/ sábado 12 de marzo de 2022

Río Suchiate, la frontera en Chiapas donde todo pasa

La frontera de Suchiate con Guatemala se ha convertido en un paso libre para el trasiego de mercancías, droga, armas y migrantes sin ningún tipo de control

Suchiate, Chiapas. La frontera de Suchiate con Guatemala se ha convertido en un paso libre para el trasiego de mercancías, droga, armas y migrantes.

De suelo mexicano al país vecino por el río Suchiate es muy común ver el traslado de abarrotes, motocicletas, maíz, artículos del hogar, entre otros productos, mientras que lo que ingresa son armas, droga, migrantes, legumbres y ganado sin ningún control, de acuerdo con versiones de balseros quienes guardan su identidad.

Te puede interesar: FBI identifica 324 pandillas fronterizas

Chiapas tienen 960 kilómetros de frontera con Guatemala con 8 cruces formales y 56 informales, tan solo en el 2021 han cruzado más de 130 mil migrantes de diferentes países, de los cuales el 20 por ciento se encuentra en diferentes estados de la República mexicana.

Migrantes de Asia, el Caribe, Centroamérica, Sudamérica y África buscan llegar a EU, por ello utilizan caminos de extravío para contratar traficantes de humanos donde pagan hasta 5 mil dólares para llegar al país del norte.

José Juan trabaja desde hace 12 años en el río Suchiate, a través de los pasos informales de Suchiate sacó adelante a sus hijos hoy tiene un profesional que es abogado y trabaja dentro del gobierno del estado.

-Me puedes dar una entrevista

-No amigo, aquí entre menos hable uno, mas vive, porque el que se le va la lengua tiende a vivir muy poco, y en este trabajo solo nos dedicamos a pasar las cosas y llevar el sustento a la familia que nos espera en casa, señaló.

Desde Unión Juárez hasta Suchiate se tienen contabilizado más de 12 pasos informales, sin embargo solo operan a la vista de las autoridades del Carmen, del lado del Talismán y el Coyote; El Limón y El Armadillo con grupos denominados los Rojos; y El Palenque”, señaló.



En Talismán nos encontramos a Javier, un señor de unos 45 años de edad, quien cargaba arpías de melón procedentes de Guatemala y que pasó por debajo del puente.

“Llevo 4 viajes, por este trabajo ya gane 100 pesos y usted verá, cruzamos el río con la carga hasta llegar al carro de redilas que nos espera del lado mexicano”, narró.

Tomates, pepinos, melones, cebollas, cebollines, es lo que a diario ingresa a territorio mexicano sin ningún control fitosanitario.

Eliu, de 28 años de edad, explicó que creció en el Suchiate y desde niño llegó a trabajar en la descarga de los camiones del comercio informal transfronterizo, en el momento de la charla suena su celular y recibe instrucciones que va a llegar una carga de suavizante de telas, ante los ojos de elementos de la Guardia Nacional llegó el vehículo y empezó el trabajo de descarga y luego de contar el producto se dispuso a jalarlo a las dos cámaras de llantas para subirlo y pasarlo del lado de Guatemala.



De los más de 45 camareros que a diario se encuentran en el río Suchiate, tienen que pagar 100 quetzales o lo equivalente a dinero mexicano al propietario. El pago solamente se omitiría por tres razones, la primera es ser fundador del cruce donde se trabaja, ser heredero de algún fundador o haber comprado los derechos de la plaza a un fundador, tanto en los turnos mexicanos o guatemalteco.

Juan José dijo que al caer la noche se suspende el paso de personas, sin embargo algunos se quedan trabajando durante toda la noche para pasar personas que vienen al lado mexicano o de regreso.




En esta frontera sur pasa de todo, desde cargamentos de azúcar hasta mujeres que cruzan desde Suchiate hasta Huixtla a prostituirse en bares y cantinas a lo largo de los pueblos y ciudades cercanos a la franja fronteriza, donde a diario se tiene una derrama económica importante, desde hace más de 40 años

Desde El Gancho, donde desemboca el río Suchiate hasta Campeche, se encuentran los cruces aduanales de El Ceibo, en Tabasco; y Frontera Corozal, Carmen Xhan, Ciudad Cuauhtémoc-Las Champas, Unión Juárez, Talismán, Suchiate II y Ciudad Hidalgo, en Chiapas.

En la zona norte se tienen los pasos informales de Nuevo Orizaba a Carmen Xhan y hasta La Mesilla, donde ingresa gasolina, tráfico de ganado, tráfico de mercancías y productos de Centroamérica, además de ser ruta de los migrantes.


Publicado originalmente en Diario del Sur

Suchiate, Chiapas. La frontera de Suchiate con Guatemala se ha convertido en un paso libre para el trasiego de mercancías, droga, armas y migrantes.

De suelo mexicano al país vecino por el río Suchiate es muy común ver el traslado de abarrotes, motocicletas, maíz, artículos del hogar, entre otros productos, mientras que lo que ingresa son armas, droga, migrantes, legumbres y ganado sin ningún control, de acuerdo con versiones de balseros quienes guardan su identidad.

Te puede interesar: FBI identifica 324 pandillas fronterizas

Chiapas tienen 960 kilómetros de frontera con Guatemala con 8 cruces formales y 56 informales, tan solo en el 2021 han cruzado más de 130 mil migrantes de diferentes países, de los cuales el 20 por ciento se encuentra en diferentes estados de la República mexicana.

