imagotipo

Levantan querella ante la Coddehum esposas de dos uniformados

  • Pedro Elías Radilla González
  • en Local

Dale Me Gusta a nuestra página de Facebook para mantenerte siempre informado.

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Guerrero (CDHEG), Ramón Navarrete Magdaleno informó que al momento dos mujeres, esposas de los policías detenidos en Zihuatanejo se acercaron para interponer una querella por la forma en la que elementos del Ejército y Policía Estatal se llevaron a sus familiares a la Fiscalía y PGR.

El Ombudsman señaló que la comisión a su cargo está vigilante de que se respeten los derechos humanos de los presuntos delincuentes, así como el debido proceso en cada uno de los casos, pero insistió que serán los jueces quienes decidan si son o no culpables de los delitos que se les imputan.

Leer más:   Desarme de policías resultado de una investigación: Vocero

“Ya se acercaron familiares de dos de los detenidos, se les atiende en Acapulco, es un hecho que hay que ver con mucho cuidado, corresponde a la autoridad quienes son responsables o no de algún delito, somos cautelosos hasta que la autoridad ministerial determine, porque familiares hablan de hechos distintos, porque algunos tienen muchos años como policías y fueron detenidos arbitrariamente”, expresó.

Navarrete Magdaleno insistió que estarán velando a que se respete el debido proceso y los derechos humanos de los detenidos, pero insistió que los jueces decidirán si los inculpados son o no responsables de los delitos que se les imputa, y si irán o no a alguna de las cárceles estatales.

Leer más:   A disposición, 51 policías detenidos

“La labor de Derechos Humanos no necesariamente es ir en el autobús cuando van detenidos y esas cosas, nosotros tenemos que exigir al gobierno de cualquier índole que se respeten los derechos humanos, por esa causa a veces nos señalan de defender a delincuentes, pero no es cierto, es el juez quien decide si son culpables o no, ahora son presuntos responsables y deben respetarse sus derechos como tal”, dijo.

Concluyó diciendo que ante la participación del Ejército Mexicano y dado que algunos elementos son acusados de delitos federales, analizan si el caso le compete a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que también tiene oficinas en Acapulco y podría atender también ahí a los familiares inconformes.