imagotipo

Murieron casi 100 mil por diabetes en el 2015, urge cambio alimenticio

  • Fernando Aguilar
  • en México

y Patricia Torres
El problema del sobrepeso, obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes, es tan grave que “de 2000 a 2016 fallecieron un millón 100 mil personas por ésta última causa, por lo que es urgente un cambio radical en los hábitos alimenticios y de vida en la población”, reveló el secretario de Salud, José Narro Robles, al inaugurar el Primer Congreso ULSAlud Calidad de Vida, el Reto del Siglo XXI, en la Universidad La Salle Nezahualcóyotl.

Además, detalló que tan sólo el año pasado murieron 98 mil 521 personas como consecuencia directa de la diabetes, mientras que en 1980 fueron 14 mil 800 mexicanos, es decir, la cifra se multiplicó más de seis veces.

Cabe hacer notar que aumenta en jóvenes el índice de enfermedades “exclusivas de adultos”. De acuerdo con datos oficiales, uno de cada cuatro niños mexicanos, de entre 5 y 11 años de edad, tiene sobrepeso u obesidad. En adolescentes la cifra se incrementa a uno de cada tres, mientras que el índice de jóvenes atendidos por hipertensión, colesterol, triglicéridos y diabetes mellitus tipo dos va en aumento y se prevé que en 2050 padecerán diabetes 3.5 millones de jóvenes.

Por ello, la diputada Noemí Zoila Guzmán Lagunes del PRI impulsa reformar las leyes generales de Salud y de Educación para establecer medidas de prevención e información que se reflejen en la conducta de los jóvenes y eviten graves repercusiones.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), poco más de 40 millones de personas son jóvenes y adolescentes. La perspectiva para 2050 indica que 15 por ciento, tres millones y medio de ellos, padecerán diabetes.

Guzmán Lagunes reconoció los intentos del Estado para controlar este problema, como la implementación de medidas recaudatorias fuertes para inhibir el consumo de bebidas con alto contenido de azúcar, y una nueva regulación en materia de trasmisión publicitaria para que la población menor de edad no sea bombardeada con anuncios que fomenten el consumo de alimentos chatarra.

La falta de actividad física es otro factor preocupante que incrementa el riesgo de obesidad, sobrepeso y enfermedades relacionadas, por lo que se debe concientizar a los jóvenes para prevenir condiciones adversas a su salud.

Plantea que mediante áreas de orientación vocacional en secundarias, preparatorias, universidades y centros educativos públicos, se intercambie información y desarrollen actividades sujetas a buenas prácticas deportivas, desarrollo físico y una alimentación balanceada.

La reforma al artículo 115 de la Ley General de Salud modificaría la fracción IX para que también en los planteles de educación media superior se detecte y dé seguimiento al peso, talla e índice de masa corporal.