/ miércoles 18 de septiembre de 2019

Trump, en guerra ambiental con California por normas contaminantes de autos

El mandatario hizo el anuncio durante su visita de dos días a ese estado en la costa del Pacífico

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que revocará la potestad que hasta ahora tenía California para fijar sus propios estándares contaminantes de autos, una decisión que desatará una batalla judicial y se anuncia a pocos días de una cumbre climática en la ONU.

El mandatario hizo el anuncio durante su visita de dos días a ese estado en la costa del Pacífico, quinta economía del mundo y mayoritariamente opuesto a sus políticas, para cumplir con compromisos de su campaña por la reelección.

"La administración Trump revocará la Exención Federal de California sobre emisiones para fabricar autos mucho menos caros para los consumidores y al mismo tiempo producir autos sustancialmente más seguros", tuiteó el presidente.

California ganó en 1970 la atribución de imponer estándares anticontaminantes más estrictos que a nivel federal, algo a lo que Trump siempre se opuso y que después de casi un año de consultas, sacará un nuevo reglamento.

"Se van a producir muchos más coches según este nuevo estándar más uniforme, lo que implica que haya significativamente más EMPLEOS", subrayó el presidente.

La decisión se tomó menos de dos meses después que California, el estado más rico y populoso del país, trazara una hoja de ruta con cuatro fabricantes de autos (Ford, BMW, Volkswagen y Honda) para alcanzar vehículos menos contaminantes en 2026.

Trump fustigó el acuerdo -una versión más relajada del ambicioso plan aprobado por el expresidente Barack Obama y que busca reducir las emisiones 3,7% anual durante cinco años- al tiempo que el Departamento de Justicia abrió una investigación.

Trump anuló el plan de su antecesor y mantuvo congelados los estándares en los niveles que se exigían para 2020.

Venganza política

El gobierno argumenta que mayores estándares implican costos más altos para los consumidores, lo que deprime el mercado de los coches nuevos y al final implica que en las calles haya autos más viejos y menos seguros.

El gobernador Gavin Newsom dijo que esa visión era "simplemente incorrecta". "Sus normas costarán a los consumidores 400 mil millones de dólares. El resultado: 320 mil millones más de galones de combustible quemados y arrojados a nuestro aire, y perjudica la capacidad de los fabricantes de competir en un mercado global".

"Es malo para nuestro aire, malo para nuestra salud, malo para nuestra economía", zanjó.

El miércoles, cuando reportes de prensa adelantaron la medida, el gobernador, del opositor Partido Demócrata, lo calificó como una "venganza política" de Trump. "California no esperará jamás permiso de Washington para proteger la salud y la seguridad de los niños y sus familias", indicó.

El fiscal general Xavier Becerra adelantó que desafiaría en la justicia cualquier recurso contra la política ambiental del estado: "la evidencia es irrefutable: los estándares actuales para autos ecológicos son alcanzables, se basan en la ciencia y solo traen beneficios para las familias estadounidenses trabajadoras y la salud pública".

El exgobernador de California y actor Arnold Schwarzenegger indicó por su parte que "la administración Trump, por alguna razón, está empeñada en revertir décadas de historia y progreso".

"No podría decir si se trata de mezquindad política, miopía o simplemente celos", indicó el también activista por el medioambiente. "Puedo decir que está mal, es antiestadounidense y es una afrenta a principios conservadores de larga data".

Se refiere a algo que ya apuntaron otros críticos de esta iniciativa, que destacan que el gobierno está yendo en contra del principio de los derechos de los estados, una posición que el Partido Republicano al cual pertenece Trump defiende.

La decisión se anuncia además a pocos días del inicio de la primera cumbre de jóvenes sobre el clima en la ONU, donde participarán 700 delegados de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, África y Asia.

Entre los asistentes destaca la célebre adolescente sueca Greta Thunberg, de 16 años, que inició las huelgas estudiantiles de los viernes para presionar a los líderes políticos a que actúen contra el cambio climático y llegó a Estados Unidos en un velero para no contribuir a las emisiones de carbono.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que revocará la potestad que hasta ahora tenía California para fijar sus propios estándares contaminantes de autos, una decisión que desatará una batalla judicial y se anuncia a pocos días de una cumbre climática en la ONU.

El mandatario hizo el anuncio durante su visita de dos días a ese estado en la costa del Pacífico, quinta economía del mundo y mayoritariamente opuesto a sus políticas, para cumplir con compromisos de su campaña por la reelección.

"La administración Trump revocará la Exención Federal de California sobre emisiones para fabricar autos mucho menos caros para los consumidores y al mismo tiempo producir autos sustancialmente más seguros", tuiteó el presidente.

