imagotipo

Exige el CECOP salga la UPOEG de los Bienes Comunales de Cacahuatepec

  • Pedro Elías Radilla González
  • en Local

Dale Me Gusta a nuestra página de Facebook para mantenerte siempre informado.

Integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a La Parota (CECOP), exigieron la salida del grupo armado que opera en los Bienes Comunales de Cacahuatepec pertenecientes a la UPOEG que lidera Bruno Plácido Valerio ya que advirtieron podría presentarse un enfrentamiento entre ambos bandos que dejaría personas fallecidas.

En conferencia de prensa, tras sostener una reunión con representantes de la iglesia católica, a la que convocó Bruno Plácido pero los dejó plantados, los campesinos de varias comunidades dijeron que quienes los protegen en la zona rural de Acapulco es la CRAC y no necesitan a gente extraña armada en la zona.

El campesino Tomas Organista de la comunidad de Amatillo, dijo que han dialogado con el grupo armado a quienes les han pedido que se retiren, pero han hecho caso omiso, y aseguraron que este grupo extorsiona, amenaza y cobran cuota a transportistas y amenazan a la población que está en contra de ellos.

Leer más:   En aumento la extorsión y amenazas a maestros: SEG

“Nuestra postura es dialogar pero Bruno tiene que salir de los Bienes Comunales indígenas de Cacahuatepec por orden de la asamblea, porque los pueblos no lo aceptan, no los quieren porque es un grupo armado que está fuera de la ley y solo vienen a confrontar y eso no es bueno”, expresó.

Asimismo, hicieron un llamado al gobierno del estado y al municipio para que intervengan y se llegue a una solución pacífica, de lo contrario podrían ocurrir enfrentamientos como se han registrado en El Ocotito y Tierra Colorada que ha dejado luto y mucha violencia en la zona centro de la entidad.

Leer más:   En aumento la extorsión y amenazas a maestros: SEG

Por su parte, José Luis Niño Nava de la comunidad de Agua Caliente, aseguró que el grupo armado ha golpeado a varias personas, jóvenes y mujeres que supuestamente han cometido delitos, además los amenazan para que no denuncien ante el ministerio público los excesos que cometen portando armas de uso exclusivo del Ejército.

Los afectados aseguraron que no permitirán que este grupo los siga atemorizando y exigieron a los tres órdenes de gobierno que acudan al lugar y se cercioren de las arbitrariedades cometidas, antes de ocurra una desgracia que enlute a familias que se dedican a la siembra y crianza de animales en la zona rural de Acapulco.