/ miércoles 10 de febrero de 2021

¿Grasa, joven?", pregón que se va apagando

Boleros de Acapulco lamentan que con la pandemia originada por el Covid-19 disminuyera hasta 80% su trabajo y no cuenten con el apoyo de la autoridades

A casi un año de que inició la emergencia sanitaria por la covid-19 en el estado de Guerrero los problemas económicos para diversos sectores han sido graves, incluso algunas personas que viven al día como los boleros del zócalo han tenido que soportar el sufrimiento de apenas tener para comer, porque su trabajo disminuyó hasta en un 80 por ciento y sus ganancias son mínimas.

Raúl lleva 25 años en este oficio de limpiar, pintar y lustrar zapatos en la plaza Juan Álvarez, aseguró que nunca imaginó vivir una pandemia como la actual provocada por el coronavirus, donde la gente dejó de salir al zócalo y menos acude a solicitar sus servicios, por lo que sus puestos están solos esperando clientes.

Dijo que antes de la pandemia atendían entre 10 y 15 clientes al día, ahora en pleno semáforo rojo si les llegan uno o dos ya es ganancia para la comida diaria, aunque aceptó que no les alcanza y ninguna instancia de gobierno se acuerda de ellos porque no han recibido apoyo de despensas ni económicos.

“Estamos abandonados, aquí tú ves, somos varios y no hay clientes, los únicos que vienen son los que se practican la prueba del virus, pero nuestros clientes no están, ya estamos desesperados, no tenemos ni para comer, ojalá alguien nos pueda ayudar porque la situación es difícil”, exclamó.

En el zócalo hay alrededor de 15 pequeños espacios para los boleros, de los cuales la mitad están cerrados porque sus dueños son adultos mayores y también tienen miedo de contagiarse de la covid-19, mientras los valientes que siguen trabajando tienen que estar acarreando a los pocos clientes que pasan.

Martín Gómez | El Sol de Acapulco

Ante la falta de trabajo, los boleros han optado incluso por bajar sus precios hasta en un 50 por ciento, es decir si antes cobraban la boleada con pintura en 30 pesos, hoy la dejan hasta en 15 pesos con tal de trabajar y obtener un poco de recursos para llevar a sus casas y sobrevivir.

Otro de los boleros consideró que este ha sido el año más difícil de su vida por la baja en el trabajo y recordó que la mayoría de sus clientes eran trabajadores del ayuntamiento viejo, bancos y negocios cercanos que en su mayoría cerraron o no están laborando de forma normal, por lo que no acuden a lustrar su calzado.

Dijo que a pesar de la publicidad de Mario Moreno “Cantinflas” en la plaza Juan Álvarez, la población no acude a darles un poco de trabajo, por lo que ya no saben qué hacer para obtener recursos y mantener a sus familias, incluso algunos han dejado sus puestos y andan en las calles vendiendo cubrebocas y otros productos preventivos en esta pandemia.

Algunos boleros que cerraron sus espacios agarraron un taxi como opción económica y no han regresado, ya van a cumplir un año en otros oficios porque tienen que llevar alimento a sus hogares, mantener a sus hijos que siguen en clases virtuales.

“Aunque no hay clases en las escuelas las maestras les piden libros y útiles a los niños y hay que comprarles, esto tiene que seguir, yo estoy medio tiempo aquí y en la tarde en el taxi porque si no esto no avanza, no hay que darnos por vencidos, primero Dios saldremos adelante”, dijo Omar, mientras lustraba el calzado de uno de sus clientes.

Martín Gómez | El Sol de Acapulco

Los boleros hicieron un llamado a la alcaldesa Adela Román Ocampo, al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores y a las instancias como el DIF para que les brinden apoyos de despensas o económicos porque han sido abandonados durante la pandemia, de lo contrario no tienen claro cómo van a sobrevivir.

A casi un año de que inició la emergencia sanitaria por la covid-19 en el estado de Guerrero los problemas económicos para diversos sectores han sido graves, incluso algunas personas que viven al día como los boleros del zócalo han tenido que soportar el sufrimiento de apenas tener para comer, porque su trabajo disminuyó hasta en un 80 por ciento y sus ganancias son mínimas.

Raúl lleva 25 años en este oficio de limpiar, pintar y lustrar zapatos en la plaza Juan Álvarez, aseguró que nunca imaginó vivir una pandemia como la actual provocada por el coronavirus, donde la gente dejó de salir al zócalo y menos acude a solicitar sus servicios, por lo que sus puestos están solos esperando clientes.