California ganó en 1970 la atribución de imponer estándares anticontaminantes más estrictos que a nivel federal, algo a lo que Trump siempre se opuso y que después de casi un año de consultas, sacará un nuevo reglamento.

"Se van a producir muchos más coches según este nuevo estándar más uniforme, lo que implica que haya significativamente más EMPLEOS", subrayó el presidente.

La decisión se tomó menos de dos meses después que California, el estado más rico y populoso del país, trazara una hoja de ruta con cuatro fabricantes de autos (Ford, BMW, Volkswagen y Honda) para alcanzar vehículos menos contaminantes en 2026.

Trump fustigó el acuerdo -una versión más relajada del ambicioso plan aprobado por el expresidente Barack Obama y que busca reducir las emisiones 3,7% anual durante cinco años- al tiempo que el Departamento de Justicia abrió una investigación.

Trump anuló el plan de su antecesor y mantuvo congelados los estándares en los niveles que se exigían para 2020.

Venganza política

El gobierno argumenta que mayores estándares implican costos más altos para los consumidores, lo que deprime el mercado de los coches nuevos y al final implica que en las calles haya autos más viejos y menos seguros.

El gobernador Gavin Newsom dijo que esa visión era "simplemente incorrecta". "Sus normas costarán a los consumidores 400 mil millones de dólares. El resultado: 320 mil millones más de galones de combustible quemados y arrojados a nuestro aire, y perjudica la capacidad de los fabricantes de competir en un mercado global".

"Es malo para nuestro aire, malo para nuestra salud, malo para nuestra economía", zanjó.

El miércoles, cuando reportes de prensa adelantaron la medida, el gobernador, del opositor Partido Demócrata, lo calificó como una "venganza política" de Trump. "California no esperará jamás permiso de Washington para proteger la salud y la seguridad de los niños y sus familias", indicó.

El fiscal general Xavier Becerra adelantó que desafiaría en la justicia cualquier recurso contra la política ambiental del estado: "la evidencia es irrefutable: los estándares actuales para autos ecológicos son alcanzables, se basan en la ciencia y solo traen beneficios para las familias estadounidenses trabajadoras y la salud pública".

El exgobernador de California y actor Arnold Schwarzenegger indicó por su parte que "la administración Trump, por alguna razón, está empeñada en revertir décadas de historia y progreso".

"No podría decir si se trata de mezquindad política, miopía o simplemente celos", indicó el también activista por el medioambiente. "Puedo decir que está mal, es antiestadounidense y es una afrenta a principios conservadores de larga data".

Se refiere a algo que ya apuntaron otros críticos de esta iniciativa, que destacan que el gobierno está yendo en contra del principio de los derechos de los estados, una posición que el Partido Republicano al cual pertenece Trump defiende.

La decisión se anuncia además a pocos días del inicio de la primera cumbre de jóvenes sobre el clima en la ONU, donde participarán 700 delegados de Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, África y Asia.

Entre los asistentes destaca la célebre adolescente sueca Greta Thunberg, de 16 años, que inició las huelgas estudiantiles de los viernes para presionar a los líderes políticos a que actúen contra el cambio climático y llegó a Estados Unidos en un velero para no contribuir a las emisiones de carbono.

Estado

Llega Acapulco al 63.6% de ocupación hotelera

El binomio de playa de Ixtapa Zihuatanejo alcanzó este sábado una ocupación hotelera general del 70.3 por ciento

Local

No hay contaminación en agua potable de Xaltianguis: CAPAMA

Leonel Galindo González aseguró que el líquido es potable y seguro para todos.

Local

Pobladores de Xaltianguis denuncian amenazas de grupos armados

El jueves pasado los habitantes del poblado de Xaltianguis decidieron la salida de los grupos armados de la comunidad y pidieron la permanencia de la Guardia Nacional

Gossip

Subastarán vestido que usó la princesa Diana en su baile con John Travolta

El valor estimado del vestido es de entre 325 mil y 455 mil dólares

Local

Restauranteros celebran buenas cifras por fin de semana largo

6 de cada 10 mesas estuvieron ocupadas en restaurantes, asegura la RUA

New Articles

Reprueban asociaciones civiles declaraciones de Adela Román sobre familia asesinada

Consideran que expusieron a los parientes a violencia comunitaria y discriminación

Local

Rebasa expectativas el Buen Fin, asegura Canaco-Servytur

La Canaco asegura que se vendió un 10 por ciento más que en otros años

Celebridades

Falta de rasgos latinos dificultó mi entrada a Hollywood: Eiza González

La actriz detalló que le fue complicado conseguir papeles al incursionar en Hollywood

Local

Siguen llegando aguas negras a playas de Acapulco

Activistas exigen que la autoridad municipal detenga el descuido