Migrantes de Asia, el Caribe, Centroamérica, Sudamérica y África buscan llegar a EU, por ello utilizan caminos de extravío para contratar traficantes de humanos donde pagan hasta 5 mil dólares para llegar al país del norte.

José Juan trabaja desde hace 12 años en el río Suchiate, a través de los pasos informales de Suchiate sacó adelante a sus hijos hoy tiene un profesional que es abogado y trabaja dentro del gobierno del estado.

-Me puedes dar una entrevista

-No amigo, aquí entre menos hable uno, mas vive, porque el que se le va la lengua tiende a vivir muy poco, y en este trabajo solo nos dedicamos a pasar las cosas y llevar el sustento a la familia que nos espera en casa, señaló.

Desde Unión Juárez hasta Suchiate se tienen contabilizado más de 12 pasos informales, sin embargo solo operan a la vista de las autoridades del Carmen, del lado del Talismán y el Coyote; El Limón y El Armadillo con grupos denominados los Rojos; y El Palenque”, señaló.



En Talismán nos encontramos a Javier, un señor de unos 45 años de edad, quien cargaba arpías de melón procedentes de Guatemala y que pasó por debajo del puente.

“Llevo 4 viajes, por este trabajo ya gane 100 pesos y usted verá, cruzamos el río con la carga hasta llegar al carro de redilas que nos espera del lado mexicano”, narró.

Tomates, pepinos, melones, cebollas, cebollines, es lo que a diario ingresa a territorio mexicano sin ningún control fitosanitario.

Eliu, de 28 años de edad, explicó que creció en el Suchiate y desde niño llegó a trabajar en la descarga de los camiones del comercio informal transfronterizo, en el momento de la charla suena su celular y recibe instrucciones que va a llegar una carga de suavizante de telas, ante los ojos de elementos de la Guardia Nacional llegó el vehículo y empezó el trabajo de descarga y luego de contar el producto se dispuso a jalarlo a las dos cámaras de llantas para subirlo y pasarlo del lado de Guatemala.



De los más de 45 camareros que a diario se encuentran en el río Suchiate, tienen que pagar 100 quetzales o lo equivalente a dinero mexicano al propietario. El pago solamente se omitiría por tres razones, la primera es ser fundador del cruce donde se trabaja, ser heredero de algún fundador o haber comprado los derechos de la plaza a un fundador, tanto en los turnos mexicanos o guatemalteco.

Juan José dijo que al caer la noche se suspende el paso de personas, sin embargo algunos se quedan trabajando durante toda la noche para pasar personas que vienen al lado mexicano o de regreso.




En esta frontera sur pasa de todo, desde cargamentos de azúcar hasta mujeres que cruzan desde Suchiate hasta Huixtla a prostituirse en bares y cantinas a lo largo de los pueblos y ciudades cercanos a la franja fronteriza, donde a diario se tiene una derrama económica importante, desde hace más de 40 años

Desde El Gancho, donde desemboca el río Suchiate hasta Campeche, se encuentran los cruces aduanales de El Ceibo, en Tabasco; y Frontera Corozal, Carmen Xhan, Ciudad Cuauhtémoc-Las Champas, Unión Juárez, Talismán, Suchiate II y Ciudad Hidalgo, en Chiapas.

En la zona norte se tienen los pasos informales de Nuevo Orizaba a Carmen Xhan y hasta La Mesilla, donde ingresa gasolina, tráfico de ganado, tráfico de mercancías y productos de Centroamérica, además de ser ruta de los migrantes.


Publicado originalmente en Diario del Sur

Estado

Mantiene Salud los módulos de detección Covid

Son 60 municipios los que continúan con casos activos; se reportan 113 nuevos contagios en las últimas 24 horas

Estado

Guerrero, fuera del programa de apoyo a la tortilla

Por falta de acuerdos con molineros, el estado ya no recibirá la ayuda federal; analiza la Secretaría de Economía si crece el paquete de productos de la canasta básica

Doble Vía

Clavadista por amor y contador de profesión

A pesar de tener 17 de años de experiencia, el temor siempre está presente pero los aplausos hacen sentir a Jorge Ramírez como una estrella de rock

Mundo

Fiscalía pidió registro a Trump por posible violación de la Ley de Espionaje

Entre la documentación requisada figuran veintiséis cajas etiquetadas cada una con un número

Política

Se debe hacer respetar el Estado de derecho: Monreal presenta su proyecto de Nación

Ricardo Monreal considera que con este modelo se reforzará la democracia y participación ciudadana

Policiaca

Frustra policía preventiva presunto secuestro de una menor en Acapulco

Evitan que la presunta responsable de intentar secuestrar a la menor sea linchada

Literatura

Margo Glantz, ganadora del Premio Carlos Fuentes 2022

El premio reconoce a escritores de larga trayectoria, cuya obra publicada haya contribuido a enriquecer el patrimonio literario

Mundo

Salman Rushdie y los demás intelectuales que han sido atacados por el Islam

El escritor Salman Rushdie se suma a la lista de estudiosos que han recibido amenazas y ataques por parte de seguidores de la religión

Local

Sigue en penumbra tramo del boulevard de Las Naciones

La principal vía de acceso al aeropuerto de Acapulco se encuentra a oscuras, pese a que en días pasados se anunció la rehabilitación de más de 500 luminarias