/ viernes 19 de noviembre de 2021

Se gana la vida con machete en mano

Instalado en la glorieta de la iglesia de Costa Azul, don Arturo salió hace 10 años de su natal Ometepec para dedicarse a vender cocos

Ser humilde no es delito, dice el indígena amuzgo, Arturo Santiago Candelaria, quien con asombrosa habilidad con el machete prepara los cocos que vende a sus clientes para sostener a su familia.

Instalado en la glorieta de la iglesia de Costa Azul, que refiere tiene ya 10 años que salió de su pueblo en Ometepec para dedicarse a vender cocos que cosecha de los huertos de sus familiares y los trae al puerto de Acapulco.

Lee también: Joven estudiante es becado en Ingeniería en Bioquímica

Recuerda que llegó sin dinero, pero con muchas ganas de trabajar vendiendo este producto natural, en un pequeño espacio de la calle Horacio Nelson , pero luego pudo comprarse su camioneta y la usó como puesto.

"La gente comenzó a conocerme y me hice de mi propia clientela, les vendo coco de cuchara, media cuchara y sazón, que les recomiendo tomarlo en ayunas porque es bueno para combatir las lombrices", dijo.

-Antes a qué te dedicabas ...

En mi tierra cultivaba el campo, sembraba maíz y frijol, pero también cosechaba el coco de mi huerta y de ahí me surgió la idea de venderlo en Acapulco y me ha ido bien.

Con mucha habilidad maneja el machete para pelar un coco. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

-¿De aquí mantienes a tu familia?

Si, vendiendo coco les he pagado sus estudios a mis hijos y saco para sostener mi hogar, pero también para ir por el producto a mi Ometepec.

Sin descuidar su negocio, con habilidad maneja el machete para pelar un coco y descubrir la parte por donde introduce un popote para que lo disfrute el cliente en turno.

Aclara que no saca mucho, pero si tiene ganancias para cubrir sus más elementales necesidades y también para fabricar los derivados como el dulce de coco y hasta aceite.

Yo aprovecho todo y no desperdicio nada, porque todo es ganancia, sólo hay que ser inteligente para sacarle beneficios a lo que comercializas, dice este hombre emprendedor que vive de la venta del coco con ayuda de su esposa y uno de sus hijos.

Precisa que se dedicará a este noble oficio hasta que tenga condiciones para hacerlo, "ya veremos si alguno de mis hijos sigue mis pasos, sólo el tiempo lo dirá", para sí dar por terminada esta entrevista, al tiempo que ofrece a la gente que pasa por ese lugar su producto natural.

Ser humilde no es delito, dice el indígena amuzgo, Arturo Santiago Candelaria, quien con asombrosa habilidad con el machete prepara los cocos que vende a sus clientes para sostener a su familia.

Instalado en la glorieta de la iglesia de Costa Azul, que refiere tiene ya 10 años que salió de su pueblo en Ometepec para dedicarse a vender cocos que cosecha de los huertos de sus familiares y los trae al puerto de Acapulco.

Lee también: Joven estudiante es becado en Ingeniería en Bioquímica

Recuerda que llegó sin dinero, pero con muchas ganas de trabajar vendiendo este producto natural, en un pequeño espacio de la calle Horacio Nelson , pero luego pudo comprarse su camioneta y la usó como puesto.

"La gente comenzó a conocerme y me hice de mi propia clientela, les vendo coco de cuchara, media cuchara y sazón, que les recomiendo tomarlo en ayunas porque es bueno para combatir las lombrices", dijo.

-Antes a qué te dedicabas ...

En mi tierra cultivaba el campo, sembraba maíz y frijol, pero también cosechaba el coco de mi huerta y de ahí me surgió la idea de venderlo en Acapulco y me ha ido bien.

Con mucha habilidad maneja el machete para pelar un coco. / Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

-¿De aquí mantienes a tu familia?

Si, vendiendo coco les he pagado sus estudios a mis hijos y saco para sostener mi hogar, pero también para ir por el producto a mi Ometepec.

Sin descuidar su negocio, con habilidad maneja el machete para pelar un coco y descubrir la parte por donde introduce un popote para que lo disfrute el cliente en turno.

Aclara que no saca mucho, pero si tiene ganancias para cubrir sus más elementales necesidades y también para fabricar los derivados como el dulce de coco y hasta aceite.

Yo aprovecho todo y no desperdicio nada, porque todo es ganancia, sólo hay que ser inteligente para sacarle beneficios a lo que comercializas, dice este hombre emprendedor que vive de la venta del coco con ayuda de su esposa y uno de sus hijos.

Precisa que se dedicará a este noble oficio hasta que tenga condiciones para hacerlo, "ya veremos si alguno de mis hijos sigue mis pasos, sólo el tiempo lo dirá", para sí dar por terminada esta entrevista, al tiempo que ofrece a la gente que pasa por ese lugar su producto natural.

Local

Asistentes al Tianguis Turístico llegan este jueves a Guerrero

Agentes internacionales iniciarán un recorrido con diversas actividades turísticas que iniciarán en la ciudad platera de Taxco

Local

Fracasa reunión de alcaldesa con paristas de CAPAMA

El encuentro duró más de una hora y terminó sin solución; piden nueva junta sin el director de la paramunicipal

Estado

Protestan por mortandad de peces en laguna de Chautengo

Pescadores bloquearon la entrada a ese cuerpo de agua sobre la carretera Acapulco-Pinotepa Nacional; señalan apatía de las autoridades

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Sociedad

Caducan 100 mil cajas de medicinas en Tabasco

Entre ellas destacan las que son usadas para tratar la hipertensión, el cáncer, el VIH, asma y diabetes

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa