/ lunes 11 de junio de 2018

Papa Francisco acepta renuncia de tres obispos chilenos

Son acusados de encubrir abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes

Ciudad del Vaticano.- Tres de treinta y uno. De los obispos chilenos que habían presentado en bloque su renuncia a mediados de mayo al término del encuentro en el Vaticano sobre los escándalos de abusos sexuales, el Papa Francesco acepto tres, uno de los cuales es Juan Barros, el obispo de Osorno quien fuera uno de los más estrechos colaboradores de Fernando Karadima, el sacerdote culpable de abusos seriales a daños de menores, condenado por el Vaticano en 2011 a una vida de “oración y penitencia”.



El término “acepto” es estrictamente formal ya que se trata de las primeras sanciones efectivas de Bergoglio acerca del escándalo de los abusos en la iglesia de Chile. Barros era acusado de haber encubierto los abusos de Karadima, de quien era una especie de “hijo espiritual”. También se aceptaron las renuncias del arzobispo de Puerto Montt, Cristian Caro Cordero y del obispo de Valparaiso, Gonzalo Duarte Garcia de Cortazar.



La remoción de Barros, anunciada este lunes, se registro un día antes del segundo viaje a Chile del arzobispo maltés Charles Scicluna, experto en investigaciones canónicas sobre abusos contra menores dentro del clero, y del monseñor catalán de la Congregación para la Doctrina de la Fe, padre Jordi Bertomeu. Ambos ya estuvieron en el país sudamericano en febrero pasado, confirmando las acusaciones en contra de Barros y otros eclesiásticos.



Es difícil no recordar las protestas dentro y fuera de la catedral de Osorno el día en el que, nombrado por Francisco, Barros tomo posesión de su diócesis, y mucho menos las manifestaciones callejeras durante la visita de Berrgoglio a Chile (enero de 2018). En esa ocasión, inclusive el presidente del parlamento chileno, Fidel Espinoza, hizo llegar a Francisco una carta de la comunidad católica de Osorno, pidiéndole la remoción del prelado.



El pontífice argentino en un principio defendió con firmeza a Barros. Durante su permanencia en Chile dijo que contra el obispo ”no hay una sola prueba ...Por lo tanto, se trata de calumnias, ¿queda claro?”. Palabras duras que provocaron un “gran dolor” a las víctimas, como le hizo a notar a Bergoglio el influyente cardenal Sean O’Malley.



Constatando que había cometido “graves errores de percepción y de valoración”, en su viaje de regreso a Roma, Francisco pidió perdón a las víctimas, acto que repitió personalmente cuando sucesivamente recibió en el Vaticano a las tres principales víctimas de Karadima: Juan Carlos Cruz, James Hamilton y Andrés Murillo.



Bergoglio se dio cuenta que había sido mal informado y decidió remediar a sus “errores”, convocando después a todos los obispos chilenos, ademas de leer atentamente el informe de mas de dos mil paginas del prelado investigador Charles Scicluna, después de su viaje a Chile.



Por lo pronto, la víctima Juan Carlos Cruz, en un mensaje vía internet subrayo que con estas “primeras dimisiones, comienza un nuevo día en la Iglesia católica de Chile: |!La banda de los delincuentes esta empezando a despedazarse!”, preciso, auspiciando que la medida “sea solo el inicio” de la obra de “limpieza” que Francisco ha decidido efectuar en Chile.

Ciudad del Vaticano.- Tres de treinta y uno. De los obispos chilenos que habían presentado en bloque su renuncia a mediados de mayo al término del encuentro en el Vaticano sobre los escándalos de abusos sexuales, el Papa Francesco acepto tres, uno de los cuales es Juan Barros, el obispo de Osorno quien fuera uno de los más estrechos colaboradores de Fernando Karadima, el sacerdote culpable de abusos seriales a daños de menores, condenado por el Vaticano en 2011 a una vida de “oración y penitencia”.



El término “acepto” es estrictamente formal ya que se trata de las primeras sanciones efectivas de Bergoglio acerca del escándalo de los abusos en la iglesia de Chile. Barros era acusado de haber encubierto los abusos de Karadima, de quien era una especie de “hijo espiritual”. También se aceptaron las renuncias del arzobispo de Puerto Montt, Cristian Caro Cordero y del obispo de Valparaiso, Gonzalo Duarte Garcia de Cortazar.



