/ lunes 25 de febrero de 2019

Kim y Trump, ya en camino a Vietnam para esperada segunda cumbre

Esta reunión es aguardada con enorme expectativa por la comunidad internacional ante la perspectiva de lograr avances concretos en la desnuclearización de la península coreana

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se encontraban en lunes en camino a Hanói, donde el miércoles y jueves tienen prevista su segunda reunión cumbre.

Esta reunión es aguardada con enorme expectativa por la comunidad internacional ante la perspectiva de lograr avances concretos en la desnuclearización de la península coreana.

Desde su avión, el Air Force One, Trump recurrió a su arma predilecta, la red Twitter, para enviar un mensaje de optimismo: "espero una Cumbre muy productiva".

Poco antes sin embargo, había vuelto a mencionar el desarme nuclear de Corea del Norte. "Con la completa desnuclearización, Corea del Norte podrá ser una potencia económica. Pero sin ella, será apenas más de lo mismo".

"¡Presidente Kim, tome la decisión correcta!", añadió

En tanto, Kim continuaba este lunes su largo viaje en un tren blindado a través de territorio chino para llegar hasta Vietnam.

El viaje del líder norcoreano, sin embargo, está rodeado de enorme misterio y rigurosas medidas de seguridad, al punto que desalojar numerosas personas de poblados y estaciones ferroviarias por donde pasa su tren blindado.

Foto Reuters

La estación de trenes en la aldea de Dong Dang, en la frontera entre China y Vietnam, donde el tres de Kim debe llegar el martes, se encontraba este lunes completamente aislada.

Fuentes que pidieron el anonimato en Vietnam filtraron a la prensa que el viaje en tren de Kim terminaría en Dong Dang y que de allí el líder norcoreano recorrería el tramo final hasta Hanói por carretera.

De confirmarse ese trayecto, el tren blindado habrá recorrido una distancia de 4.000 kilómetros desde Pyongyang, hasta Dong Dang.

Elevada expectativa

Con la cita de los dos líderes aproximándose, aumenta también la expectativa de la comunidad internacional sobre resultados concretos.

Kim y Trump mantuvieron el año pasado una reunión en Singapur que terminó con un vago comunicado sobre esfuerzos de Pyongyang para avanzar hacia un desarme nuclear, pero sin plazos ni metas claramente establecidas.

Además, Corea del Norte insiste en que ese desmonte de su programa nuclear debe venir acompañado del levantamiento de las sanciones internacionales adoptadas contra Pyongyang

Por eso, este lunes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó su esperanza de que esta segunda reunión entre Kim y Trump termine con "medidas concretas" para el desarme nuclear de la península coreana.

Al hablar durante la Conferencia sobre Desarme, en Ginebra, Guterres dijo que esperaba que los dos líderes alcancen "medidas concretas para una desnuclearización duradera, pacífica, completa y verificable" de la península coreana.

Foto Reuters

No obstante, durante una ceremonia realizada el domingo en la Casa Blanca, Trump pareció interesado en reducir las expectativas de un acuerdo global.

"Las sanciones sigue. Todo sigue como está. Pero tenemos un sentimiento especial y pienso que conducirá a algo bueno. Pero tal vez no", comentó.

"Hay realmente una oportunidad para hacer algo muy, muy especial", dijo Trump, aunque aseguró que no cederá en nada.

Detrás de Trump, en cambio, las presiones provenientes del Congreso no cesan de aumentar para que el jefe de la Casa Blanca adopte una postura más firme.

El influyente senador Marco Rubio, por ejemplo pidió que Washington "maximice" las presiones sobre Pyongyang.

"Los negociadores estadounidenses deben presionar por un acuerdo fuerte que desmantele de forma completa, verificable e irreversible los programas misilísitico y nuclear de Corea del Norte", apuntó en una declaración emitida instantes después que el avión de Trump despegó hacia Vietnam.

De su lado, Pyongyang afirma que ya ha tomado pasos como la suspensión de sus pruebas misilísticas o artefactos nucleares durante más de un año, además de destruir las vías de acceso a sus campos de pruebas atómicas.