Dijo que antes de la pandemia atendían entre 10 y 15 clientes al día, ahora en pleno semáforo rojo si les llegan uno o dos ya es ganancia para la comida diaria, aunque aceptó que no les alcanza y ninguna instancia de gobierno se acuerda de ellos porque no han recibido apoyo de despensas ni económicos.

“Estamos abandonados, aquí tú ves, somos varios y no hay clientes, los únicos que vienen son los que se practican la prueba del virus, pero nuestros clientes no están, ya estamos desesperados, no tenemos ni para comer, ojalá alguien nos pueda ayudar porque la situación es difícil”, exclamó.

En el zócalo hay alrededor de 15 pequeños espacios para los boleros, de los cuales la mitad están cerrados porque sus dueños son adultos mayores y también tienen miedo de contagiarse de la covid-19, mientras los valientes que siguen trabajando tienen que estar acarreando a los pocos clientes que pasan.

Martín Gómez | El Sol de Acapulco

Ante la falta de trabajo, los boleros han optado incluso por bajar sus precios hasta en un 50 por ciento, es decir si antes cobraban la boleada con pintura en 30 pesos, hoy la dejan hasta en 15 pesos con tal de trabajar y obtener un poco de recursos para llevar a sus casas y sobrevivir.

Otro de los boleros consideró que este ha sido el año más difícil de su vida por la baja en el trabajo y recordó que la mayoría de sus clientes eran trabajadores del ayuntamiento viejo, bancos y negocios cercanos que en su mayoría cerraron o no están laborando de forma normal, por lo que no acuden a lustrar su calzado.

Dijo que a pesar de la publicidad de Mario Moreno “Cantinflas” en la plaza Juan Álvarez, la población no acude a darles un poco de trabajo, por lo que ya no saben qué hacer para obtener recursos y mantener a sus familias, incluso algunos han dejado sus puestos y andan en las calles vendiendo cubrebocas y otros productos preventivos en esta pandemia.

Algunos boleros que cerraron sus espacios agarraron un taxi como opción económica y no han regresado, ya van a cumplir un año en otros oficios porque tienen que llevar alimento a sus hogares, mantener a sus hijos que siguen en clases virtuales.

“Aunque no hay clases en las escuelas las maestras les piden libros y útiles a los niños y hay que comprarles, esto tiene que seguir, yo estoy medio tiempo aquí y en la tarde en el taxi porque si no esto no avanza, no hay que darnos por vencidos, primero Dios saldremos adelante”, dijo Omar, mientras lustraba el calzado de uno de sus clientes.

Martín Gómez | El Sol de Acapulco

Los boleros hicieron un llamado a la alcaldesa Adela Román Ocampo, al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores y a las instancias como el DIF para que les brinden apoyos de despensas o económicos porque han sido abandonados durante la pandemia, de lo contrario no tienen claro cómo van a sobrevivir.

Local

Buscan por tierra a menor de edad privada de su libertad en Acapulco

Continúa el bloqueo de familiares y vecinos que exigen la aparición con vida de la joven Yoselin

Local

Pese al blindaje, aumenta la inseguridad en Acapulco

En cuatro días se registran diez asesinatos en céntricas calles del puerto

Local

Más de 200 agentes de viajes conocen las maravillas de Taxco

Guerrero aprovecha para hacer negocios con países de Centroamérica

Estado

Refrenda Evelyn compromiso de crear la octava región en Guerrero

La mandataria estatal anunció en Tlacotepec la construcción de una nueva universidad

Salud

¿Cómo afecta la pancreatitis a los perritos? La enfermedad que le diagnosticaron a Cheems

Se trata de un mal cada vez más frecuente entre perros y gatos; puede ser mortal si no se detecta a tiempo.

Estado

Marchan trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo para exigir aumento salarial

También quieren aumento en los bonos del Día del Padre, Día del Servidor Público y Día de las Madres

Local

Renuncia director de Capama, Arturo Latabán López

Trabajadores del Suspeg exigieron su salida por presuntos actos de prepotencia e incumplimiento de contratos

Local

Buscan por tierra a menor de edad privada de su libertad en Acapulco

Continúa el bloqueo de familiares y vecinos que exigen la aparición con vida de la joven Yoselin

Mundo

Adenovirus, la principal hipótesis de hepatitis grave en niños: CDC

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades señalaron que los niños diagnosticados en los últimos meses también estaban infectados con un tipo de adenovirus