teoría de que esta migración se produjo justo cuando los glaciares costeros se retiraron durante la última Edad de Hielo", indica Charlotte Lindqvist, investigadora de la Universidad de Búfalo.

Hasta ahora, los primeros huesos de perros americanos antiguos que tenían el ADN secuenciado se habían encontrado en el Medio Oeste de Estados Unidos.

El equipo dio con el fragmento de fémur mientras secuenciaba el ADN de una colección de cientos de huesos excavados años antes en el sureste de Alaska, para estudiar cómo los cambios climáticos de la Edad de Hielo influyeron en la supervivencia y los movimientos de los animales en esta región.

El sureste de Alaska podría haber servido como una especie de punto de parada sin hielo -explica la investigadora- y ahora, gracias la fragmento de fémur canino, creen que la temprana migración humana a través de la región podría ser mucho más importante de lo que algunos sospechaban anteriormente.

El fragmento de hueso, que en un principio se pensó que procedía de un oso, era bastante pequeño y cuando se estudió su ADN vieron que pertenecía a un perro.

El análisis demostró que el perro del sureste de Alaska compartía un ancestro común hace unos 16,000 años con los caninos americanos que vivían antes de la llegada de los colonizadores europeos.


Además, el análisis de los isótopos de carbono del fragmento de hueso indica que el perro probablemente tenía una dieta marina, la cual pudo consistir en alimentos como pescado y restos de focas y ballenas.

La investigación añade datos a la historia estratificada de cómo los perros llegaron a poblar las Américas, pues no llegaron todos a la vez.

Algunos perros del Ártico llegaron más tarde desde Asia oriental con la cultura Thule, mientras que los huskies siberianos se importaron a Alaska durante la fiebre del oro y otros fueron llevados por los colonizadores europeos.

Local

Temporada decembrina será prueba de fuego: Sectur

Las medidas sanitarias contra el Covid-19 que se implementarán este mes evitarán un incremento en contagios y serán las mismas para el Tianguis Turístico, afirma el secretario Santos Ramírez

Local

Reprobado Guerrero en primer trimestre del ciclo escolar

El modelo educativo a distancia es un rotundo fracaso, dicen padres de familia

Local

Aún no hay para aguinaldos en el Ayuntamiento 

Asegura el síndico administrativo Miguel Jaimes Ramos que se mantienen las gestiones ante la gobernadora 

Local

Tres meses de sufrimiento caminando desde Haití para llegar a México

Desde 2010 con el terremoto la situación de pobreza se complicó para miles de haitianos

Cultura

Cultura de ilegalidad y falta de respeto imperan en México

De acuerdo con datos del doctor en Derecho de la UNAM, al año hay alrededor de 2 millones de denuncias por algún tipo de ilícito y solo 160 mil llegan a tribunales

Sociedad

Fortalecen seguridad en Querétaro tras fuga de reos en penal de Tula

El gobernador Mauricio Kuri dijo que hay coordinación con las autoridades estatales y federales para cuidar zonas limítrofes con Querétaro

Política

Bienvenidas las críticas de la oposición sobre el Tren Maya y AIFA: Torruco

El funcionario refirió que la oposición"está en su papel" de señalar las decisiones del presidente

Cultura

Ciudadanía debe apropiarse de los sistemas de transparencia

Expertos aseguran que es imprescindible no permitir un retroceso

Local

Acapulco tendrá la VI Copa de fisicoculturismo

La zona de Sinfonía del Mar será el escenario para este evento deportivo