La remoción de Barros, anunciada este lunes, se registro un día antes del segundo viaje a Chile del arzobispo maltés Charles Scicluna, experto en investigaciones canónicas sobre abusos contra menores dentro del clero, y del monseñor catalán de la Congregación para la Doctrina de la Fe, padre Jordi Bertomeu. Ambos ya estuvieron en el país sudamericano en febrero pasado, confirmando las acusaciones en contra de Barros y otros eclesiásticos.



Es difícil no recordar las protestas dentro y fuera de la catedral de Osorno el día en el que, nombrado por Francisco, Barros tomo posesión de su diócesis, y mucho menos las manifestaciones callejeras durante la visita de Berrgoglio a Chile (enero de 2018). En esa ocasión, inclusive el presidente del parlamento chileno, Fidel Espinoza, hizo llegar a Francisco una carta de la comunidad católica de Osorno, pidiéndole la remoción del prelado.



El pontífice argentino en un principio defendió con firmeza a Barros. Durante su permanencia en Chile dijo que contra el obispo ”no hay una sola prueba ...Por lo tanto, se trata de calumnias, ¿queda claro?”. Palabras duras que provocaron un “gran dolor” a las víctimas, como le hizo a notar a Bergoglio el influyente cardenal Sean O’Malley.



Constatando que había cometido “graves errores de percepción y de valoración”, en su viaje de regreso a Roma, Francisco pidió perdón a las víctimas, acto que repitió personalmente cuando sucesivamente recibió en el Vaticano a las tres principales víctimas de Karadima: Juan Carlos Cruz, James Hamilton y Andrés Murillo.



Bergoglio se dio cuenta que había sido mal informado y decidió remediar a sus “errores”, convocando después a todos los obispos chilenos, ademas de leer atentamente el informe de mas de dos mil paginas del prelado investigador Charles Scicluna, después de su viaje a Chile.



Por lo pronto, la víctima Juan Carlos Cruz, en un mensaje vía internet subrayo que con estas “primeras dimisiones, comienza un nuevo día en la Iglesia católica de Chile: |!La banda de los delincuentes esta empezando a despedazarse!”, preciso, auspiciando que la medida “sea solo el inicio” de la obra de “limpieza” que Francisco ha decidido efectuar en Chile.

Local

EU ve esfuerzo de seguridad en Guerrero para quitar alerta de viajero

Viene buen apoyo para el estado por parte del país vecino del norte, aseguró la gobernadora del estado

Local

Sismo de 4.5 sacude a Acapulco

No hay reportes de daños a la infraestructura urbana ni afectaciones a las vías de comunicación

Local

La Costera, inició con 3 nombres y ahora tiene 76 años. Aquí te contamos su historia

La principal avenida turística de Acapulco fue inaugurada en 1949 por el entonces presidente de la República, Miguel Alemán Valdés

Gossip

Bardo y Pinocho irán a Venecia, se devela en Cannes

A contrario a lo que sucede aquí donde ninguna producción mexicana se encuentra seleccionada en alguna sección del certamen, magnas figuras de origen mexicano regresarían al Lido veneciano con sus últimas películas

Gossip

María José le canta a la libertad en el amor en su nuevo disco

Con Me quedo aquí abajo, la cantante brinda a sus fans otro avance de lo que será su nuevo disco

Gossip

La risa es mucho más de lo que te contaron: Alex Fernández traza la historia de la comedia en México

En Lo que no sabías del humor mexicano, Alex Fernández traza la historia de la comedia en México

Gossip

Su regreso fue como una terapia: Jeff Goldblum sobre la incursión al universo de Jurassic World

Jeff Goldblum habla sobre la incursión al universo de Jurassic World 30 años después, en la cinta que pone fin a la franquicia

Gossip

Missi Ashee le da una nueva cara al hip hop

Missi Ashee, la rapera originaria de Culiacán, Sinaloa, lanza un EP que lleva su nombre como declaración de principios

Círculos

Luis Gálvez Alba fue el anfitrión de una comida entre amigos

El empresario convocó a una reunión en el icónico restaurante Les Moustaches del que es fundador