/ lunes 23 de octubre de 2023

Suman 13 los policías municipales asesinados en Coyuca de Benítez

A algunos de los elementos los esposaron e hincaron y les dieron el tiro de gracia

Dos mandos y 11 policías fueron ejecutados en una emboscada en el municipio de Coyuca de Benítez, región de Costa Grande del estado de Guerrero. Entre los asesinados se encuentra el director de seguridad municipal, Alfredo Alonso López, y el director Honorio Salinas Garay, así como a dos mujeres uniformadas.

El presidente municipal Ossiel Pacheco Salas hasta el momento no ha salido a realizar ninguna declaración en torno al asesinato de sus colaboradores que fueron emboscados por un grupo de civiles armados presuntamente miembros de la delincuencia organizada.

Lea también: Pugnas criminales, causa de recientes homicidios dolosos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Guerrero confirmó que fueron 11 los elementos policiacos masacrados y anunciaron que se desplegaría el personal necesario para realizar las diligencias correspondientes para levantar evidencias e integrarlas a la carpeta de investigación que se iniciará por estos homicidios.

En la transmisión se estableció que la Fiscalía General habrá de realizar todo lo que esté en sus manos para poder esclarecer el crimen, algo que resulta sumamente difícil de creer porque la estadística indica que de cada mil homicidios que se registran en Guerrero, 999 se quedan en la impunidad.

Tras el atentado en Coyuca se estableció un operativo para tratar de localizar a los agresores, en el que se desplegó personal de la Marina, de la Sedena, Policía del Estado, Guardia Nacional y que incluyó movilidad incluso con helicópteros.

Este asesinato se suma a la ya normalizada violencia en Guerrero, donde de acuerdo con la estadística oficial en los últimos meses se han registrado casi cinco homicidios diariamente en promedio.

Entre los ataques a autoridades que se han registrado en Guerrero, durante lo que va del gobierno morenista encabezado por Evelyn Salgado, se tiene recientemente el asesinato del Fiscal Regional de Tierra Caliente, también en Tierra Caliente el multihomicidio de más de 20 personas entre ellos funcionarios y el alcalde de San Miguel Totolapan.

Uno de los policías asesinados en la emboscada quedó tirado junto a una patrulla. /Foto: Cortesía @SSP.

El domingo 29 de enero, dos policías estatales fueron asesinados y tres civiles en el municipio de Petatlán, de la misma región de la Costa Grande de Guerrero. Esa fecha 32 policías, entre hombres y mujeres también fueron retenidos por hombres armados.

En la ejecución de los policías de Coyuca de este lunes, los mandos y uniformados fueron encontrados en distintos puntos de la comunidad de El Papayo.

Una llamada al teléfono de emergencia 911, reportó una intensa balacera a la altura de la desviación a la comunidad de El Papayo, de la región de la Costa Grande de Guerrero, a la altura de la Escuela Primaria 18 de Marzo, por lo que se desplazaron de inmediato unidades de la Policía del Estado y militares.

De acuerdo a la versión de testigos presenciales de los hechos, el jefe policiaco circulaba en su patrulla con sus escoltas que viajaban en otras dos unidades, cuando un comando los sorprendió y los agredieron desde diferentes frentes sin dar oportunidad a los representantes de la ley a defenderse.

La intensa balacera fue directa en contra de los uniformados que todavía alcanzaron a bajar y repeler la agresión, pero finalmente fueron superados en número y cayeron abatidos por los agresores, quedando inertes el secretario y dos de sus escoltas a espaldas de una casa y otros dos policías entre unos árboles de mango, a corta distancia uno del otro.

Una vez que los agresores cesaron el tiroteo, se pudo observar las carrocerías de las patrullas con múltiples orificios de proyectil de arma de fuego de diversos calibres, las cuales quedaron sobre la superficie de rodamiento de la carretera federal.

Trascendió en forma extraoficial que las civiles armados todavía se dieron tiempo de despojar de sus armas a dos de los policías caídos y en seguida en varios vehículos se dieron a la fuga con dirección a la parte serrana del municipio de Coyuca de Benítez, siempre en forma amenazante.

La circulación sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo se paralizó debido a que las patrullas quedaron obstruyendo ambos carriles de esa vía de comunicación, en tanto que los pobladores una vez que no hubo peligro, pidieron auxilio a las autoridades.

Las diligencias en la zona se prolongaron por varias horas y luego de las mismas, los cadáveres fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Acapulco para la práctica de la necropsia de ley correspondiente.

Casi 10 horas después de los hechos violentos, la Fiscalía General del Estado emitió un comunicado de tres párrafos donde precisa que inició "una carpeta de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables, por el delito de Homicidio Calificado por arma de fuego, en agravio de trece personas y por Homicidio en Grado de Tentativa en agravio de dos personas que resultaron lesionadas, por los hechos ocurridos hoy, en el municipio de Coyuca de Benítez".

Dos mandos y 11 policías fueron ejecutados en una emboscada en el municipio de Coyuca de Benítez, región de Costa Grande del estado de Guerrero. Entre los asesinados se encuentra el director de seguridad municipal, Alfredo Alonso López, y el director Honorio Salinas Garay, así como a dos mujeres uniformadas.

El presidente municipal Ossiel Pacheco Salas hasta el momento no ha salido a realizar ninguna declaración en torno al asesinato de sus colaboradores que fueron emboscados por un grupo de civiles armados presuntamente miembros de la delincuencia organizada.

