/ viernes 28 de diciembre de 2018

Venir a Acapulco, una odisea para la familia Hernández

Tras horas de viaje y paradas continuas, la familia Hernández por fin está en el puerto de Acapulco, con sus 80 miembros, para disfrutar del sol, mar y playa

Tras horas de viaje y paradas continuas, la familia Hernández por fin está en el puerto de Acapulco, con sus 80 miembros, para disfrutar del sol, mar y playa, en estas fiestas decembrinas, aunque apretándose el cinturón para poder regresar a su León, Guanajuato.

Este jueves por la mañana, después de hospedarse en un hotel de la zona Tradicional, todos, luciendo sus trajes de baño, shorts ajustados, sin faltar los sombreros para protegerse del inclemente sol, llegaron a la playa Caleta.


Sin perder el ánimo y satisfechos de poder estar nuevamente en el puerto de Acapulco, todos, perfectamente organizados, por aquello de que se les vaya a perder uno de los infantes, se enfilaron a darse un chapuzón, aunque, antes, tuvieron que ponerse de acuerdo si iban o no a la isla de La Roqueta.

El patriarca de la familia, Adolfo Hernández Viveros, hombre de mirada seria, pero de fácil sonrisa, relató que, desde el mes de mayo, reunió a todos sus hijos y hermanos, con quienes intercambió opiniones sobre qué destino de playa iban a visitar en estas fiestas decembrinas.

“La Navidad es costumbre que la disfrutemos en nuestro León, Guanajuato, pero nos tomamos cuatro días de las vacaciones y visitar al puerto de Acapulco, para regresarnos y estar en la casa celebrando el Año Nuevo”, dijo.

Admitió que fue toda una odisea reunir el dinero para rentar dos autobuses de turismo, porque tuvieron que ahorrar desde el mes de mayo y que toda la familia, integrada por 80 miembros, pudiera llegar al puerto de Acapulco, haciendo escala en algunos puntos para comer y…, comprar también.

Ahora, su primera parada, es darse un remojón en la playa, con sus cinco hijos y 14 nietos, así como la señora de la casa, quien dirigía a todos los integrantes de la familia Hernández, para ir organizados y evitar cualquier incidente.


Don Adolfo admitió que han escuchado algunas noticias malas de este balneario del Pacífico, pero aseguró que hasta este momento no ha ocurrido nada y su familia, incluyendo, “los arrimados”, se preparan para que su estancia en este destino de playa sea inolvidable y que puedan disfrutar del clima.

Así es como la familia Hernández se confundió con otros cientos de visitantes que también disfrutan de estas fiestas decembrinas, para después retornar a sus lugares de origen y en espera de que el 2019, sea mejor que este año que se va.

Tras horas de viaje y paradas continuas, la familia Hernández por fin está en el puerto de Acapulco, con sus 80 miembros, para disfrutar del sol, mar y playa, en estas fiestas decembrinas, aunque apretándose el cinturón para poder regresar a su León, Guanajuato.

Este jueves por la mañana, después de hospedarse en un hotel de la zona Tradicional, todos, luciendo sus trajes de baño, shorts ajustados, sin faltar los sombreros para protegerse del inclemente sol, llegaron a la playa Caleta.


Sin perder el ánimo y satisfechos de poder estar nuevamente en el puerto de Acapulco, todos, perfectamente organizados, por aquello de que se les vaya a perder uno de los infantes, se enfilaron a darse un chapuzón, aunque, antes, tuvieron que ponerse de acuerdo si iban o no a la isla de La Roqueta.

El patriarca de la familia, Adolfo Hernández Viveros, hombre de mirada seria, pero de fácil sonrisa, relató que, desde el mes de mayo, reunió a todos sus hijos y hermanos, con quienes intercambió opiniones sobre qué destino de playa iban a visitar en estas fiestas decembrinas.

“La Navidad es costumbre que la disfrutemos en nuestro León, Guanajuato, pero nos tomamos cuatro días de las vacaciones y visitar al puerto de Acapulco, para regresarnos y estar en la casa celebrando el Año Nuevo”, dijo.

Admitió que fue toda una odisea reunir el dinero para rentar dos autobuses de turismo, porque tuvieron que ahorrar desde el mes de mayo y que toda la familia, integrada por 80 miembros, pudiera llegar al puerto de Acapulco, haciendo escala en algunos puntos para comer y…, comprar también.

Ahora, su primera parada, es darse un remojón en la playa, con sus cinco hijos y 14 nietos, así como la señora de la casa, quien dirigía a todos los integrantes de la familia Hernández, para ir organizados y evitar cualquier incidente.


Don Adolfo admitió que han escuchado algunas noticias malas de este balneario del Pacífico, pero aseguró que hasta este momento no ha ocurrido nada y su familia, incluyendo, “los arrimados”, se preparan para que su estancia en este destino de playa sea inolvidable y que puedan disfrutar del clima.

Así es como la familia Hernández se confundió con otros cientos de visitantes que también disfrutan de estas fiestas decembrinas, para después retornar a sus lugares de origen y en espera de que el 2019, sea mejor que este año que se va.

Local

Confirma Félix Salgado que va a impugnar el fallo del INE

"Yo voy a ir en las boletas electorales el 6 de junio", dijo al ratificar que Morena no va a registrar a otro candidato a gobernador

Local

Llama Adela Román a respetar derechos humanos de los niños

La alcaldesa de Acapulco encabezó la sesión del Sistema Municipal de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes

Estado

Guerrero, entre los últimos en equidad salarial y educación

La mujer guerrerense percibe 25% menos remuneración que los hombres, reveló el IMCO, que ubica a la entidad en último lugar en materia de educación

Gossip

Identifican y entregan los cuerpos de los familiares de Alfredo Olivas

Fueron asesinados a balazos antes del mediodía de este sábado, cuando se desplazaban en su camioneta de lujo

Policiaca

Localiza la Policía Municipal a menor extraviado en La Roqueta

Agentes policiacos lo entregaron a su madre con la recomendación de extremar cuidados para no perder de vista al pequeño de cinco años

Policiaca

Asesinan a un hombre a balazos en la colonia Miguel Hidalgo

En el puerto suman 20 asesinatos en abril y en lo que va del año se han registrado 141 homicidios dolosos

Cultura

Pequeños museos de París se reinventan para sobrevivir a la pandemia

El Museo del Chocolate, el del Abanico o el de la Absenta, no tienen ni el músculo financiero ni la posibilidad de lograr patrocinios corporativos como las grandes instituciones

Mundo

George W. Bush se arrepiente de no haber hecho una reforma migratoria en EU

El ex presidente reconoció que Estados Unidos es una nación que está dispuesta a aceptar a refugiados, a los damnificados y a quienes tienen miedo

Ciencia

Rusia renunciará a la EEI a partir de 2025

De acuerdo con la cadena Rossiya 1, la decisión fue aprobada el pasado 12 de abril durante una reunión del presidente ruso, Vladímir Putin, con dirigentes de la industria espacial del país