/ jueves 1 de octubre de 2020

Covid atemoriza a los jubilados de la Costa Azul

Los retirados, que representan la tercera parte de los habitantes de Niza, se refugian en sus casas ante el rebrote

NIZA. Sobre un terreno de gravilla frente las aguas turquesas del mar Mediterráneo, Jean-Claude Calcagno se prepara para una ronda de petanca, la versión francesa del juego de bolos y el deporte favorito de los jubilados.

Su club situado en el área de Niza de la costa francesa normalmente está repleto de gente, pero Calcagno dice que muchos de sus miembros prefirieron quedarse en casa, espantados por la reaparición de brotes del virus.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

"Están un poco renuentes", dijo Calcagno sobre sus compañeros, la mayoría de ellos ancianos. "Si siguen teniendo dudas, no vendrán", añadió.

Tras una disminución de los casos en el verano boreal, la pandemia de coronavirus está ganando terreno nuevamente en muchas partes de Europa y este sector del sur de Francia es un punto de riesgo.

El Gobierno francés designó a la región alrededor de Niza como una zona de alerta. Los bares y restaurantes deben cerrar a las 10 de la noche y no se permiten reuniones de más de 10 personas en un mismo lugar en específico.

El sector también tiene una concentración inusual de jubilados.

Las personas con más de 60 años componen 29.6 por ciento de la población de Niza, de acuerdo a la agencia de estadísticas estatal, en comparación con 20.5 por ciento de nivel nacional.

A los retirados les atrae el buen tiempo durante gran parte del año y las recreaciones y servicios para personas mayores. En el club de petanca pueden verse una tienda de equipos de apoyo auditivo y la consulta de un cardiólogo en un radio de 200 metros de distancia.

Pero la combinación de casos más agudos de coronavirus y una población importante de adultos mayores ha hecho que muchos jubilados de la ciudad se muestren temerosos.

La afluencia de los adultos mayores a los clubes sociales de la Costa Azul se reduce, mientras Francia enfrenta un incremento en los contagios / Reuters

"La segunda ola está en camino, hay que estar alertas", dijo la semana pasada el alcalde de Niza, Christian Estrosi.

La vida ha cambiado para la comunidad que rodea al club de petanca, justo frente a la localidad francesa de Promenade des Anglais.

El presidente del centro deportivo, Jean Sanchez, dice que sólo un tercio de los miembros han llegado a los juegos. En el terreno de gravilla, los jugadores tratan de que la pelota toque el boliche.

Usualmente, la ronda termina con varios de los jubilados tirando la pelota cada vez más cerca del boliche, calculando quién ha llegado más cerca. Ahora, una sola persona puede observar a los otros desde una distancia segura, dice Annie Saudin.

Saudin, que tiene más de 70 años, dice que empezó a jugar petanca porque necesitaba la interacción social. Pero ahora prefiere quedarse más tiempo en casa.

Sólo utiliza el tranvía si es estrictamente necesario y se mantiene alejada del centro de la ciudad para evitar aglomeraciones. Ya no visita más a sus amigos.

"Este asunto no se ha terminado todavía", dijo sobre el virus. "Necesitamos estar alertas, especialmente los mayores".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

NIZA. Sobre un terreno de gravilla frente las aguas turquesas del mar Mediterráneo, Jean-Claude Calcagno se prepara para una ronda de petanca, la versión francesa del juego de bolos y el deporte favorito de los jubilados.

Su club situado en el área de Niza de la costa francesa normalmente está repleto de gente, pero Calcagno dice que muchos de sus miembros prefirieron quedarse en casa, espantados por la reaparición de brotes del virus.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

"Están un poco renuentes", dijo Calcagno sobre sus compañeros, la mayoría de ellos ancianos. "Si siguen teniendo dudas, no vendrán", añadió.

Tras una disminución de los casos en el verano boreal, la pandemia de coronavirus está ganando terreno nuevamente en muchas partes de Europa y este sector del sur de Francia es un punto de riesgo.

