/ lunes 15 de julio de 2019

Jaime Bonilla, la red de poder que mueve a Baja California

Sin rendir protesta aún, logró que diputados de un partido diferente al suyo alargaran su mandato de dos a cinco años

El nombre de Jaime Bonilla asaltó los titulares de la prensa nacional la semana pasada. La causa, aunque aparentemente simple, no lo es. La tarde-noche del 8 de julio en el Congreso de Baja California, de manera totalmente inesperada, 21 legisladores modificaban la ley para que Bonilla Valdez, gobernador electo de la coalición Juntos Haremos Historia, en vez de gobernar por dos años como estaba establecido, ampliara su mandato a cinco años. ¿Es el periodo de tiempo que gobernará lo que provocó la reacción en particular de los grupos políticos? No. Lo que generó los debates es que esta modificación a modo pueda ser la plantilla que en un futuro cercano pudieran usar otros gobernantes para ampliar sus mandatos.

Para Cuauhtémoc Cárdenas esta acción no es un asunto menor: “Fue un albazo legislativo de 21 diputados locales, muy probablemente debidamente aceitados ($$)… Ha sido no sólo una maniobra sucia, sino que 21 diputados, en una sesión legislativa convocada al vapor y que puede decirse, realizada en lo oscurito…”

¿Pero de qué tamaño es el poder político y económico de Jaime Bonilla en Baja California, cómo para influir en la decisión de 21 legisladores y poner de cabeza a las leyes electorales?

¿QUIÉN ES JAIME BONILLA VALDEZ?

El gobernador electo de Baja California nació en la colonia Libertad de Tijuana, y cumplió 69 años el pasado 9 de junio. Aparte de la nacionalidad mexicana, posee la estadounidense, la cual le permitió ser director del Distrito de Agua de Otay, en el condado de San Diego, cargo que se obtiene por voto ciudadano.

Asegura ser ingeniero industrial egresado de la UNAM, pero en los registros de la SEP no aparece su cédula profesional y los portales digitales de la universidad tampoco arrojan dato alguno. La biblioteca central de esa universidad, que suele guardar todas las tesis de grado, no contiene alguna a su nombre. A una solicitud ciudadana ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información para conocer el grado de estudios de Bonilla Valdez la respuesta fue que no se había localizado algún documento en las instancias correspondientes que acreditaran el nivel de estudios de ingeniería.

-¿Es ingeniero…?- Le pregunta el reportero durante una entrevista con El Sol de Tijuana el 9 de mayo del 2019.

-Sí, industrial…

-Pero no aparece su cédula…

-Pues quién sabe por qué no aparece, pero ahí estaba.

-¿Nos puede dejar su número de cédula profesional?

-No la traigo conmigo, pero la busco… y claro.

Se fue de la entrevista y de la cédula, nada.

Con el actual presidente, Bonilla Valdez presume de una buena amistad desde que se conocieron gracias a la intervención de Martínez Veloz / Foto: Cortesía

Eso sí, siguiendo el modelo del Presidente de la República, durante la entrevista cuestionó la línea editorial de El Sol de Tijuana e incluso acusó al diario de tener una tendencia favorable al actual gobernador Francisco Vega de Lamadrid. En la entrevista fue duro con los periodistas: cuestiona, reta, pone en entredicho al periodismo que se hace: “Ustedes son los que menos publican y más tendencia tienen en contra del movimiento Morena”. Y asegura que, contra lo que hacen otros medios, los de su propiedad no han aceptado un minuto de publicidad gubernamental en 12 años.

LA RUTA A LA GUBERNATURA

Fue electo diputado federal en el 2012 y senador en la misma jornada del 2018 en la que Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia, ambos postulados por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

Bonilla Valdez pidió licencia este año para separarse del Senado de la República y convertirse en “súperdelegado” federal en Baja California, donde también fue dirigente de Morena desde 2015. De ahí se lanzó por la gubernatura.

No obstante, el proyecto original era que Jaime Martínez Veloz, quien terminó siendo su rival por la gubernatura, fuera el candidato a de Morena para la administración de dos años (2019-2021), que desde el 2014 contempla la Constitución del estado, y para la siguiente, ya de un sexenio (2021-2027), sería Bonilla Valdez.

MARTÍNEZ VELOZ, DE AMIGO A RIVAL

Ironías de la política, sería el mismo Martínez Veloz quien acercó a Bonilla Valdez con López Obrador. Cuenta una historia que era 2005 y Bonilla estaba al frente del Distrito de Agua de Otay, en California, cuando se encontró a Martinez Veloz en un vuelo. Bonilla lo mandó llamar mediante un tercero a la zona de primera clase, le preguntó por su relación con Andrés Manuel y le pidió una reunión a la que también acudió el vicegobernador demócrata de California, Cruz Bustamente.