Lea también: Pugnas criminales, causa de recientes homicidios dolosos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz en Guerrero confirmó que fueron 11 los elementos policiacos masacrados y anunciaron que se desplegaría el personal necesario para realizar las diligencias correspondientes para levantar evidencias e integrarlas a la carpeta de investigación que se iniciará por estos homicidios.

En la transmisión se estableció que la Fiscalía General habrá de realizar todo lo que esté en sus manos para poder esclarecer el crimen, algo que resulta sumamente difícil de creer porque la estadística indica que de cada mil homicidios que se registran en Guerrero, 999 se quedan en la impunidad.

Tras el atentado en Coyuca se estableció un operativo para tratar de localizar a los agresores, en el que se desplegó personal de la Marina, de la Sedena, Policía del Estado, Guardia Nacional y que incluyó movilidad incluso con helicópteros.

Este asesinato se suma a la ya normalizada violencia en Guerrero, donde de acuerdo con la estadística oficial en los últimos meses se han registrado casi cinco homicidios diariamente en promedio.

Entre los ataques a autoridades que se han registrado en Guerrero, durante lo que va del gobierno morenista encabezado por Evelyn Salgado, se tiene recientemente el asesinato del Fiscal Regional de Tierra Caliente, también en Tierra Caliente el multihomicidio de más de 20 personas entre ellos funcionarios y el alcalde de San Miguel Totolapan.

Uno de los policías asesinados en la emboscada quedó tirado junto a una patrulla. /Foto: Cortesía @SSP.

El domingo 29 de enero, dos policías estatales fueron asesinados y tres civiles en el municipio de Petatlán, de la misma región de la Costa Grande de Guerrero. Esa fecha 32 policías, entre hombres y mujeres también fueron retenidos por hombres armados.

En la ejecución de los policías de Coyuca de este lunes, los mandos y uniformados fueron encontrados en distintos puntos de la comunidad de El Papayo.

Una llamada al teléfono de emergencia 911, reportó una intensa balacera a la altura de la desviación a la comunidad de El Papayo, de la región de la Costa Grande de Guerrero, a la altura de la Escuela Primaria 18 de Marzo, por lo que se desplazaron de inmediato unidades de la Policía del Estado y militares.

De acuerdo a la versión de testigos presenciales de los hechos, el jefe policiaco circulaba en su patrulla con sus escoltas que viajaban en otras dos unidades, cuando un comando los sorprendió y los agredieron desde diferentes frentes sin dar oportunidad a los representantes de la ley a defenderse.

La intensa balacera fue directa en contra de los uniformados que todavía alcanzaron a bajar y repeler la agresión, pero finalmente fueron superados en número y cayeron abatidos por los agresores, quedando inertes el secretario y dos de sus escoltas a espaldas de una casa y otros dos policías entre unos árboles de mango, a corta distancia uno del otro.

Una vez que los agresores cesaron el tiroteo, se pudo observar las carrocerías de las patrullas con múltiples orificios de proyectil de arma de fuego de diversos calibres, las cuales quedaron sobre la superficie de rodamiento de la carretera federal.

Trascendió en forma extraoficial que las civiles armados todavía se dieron tiempo de despojar de sus armas a dos de los policías caídos y en seguida en varios vehículos se dieron a la fuga con dirección a la parte serrana del municipio de Coyuca de Benítez, siempre en forma amenazante.

La circulación sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo se paralizó debido a que las patrullas quedaron obstruyendo ambos carriles de esa vía de comunicación, en tanto que los pobladores una vez que no hubo peligro, pidieron auxilio a las autoridades.

Las diligencias en la zona se prolongaron por varias horas y luego de las mismas, los cadáveres fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Acapulco para la práctica de la necropsia de ley correspondiente.

Casi 10 horas después de los hechos violentos, la Fiscalía General del Estado emitió un comunicado de tres párrafos donde precisa que inició "una carpeta de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables, por el delito de Homicidio Calificado por arma de fuego, en agravio de trece personas y por Homicidio en Grado de Tentativa en agravio de dos personas que resultaron lesionadas, por los hechos ocurridos hoy, en el municipio de Coyuca de Benítez".

Local

En riesgo actividad económica por violencia en la avenida Costera

El problema de violencia no cesa, a pesar de la presencia de miles de elementos de la Guardia Nacional, lamentan comerciantes de la zona

Local

Protección Civil valida inmuebles para instalar refugios temporales

Se realizó una revisión de los lugares propuestos y solo fueron seleccionados 35 para funcionar como refugio temporal.

Local

Reforestar el Parque Papagayo costará 50 millones de pesos

El pulmón verde de Acapulco tiene 22 hectáreas, las cuales resultaron afectadas por el paso del huracán Otis en octubre pasado

Policiaca

Asesinan a 4 hombres en menos de 12 horas en Acapulco

En menos de 12 horas, 4 hombres han sido asesinados a balazos en distintas colonias de Acapulco a pesar de la presencia de la Guardia Nacional

Local

Canaco pide condonar impuesto a negocios rapiñados por Otis

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos tiene un registro de 180 empresas que no pueden pagar las licencias de funcionamiento

Estado

Inseguridad deja sin clases a 400 alumnos en Coyuca de Benítez

La Secretaría de Educación en Guerrero confirmó que son alumnos de siete comunidades los afectados por la irrupción de un grupo delincuencial