El Gobierno francés designó a la región alrededor de Niza como una zona de alerta. Los bares y restaurantes deben cerrar a las 10 de la noche y no se permiten reuniones de más de 10 personas en un mismo lugar en específico.

El sector también tiene una concentración inusual de jubilados.

Las personas con más de 60 años componen 29.6 por ciento de la población de Niza, de acuerdo a la agencia de estadísticas estatal, en comparación con 20.5 por ciento de nivel nacional.

A los retirados les atrae el buen tiempo durante gran parte del año y las recreaciones y servicios para personas mayores. En el club de petanca pueden verse una tienda de equipos de apoyo auditivo y la consulta de un cardiólogo en un radio de 200 metros de distancia.

Pero la combinación de casos más agudos de coronavirus y una población importante de adultos mayores ha hecho que muchos jubilados de la ciudad se muestren temerosos.

La afluencia de los adultos mayores a los clubes sociales de la Costa Azul se reduce, mientras Francia enfrenta un incremento en los contagios / Reuters

"La segunda ola está en camino, hay que estar alertas", dijo la semana pasada el alcalde de Niza, Christian Estrosi.

La vida ha cambiado para la comunidad que rodea al club de petanca, justo frente a la localidad francesa de Promenade des Anglais.

El presidente del centro deportivo, Jean Sanchez, dice que sólo un tercio de los miembros han llegado a los juegos. En el terreno de gravilla, los jugadores tratan de que la pelota toque el boliche.

Usualmente, la ronda termina con varios de los jubilados tirando la pelota cada vez más cerca del boliche, calculando quién ha llegado más cerca. Ahora, una sola persona puede observar a los otros desde una distancia segura, dice Annie Saudin.

Saudin, que tiene más de 70 años, dice que empezó a jugar petanca porque necesitaba la interacción social. Pero ahora prefiere quedarse más tiempo en casa.

Sólo utiliza el tranvía si es estrictamente necesario y se mantiene alejada del centro de la ciudad para evitar aglomeraciones. Ya no visita más a sus amigos.

"Este asunto no se ha terminado todavía", dijo sobre el virus. "Necesitamos estar alertas, especialmente los mayores".



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Estado

No desaparecerán los OPD afirma Evelyn Salgado

La gobernadora electa de Guerrero, consideró que se descontextualizó la propuesta, pero dijo que se tiene que hacer un ahorro de las que ya no sean funcionales

Estado

Desaparición de OPD generaría un problema social: David Martínez

El líder del SUSPEG, David Martínez Mastache, expresó que la propuesta del senador Félix Salgado Macedonio debe ser un "malentendido"

Local

Sigue lucha de grupos delincuenciales por control de zonas en Acapulco: SSP

Por parte de la Policía Municipal estamos coordinándonos para bajar los índices delictivos, expresó el encargado de despacho de la SSP, Javier Rivas García

Finanzas

Presupuesto de 2022 será el de la recuperación: Arturo Herrera

El funcionario dijo que dejará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público alrededor del 15 de julio

Mundo

Eficacia de vacuna china contra Covid-19, en entredicho

Varios países ven aumento de contagios pese a altas tasas de vacunación con Sinopharm y Sinovac

Sociedad

Checos buscan cultivar marihuana en México

Hemp Solution inició un plan con la Universidad de Chapingo para desmitificar el consumo de la planta

Finanzas

Warren Buffet sale de Fundación Gates

Buffet se comprometió a donar 99 por ciento de su riqueza total hace 15 años

Gossip

Emilio Osorio, en busca de un estilo musical

Emilio Osorio dejará México para preparar el lanzamiento de su tercera producción discogáfica

Gossip

Rápidos y Furiosos: 20 años de acelerar la taquilla

El estreno de Rápidos y Furiosos 9, protagonizada por Vin Diesel, coincide con las dos décadas de un clásico que dice el actor, está hecho para verse en las salas de cine