“En la reunión le entregó una especie de diploma, unas botellas de vino de Napa Valley. Fue una reunión de cortesía, podríamos decir. Pero a partir de ahí es cuando establece la relación y empieza a cortejar a Andrés Manuel”.

Jaime Martínez conocía a López Obrador por un favor político: de su hermano Juan Martínez Veloz fue el voto decisivo para que el tabasqueño conservara en el 2000 la candidatura a jefe de Gobierno de Ciudad de México, cuando el PRI impugnó su residencia.

RED DE PODER

Desde la época de los 80, Bonilla Valdez participa en diversos giros del sector empresarial, incluyendo maquiladoras y medios de comunicación. Principalmente en Media Sports de México S.A. de C.V., mejor conocido como Primer Sistema de Noticias (PSN), su canal de televisión por cable y aire, junto a media docena de estaciones de radio.

Entre sus amistades desde esos años se encuentra José Román Leyva Mortera, hermano del exgobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, en cuyo sexenio inconcluso (1983-1989) se convirtió en accionista del ahora desaparecido periódico Baja California, sin apartarse del sector maquilador, y posteriormente entró al negocio de las estaciones de radio y televisoras.

Durante la administración de Leyva Mortera, José Román presentó a Bonilla Valdez con su hermano gobernador, y desde entonces se hizo amigo cercano de Xicoténcatl.

En la entrevista con El Sol de Tijuana citan una columna del periodista Jesús Blancornelas (Semanario Zeta):

-En 1985 Xicoténcatl Leyva abrió las puertas al narcotráfico y al crimen en Baja California… ¿Cómo explicarle a la gente que se atenderá la seguridad pública cuando hay estos antecedentes?

-¿Es una nota periodística?

-Sí, de Jesús Blancornelas…

-Para mí no es más que una nota periodística y no le voy a dar credibilidad a una nota periodística porque alguien la escribió. Nadie es dueño de la verdad… pero Xicoténcatl se puede defender solo. No conozco su vida íntima ni toda su vida profesional, pero yo no he visto eso en él. Si me preguntas qué veo en él… Veo a un hombre político, un hombre que quiso mucho a su estado, el último que no lo endeudó. Lo he considerado mi amigo porque su padre era amigo de mi padre. Yo considero que es una persona honesta, trabajadora… ésa es mi perspectiva, no es la del periodista.

Bonilla invitó a Andrés Manuel López Obrador a un juego de beisbol de Grandes Ligas en San Diego, EU / Foto: CORTESÍA @GDEHOYOSWALTHER

En la época del gobierno de Xicoténcatl Leyva, Bonilla Valdez también incursionó en el ramo cervecero y en el deportivo, al adquirir el equipo Potros de Tijuana, que participaba en la Liga Mexicana del Pacífico, de la cual terminó expulsado de por vida tras ganar un polémico campeonato en una final contra Águilas de Mexicali.

En el círculo cercano a Bonilla Valdez se encuentran los diputados locales Héctor Mares Cossío y Víctor Morán Hernández. Este último presentó en el Congreso local la propuesta para ampliar la gubernatura a cinco años, y su esposa Blanca Favela Dávalos la primera impugnación a la gubernatura de dos años en el tribunal electoral local.

También está el abogado Guillermo Titi Ruiz Hernández, que defendió a políticos como Jorge Hank Rhon y públicamente se le vincula a la defensa de narcotraficantes, además, ya es mencionado en algunas columnas periodísticas como el posible fiscal general del estado. La hija del Titi Ruiz, Karla Patricia Ruiz Macfarland, es la suplente de Arturo González Cruz, alcalde electo de Tijuana.

También está Mario Escobedo Carignan, concuño de Bonilla, y próximo secretario de Desarrollo Económico en el estado. La esposa de Bonilla es hermana de la esposa de Escobedo Carignan, exaspirante a candidato del PRI y luego de Morena por la alcaldía de Tijuana. Su hermano, Óscar Escobedo Carignan, es el secretario de Turismo de Kiko Vega.

El nombre de Jaime Bonilla asaltó los titulares de la prensa nacional la semana pasada. La causa, aunque aparentemente simple, no lo es. La tarde-noche del 8 de julio en el Congreso de Baja California, de manera totalmente inesperada, 21 legisladores modificaban la ley para que Bonilla Valdez, gobernador electo de la coalición Juntos Haremos Historia, en vez de gobernar por dos años como estaba establecido, ampliara su mandato a cinco años. ¿Es el periodo de tiempo que gobernará lo que provocó la reacción en particular de los grupos políticos? No. Lo que generó los debates es que esta modificación a modo pueda ser la plantilla que en un futuro cercano pudieran usar otros gobernantes para ampliar sus mandatos.

