imagotipo

Usuarios de taxis colectivos consideran una burla el aumento al pasaje

  • Pedro Elías Radilla González
  • en Local

Dale Me Gusta a nuestra página de Facebook para mantenerte siempre informado.

Usuarios se taxis colectivos de las rutas Coloso y Colosio calificaron como una burla el anuncio de la dirección de transportes de que el pasaje aumentó de 15 a 16 pesos, cuando desde que incrementó la gasolina los chóferes han hecho de las suyas poniendo una tarifa de 18 pesos, sin que ninguna autoridad les diga nada.

Notablemente molestos, los usuarios exigieron a los inspectores de transportes que hagan operativos para que garanticen que los choferes cobren los 16 pesos autorizados y nos los 18 que acostumbran, además cuando está lloviendo llegan a exigir hasta 25 pesos y si no les pagan se molestan.

La señora Magdalena Ruiz Cabrera aseguró que los colectivos de la ruta Colosio se niegan además a llegar hasta Rinconada del Mar, cuando su ruta oficial marca que por el mismo cobro de pasaje deben abarcar esa área, sin embargo, se niegan a hacerlo y los usuarios tienen que pagar otro colectivo de diez pesos.

Leer más:   Abusan taxistas colectivos por la lluvia; subieron el pasaje hasta $25

“Se están burlando de nosotros porque ahora dicen que 16 si siempre han cobrado 18 desde que subió la gasolina, estos de la dirección de Transportes nada más se la pasan pidiendo dinero a los taxistas azules, están ahí afuera de Galerías Acapulco (antes La Gran Plaza) en vez de que vigilen que se respeten las tarifas”, expresó.

Por su parte, Porfirio Corona García, de la Unidad Habitacional El Coloso, detalló que la mayoría de los choferes de esta ruta manejan a exceso de velocidad, van en bermudas y ni siquiera se ponen desodorante para trabajar, no limpian sus vehículos, por lo que calificó como pésimo el servicio que brindan a los ciudadanos.

Leer más:   Lanza Congreso exhorto a alcalde de Acapulco

“No traen uniforme, son puros chamacos, a veces van borrachos y nos damos cuenta ya a medio camino, la música a todo volumen y si les dices algo se enojan y hasta te bajan de las unidades, nada más me subo por la necesidad que tengo que llegar al trabajo y a mi casa, pero el servicio es pésimo, horrible”, consideró.

Ambos ciudadanos hicieron un llamado al gobernador, Héctor Astudillo Flores, para que además de entregarles apoyos a los transportistas les organicen cursos de buenos modales, educación y capacitación para manejar sus unidades, así como se les obligue a portar uniformes y dar una mejor imagen al usuario, para que valga la pena pagar los 18 pesos que exigen.