/ miércoles 25 de noviembre de 2020

Miedo, principal enemigo de mujeres víctimas de violencia

Por temor a recibir una golpiza peor que las anteriores, Lupita permitió que su novio la vendiera en varias ocasiones

A sus 23 años de edad, su cuerpo ya tiene precio y conoce de violencia física, pero no recurre a las autoridades ni a los organismos de defensa de los derechos de las mujeres, por que es más su miedo a recibir otra golpiza.

De un metro con 60 centímetros, está joven que se identificó como Lupita "N", narró su triste historia a un abogado, a quien le pidió orientación para poder evitar seguir recibiendo maltrato por parte de su pareja sentimental, quien además ofrece su cuerpo a sus conocidos.

Sin poder ocultar el dolor de la espalda por los golpes que le propinó su "novio", explicó que vive con su abuelita en el puerto de Acapulco y en una ocasión salió al zócalo a pasear, fue cuando conoció a un motociclista y este la galanteo.

Como no tenía ningún compromiso sentimental, la falta de cariño y su soledad, incidió en su ánimo para aceptar su amistad, que se convirtió en una relación sentimental, al menos fue lo que pensó.

Al principio, todo fue amor, atenciones y promesas de una relación duradera, pero todo este castillo se derrumbó cuando en una ocasión que salieron a degustar una velada, le dijo que tenía que estar con uno de sus amigos.

Como trató de oponerse, la amenazó que si no aceptaba la iba a dejar, por lo que tuvo que embriagarse para poder soportar estar con esa persona, pero esto fue solo el principio, hasta que se enteró que valía 500 pesos y fue cuando decidió poner fin a esta situación, pero le valió unas bofetadas.

Fue este fin de semana cuando finalmente se armó de valor y decidió no seguir prostituyéndose, le aclaró que no iba a irse con nadie mas y el hombre le propinó varios golpes en la espalda, para enseguida correrla de su departamento.

Sin pérdida de tiempo, tomo sus pocas pertenencias y se dirigió al domicilio de su abuelita, pero ante el temor que vuelva a buscarla para seguir explotandola, la hizo buscar orientación legal para que se restrinja que su explotador la busque en su domicilio.

El abogado aceptó representarla y acompañarla a presentar la denuncia por lesiones, por lo que quedó en buscarlo, pero ya no regresó y se ignora si está en su casa o se ocultó en algún lugar, porque siempre mostró miedo de volver con el hombre que la prostituye.

A sus 23 años de edad, su cuerpo ya tiene precio y conoce de violencia física, pero no recurre a las autoridades ni a los organismos de defensa de los derechos de las mujeres, por que es más su miedo a recibir otra golpiza.

De un metro con 60 centímetros, está joven que se identificó como Lupita "N", narró su triste historia a un abogado, a quien le pidió orientación para poder evitar seguir recibiendo maltrato por parte de su pareja sentimental, quien además ofrece su cuerpo a sus conocidos.

Sin poder ocultar el dolor de la espalda por los golpes que le propinó su "novio", explicó que vive con su abuelita en el puerto de Acapulco y en una ocasión salió al zócalo a pasear, fue cuando conoció a un motociclista y este la galanteo.

Como no tenía ningún compromiso sentimental, la falta de cariño y su soledad, incidió en su ánimo para aceptar su amistad, que se convirtió en una relación sentimental, al menos fue lo que pensó.

Al principio, todo fue amor, atenciones y promesas de una relación duradera, pero todo este castillo se derrumbó cuando en una ocasión que salieron a degustar una velada, le dijo que tenía que estar con uno de sus amigos.

Como trató de oponerse, la amenazó que si no aceptaba la iba a dejar, por lo que tuvo que embriagarse para poder soportar estar con esa persona, pero esto fue solo el principio, hasta que se enteró que valía 500 pesos y fue cuando decidió poner fin a esta situación, pero le valió unas bofetadas.

Fue este fin de semana cuando finalmente se armó de valor y decidió no seguir prostituyéndose, le aclaró que no iba a irse con nadie mas y el hombre le propinó varios golpes en la espalda, para enseguida correrla de su departamento.

Sin pérdida de tiempo, tomo sus pocas pertenencias y se dirigió al domicilio de su abuelita, pero ante el temor que vuelva a buscarla para seguir explotandola, la hizo buscar orientación legal para que se restrinja que su explotador la busque en su domicilio.

El abogado aceptó representarla y acompañarla a presentar la denuncia por lesiones, por lo que quedó en buscarlo, pero ya no regresó y se ignora si está en su casa o se ocultó en algún lugar, porque siempre mostró miedo de volver con el hombre que la prostituye.

Estado

Rebasa a hospitales la emergencia por Covid-19

Acondicionan salas de espera para atender a pacientes; cancelación de consultas, cirugías y falta de medicamentos padecen enfermos en instituciones de salud pública en Guerrero

Local

Tragedia, historia y olvido en el Mercado Central

El centro de abasto más grande del municipio y el estado cuenta con más de 650 locales construidos en 1969

Local

Piden evaluar economía antes de pasar a semáforo rojo

Restauranteros de Playa Bonfil aseguran que el estado no está en condiciones de volver a cerrar negocios

Política

Exgobernador va por candidatura de Cuernavaca

El exgobernador está de vuelta en la política, tras 15 años de ausencia, con Fuerza por México

Política

Eliminar outsourcing preocupa a los suizos

En entrevista con El Sol de México, el embajador de Suiza dijo que hay apertura de autoridades mexicanas para encontrar soluciones

Mundo

Se agota la paciencia por retraso de vacunas anticovid en Europa

La Unión europea presiona a las farmacéuticas cuando los casos de Covid-19 se disparan; escasez en EU

Finanzas

Prisa pierde control de Radiópolis

La directora general Adjunta del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras cancela registro de capital neutro de Prisa

Finanzas

Refinería de Dos Bocas no estará lista en 2022

En noviembre de 2020, se firmó el contrato para comprar coquizadoras, que tardarán dos años en llegar

Local

Piden evaluar economía antes de pasar a semáforo rojo

Restauranteros de Playa Bonfil aseguran que el estado no está en condiciones de volver a cerrar negocios