Para Cuauhtémoc Cárdenas esta acción no es un asunto menor: “Fue un albazo legislativo de 21 diputados locales, muy probablemente debidamente aceitados ($$)… Ha sido no sólo una maniobra sucia, sino que 21 diputados, en una sesión legislativa convocada al vapor y que puede decirse, realizada en lo oscurito…”

¿Pero de qué tamaño es el poder político y económico de Jaime Bonilla en Baja California, cómo para influir en la decisión de 21 legisladores y poner de cabeza a las leyes electorales?

¿QUIÉN ES JAIME BONILLA VALDEZ?

El gobernador electo de Baja California nació en la colonia Libertad de Tijuana, y cumplió 69 años el pasado 9 de junio. Aparte de la nacionalidad mexicana, posee la estadounidense, la cual le permitió ser director del Distrito de Agua de Otay, en el condado de San Diego, cargo que se obtiene por voto ciudadano.

Asegura ser ingeniero industrial egresado de la UNAM, pero en los registros de la SEP no aparece su cédula profesional y los portales digitales de la universidad tampoco arrojan dato alguno. La biblioteca central de esa universidad, que suele guardar todas las tesis de grado, no contiene alguna a su nombre. A una solicitud ciudadana ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información para conocer el grado de estudios de Bonilla Valdez la respuesta fue que no se había localizado algún documento en las instancias correspondientes que acreditaran el nivel de estudios de ingeniería.

-¿Es ingeniero…?- Le pregunta el reportero durante una entrevista con El Sol de Tijuana el 9 de mayo del 2019.

-Sí, industrial…

-Pero no aparece su cédula…

-Pues quién sabe por qué no aparece, pero ahí estaba.

-¿Nos puede dejar su número de cédula profesional?

-No la traigo conmigo, pero la busco… y claro.

Se fue de la entrevista y de la cédula, nada.

Con el actual presidente, Bonilla Valdez presume de una buena amistad desde que se conocieron gracias a la intervención de Martínez Veloz / Foto: Cortesía

Eso sí, siguiendo el modelo del Presidente de la República, durante la entrevista cuestionó la línea editorial de El Sol de Tijuana e incluso acusó al diario de tener una tendencia favorable al actual gobernador Francisco Vega de Lamadrid. En la entrevista fue duro con los periodistas: cuestiona, reta, pone en entredicho al periodismo que se hace: “Ustedes son los que menos publican y más tendencia tienen en contra del movimiento Morena”. Y asegura que, contra lo que hacen otros medios, los de su propiedad no han aceptado un minuto de publicidad gubernamental en 12 años.

LA RUTA A LA GUBERNATURA

Fue electo diputado federal en el 2012 y senador en la misma jornada del 2018 en la que Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia, ambos postulados por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

Bonilla Valdez pidió licencia este año para separarse del Senado de la República y convertirse en “súperdelegado” federal en Baja California, donde también fue dirigente de Morena desde 2015. De ahí se lanzó por la gubernatura.

No obstante, el proyecto original era que Jaime Martínez Veloz, quien terminó siendo su rival por la gubernatura, fuera el candidato a de Morena para la administración de dos años (2019-2021), que desde el 2014 contempla la Constitución del estado, y para la siguiente, ya de un sexenio (2021-2027), sería Bonilla Valdez.

MARTÍNEZ VELOZ, DE AMIGO A RIVAL

Ironías de la política, sería el mismo Martínez Veloz quien acercó a Bonilla Valdez con López Obrador. Cuenta una historia que era 2005 y Bonilla estaba al frente del Distrito de Agua de Otay, en California, cuando se encontró a Martinez Veloz en un vuelo. Bonilla lo mandó llamar mediante un tercero a la zona de primera clase, le preguntó por su relación con Andrés Manuel y le pidió una reunión a la que también acudió el vicegobernador demócrata de California, Cruz Bustamente.

“En la reunión le entregó una especie de diploma, unas botellas de vino de Napa Valley. Fue una reunión de cortesía, podríamos decir. Pero a partir de ahí es cuando establece la relación y empieza a cortejar a Andrés Manuel”.

Jaime Martínez conocía a López Obrador por un favor político: de su hermano Juan Martínez Veloz fue el voto decisivo para que el tabasqueño conservara en el 2000 la candidatura a jefe de Gobierno de Ciudad de México, cuando el PRI impugnó su residencia.

RED DE PODER

Desde la época de los 80, Bonilla Valdez participa en diversos giros del sector empresarial, incluyendo maquiladoras y medios de comunicación. Principalmente en Media Sports de México S.A. de C.V., mejor conocido como Primer Sistema de Noticias (PSN), su canal de televisión por cable y aire, junto a media docena de estaciones de radio.