No perder tiempo

Según Harry Kazianis, del grupo conservador Center for the National Interest, las dos partes deberían hacer "al menos un paso adelante hacia la desnuclearización" porque "nada sería peor para ambos que salir de la reunión habiendo perdido el tiempo".

"Trump se focalizará más en un discurso según el cual ha obtenido la paz en vez de presionar a Kim hacia la desnuclearización", predice Scott Seaman, una analista de Eurasia Group.

Para Kim Yong-hyun, de la Universidad Dongguk, el mejor resultado sería que los dos dirigentes se pusieran de acuerdo sobre una hoja de ruta sobre la desnuclearización.

Foto Reuters

Washington podría prometer seguridad en forma de una declaración oficial sobre el fin de la Guerra de Corea (1950-53), que terminó con un armisticio.

La presidencia surcoreana juzgó creíble esta posibilidad. "Creo que existe una posibilidad real", dijo su portavoz, Kim Eui-kyeom.

Corea del Norte, que desde hace años lleva a cabo reformas en secreto para aligerar un poco el peso del estado, podría estar interesada en el modelo económico de Vietnam, un país comunista donde el gobierno mantiene el control total del poder pero se beneficia de la economía de mercado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, se encontraban en lunes en camino a Hanói, donde el miércoles y jueves tienen prevista su segunda reunión cumbre.

Esta reunión es aguardada con enorme expectativa por la comunidad internacional ante la perspectiva de lograr avances concretos en la desnuclearización de la península coreana.

Desde su avión, el Air Force One, Trump recurrió a su arma predilecta, la red Twitter, para enviar un mensaje de optimismo: "espero una Cumbre muy productiva".

Poco antes sin embargo, había vuelto a mencionar el desarme nuclear de Corea del Norte. "Con la completa desnuclearización, Corea del Norte podrá ser una potencia económica. Pero sin ella, será apenas más de lo mismo".

"¡Presidente Kim, tome la decisión correcta!", añadió

En tanto, Kim continuaba este lunes su largo viaje en un tren blindado a través de territorio chino para llegar hasta Vietnam.

El viaje del líder norcoreano, sin embargo, está rodeado de enorme misterio y rigurosas medidas de seguridad, al punto que desalojar numerosas personas de poblados y estaciones ferroviarias por donde pasa su tren blindado.

Foto Reuters

La estación de trenes en la aldea de Dong Dang, en la frontera entre China y Vietnam, donde el tres de Kim debe llegar el martes, se encontraba este lunes completamente aislada.

Fuentes que pidieron el anonimato en Vietnam filtraron a la prensa que el viaje en tren de Kim terminaría en Dong Dang y que de allí el líder norcoreano recorrería el tramo final hasta Hanói por carretera.

De confirmarse ese trayecto, el tren blindado habrá recorrido una distancia de 4.000 kilómetros desde Pyongyang, hasta Dong Dang.

Elevada expectativa

Con la cita de los dos líderes aproximándose, aumenta también la expectativa de la comunidad internacional sobre resultados concretos.

Kim y Trump mantuvieron el año pasado una reunión en Singapur que terminó con un vago comunicado sobre esfuerzos de Pyongyang para avanzar hacia un desarme nuclear, pero sin plazos ni metas claramente establecidas.

Además, Corea del Norte insiste en que ese desmonte de su programa nuclear debe venir acompañado del levantamiento de las sanciones internacionales adoptadas contra Pyongyang

Por eso, este lunes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó su esperanza de que esta segunda reunión entre Kim y Trump termine con "medidas concretas" para el desarme nuclear de la península coreana.

Al hablar durante la Conferencia sobre Desarme, en Ginebra, Guterres dijo que esperaba que los dos líderes alcancen "medidas concretas para una desnuclearización duradera, pacífica, completa y verificable" de la península coreana.

Foto Reuters

No obstante, durante una ceremonia realizada el domingo en la Casa Blanca, Trump pareció interesado en reducir las expectativas de un acuerdo global.

"Las sanciones sigue. Todo sigue como está. Pero tenemos un sentimiento especial y pienso que conducirá a algo bueno. Pero tal vez no", comentó.

"Hay realmente una oportunidad para hacer algo muy, muy especial", dijo Trump, aunque aseguró que no cederá en nada.

Detrás de Trump, en cambio, las presiones provenientes del Congreso no cesan de aumentar para que el jefe de la Casa Blanca adopte una postura más firme.

El influyente senador Marco Rubio, por ejemplo pidió que Washington "maximice" las presiones sobre Pyongyang.

"Los negociadores estadounidenses deben presionar por un acuerdo fuerte que desmantele de forma completa, verificable e irreversible los programas misilísitico y nuclear de Corea del Norte", apuntó en una declaración emitida instantes después que el avión de Trump despegó hacia Vietnam.

De su lado, Pyongyang afirma que ya ha tomado pasos como la suspensión de sus pruebas misilísticas o artefactos nucleares durante más de un año, además de destruir las vías de acceso a sus campos de pruebas atómicas.

No perder tiempo

Según Harry Kazianis, del grupo conservador Center for the National Interest, las dos partes deberían hacer "al menos un paso adelante hacia la desnuclearización" porque "nada sería peor para ambos que salir de la reunión habiendo perdido el tiempo".

"Trump se focalizará más en un discurso según el cual ha obtenido la paz en vez de presionar a Kim hacia la desnuclearización", predice Scott Seaman, una analista de Eurasia Group.

Para Kim Yong-hyun, de la Universidad Dongguk, el mejor resultado sería que los dos dirigentes se pusieran de acuerdo sobre una hoja de ruta sobre la desnuclearización.

Foto Reuters

Washington podría prometer seguridad en forma de una declaración oficial sobre el fin de la Guerra de Corea (1950-53), que terminó con un armisticio.

La presidencia surcoreana juzgó creíble esta posibilidad. "Creo que existe una posibilidad real", dijo su portavoz, Kim Eui-kyeom.

Corea del Norte, que desde hace años lleva a cabo reformas en secreto para aligerar un poco el peso del estado, podría estar interesada en el modelo económico de Vietnam, un país comunista donde el gobierno mantiene el control total del poder pero se beneficia de la economía de mercado.

Estado

Suspenden clases en Xaltianguis y Petatlán por violencia

El titular de la SEG, Arturo Salgado aseguró que esta decisión se tomó de manera responsable, privilegiando siempre la integridad de los niñas y niño

Policiaca

Continúa tensión en Xaltianguis

Miembros de la Policía Comunitaria tomaron el control del poblado y bloquearon las entradas nuevamente incendiando vehículos.

Local

Incursión en Xaltianguis obedeció a denuncias ciudadanas: Bruno Placido

El dirigente de la UPOEG, Bruno Placido puntualizó que no hubo intercambio de disparos

Mundo

Decenas de incendios forestales continúan activos en Australia

Al menos 73 focos continúan ardiendo, la mitad de ellos fuera de control

Política

Entre empujones, Rosario Piedra rinde protesta como presidenta de la CNDH

Piedra Ibarra aceptó el cargo ante un pleno lleno de carteles de la oposición que denunciaba “aquí Morena roba votos” y “No al fraude en CNDH”

Política

CCE se pronuncia ante la Corte contra Ley Bonilla

Desde su perspectiva la llamada Ley Bonilla vulnera la Constitución mexicana

Futbol

Tres Palos y La Sabana en el clásico Master

En el campo diez, Atlante Postal al Galgos Rena; en la doce, La Máquina y Real Sabana y en el Guadalupe uno, El Coloso cierra con Atlético Glorieta; descansa Ayotzinapa

Local

Prestadores de servicios implementan jornada de limpieza en playas de Caleta y Caletilla

El presidente de la asociación, Francisco Reyes, informó que un total de 26 personas llevan a cabo la limpieza desde hace 15 años sin recibir apoyo económico alguno

Local

Ofertarán más de mil vacantes en la Feria del Empleo

Participarán casi 100 empresas, mencionó el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Guerrero Oscar Rangel