Entre sus amistades desde esos años se encuentra José Román Leyva Mortera, hermano del exgobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, en cuyo sexenio inconcluso (1983-1989) se convirtió en accionista del ahora desaparecido periódico Baja California, sin apartarse del sector maquilador, y posteriormente entró al negocio de las estaciones de radio y televisoras.

Durante la administración de Leyva Mortera, José Román presentó a Bonilla Valdez con su hermano gobernador, y desde entonces se hizo amigo cercano de Xicoténcatl.

En la entrevista con El Sol de Tijuana citan una columna del periodista Jesús Blancornelas (Semanario Zeta):

-En 1985 Xicoténcatl Leyva abrió las puertas al narcotráfico y al crimen en Baja California… ¿Cómo explicarle a la gente que se atenderá la seguridad pública cuando hay estos antecedentes?

-¿Es una nota periodística?

-Sí, de Jesús Blancornelas…

-Para mí no es más que una nota periodística y no le voy a dar credibilidad a una nota periodística porque alguien la escribió. Nadie es dueño de la verdad… pero Xicoténcatl se puede defender solo. No conozco su vida íntima ni toda su vida profesional, pero yo no he visto eso en él. Si me preguntas qué veo en él… Veo a un hombre político, un hombre que quiso mucho a su estado, el último que no lo endeudó. Lo he considerado mi amigo porque su padre era amigo de mi padre. Yo considero que es una persona honesta, trabajadora… ésa es mi perspectiva, no es la del periodista.

Bonilla invitó a Andrés Manuel López Obrador a un juego de beisbol de Grandes Ligas en San Diego, EU / Foto: CORTESÍA @GDEHOYOSWALTHER

En la época del gobierno de Xicoténcatl Leyva, Bonilla Valdez también incursionó en el ramo cervecero y en el deportivo, al adquirir el equipo Potros de Tijuana, que participaba en la Liga Mexicana del Pacífico, de la cual terminó expulsado de por vida tras ganar un polémico campeonato en una final contra Águilas de Mexicali.

En el círculo cercano a Bonilla Valdez se encuentran los diputados locales Héctor Mares Cossío y Víctor Morán Hernández. Este último presentó en el Congreso local la propuesta para ampliar la gubernatura a cinco años, y su esposa Blanca Favela Dávalos la primera impugnación a la gubernatura de dos años en el tribunal electoral local.

También está el abogado Guillermo Titi Ruiz Hernández, que defendió a políticos como Jorge Hank Rhon y públicamente se le vincula a la defensa de narcotraficantes, además, ya es mencionado en algunas columnas periodísticas como el posible fiscal general del estado. La hija del Titi Ruiz, Karla Patricia Ruiz Macfarland, es la suplente de Arturo González Cruz, alcalde electo de Tijuana.

También está Mario Escobedo Carignan, concuño de Bonilla, y próximo secretario de Desarrollo Económico en el estado. La esposa de Bonilla es hermana de la esposa de Escobedo Carignan, exaspirante a candidato del PRI y luego de Morena por la alcaldía de Tijuana. Su hermano, Óscar Escobedo Carignan, es el secretario de Turismo de Kiko Vega.

Estado

Llega Acapulco al 63.6% de ocupación hotelera

El binomio de playa de Ixtapa Zihuatanejo alcanzó este sábado una ocupación hotelera general del 70.3 por ciento

Local

No hay contaminación en agua potable de Xaltianguis: CAPAMA

Leonel Galindo González aseguró que el líquido es potable y seguro para todos.

Local

Pobladores de Xaltianguis denuncian amenazas de grupos armados

El jueves pasado los habitantes del poblado de Xaltianguis decidieron la salida de los grupos armados de la comunidad y pidieron la permanencia de la Guardia Nacional

Gossip

Subastarán vestido que usó la princesa Diana en su baile con John Travolta

El valor estimado del vestido es de entre 325 mil y 455 mil dólares

Local

Restauranteros celebran buenas cifras por fin de semana largo

6 de cada 10 mesas estuvieron ocupadas en restaurantes, asegura la RUA

New Articles

Reprueban asociaciones civiles declaraciones de Adela Román sobre familia asesinada

Consideran que expusieron a los parientes a violencia comunitaria y discriminación

Local

Rebasa expectativas el Buen Fin, asegura Canaco-Servytur

La Canaco asegura que se vendió un 10 por ciento más que en otros años

Celebridades

Falta de rasgos latinos dificultó mi entrada a Hollywood: Eiza González

La actriz detalló que le fue complicado conseguir papeles al incursionar en Hollywood

Local

Siguen llegando aguas negras a playas de Acapulco

Activistas exigen que la autoridad municipal detenga el descuido