/ domingo 11 de diciembre de 2022

Obras en el recinto ferial violan normas ecológicas

La empresa constructora podría hacerse acreedora a sanciones económicas por las irregularidades y se tendría que buscar un lugar alterno para instalar la feria de Navidad y Año Nuevo

Por no contar con estudios de impacto ambiental, las obras de remodelación del Recinto Ferial podrían ser clausuradas en los próximos día, y se tendría que buscar un lugar alterno para instalar la feria de Navidad y Año Nuevo, además de que la empresa constructora podría hacerse acreedora a sanciones económicas por las irregularidades.

Cuestionado respecto a este tema, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), Ángel Almazán Juárez, consideró que a pesar de que la directa responsable de esta anomalía es la empresa constructora, el Ayuntamiento que preside Norma Otilia Hernández Martínez, a través de la Secretaría de Ecología, se excedió al autorizar el derribo de los árboles, porque en todo caso debió consultarlo con la propia Propaeg y con la dependencia a su cargo.

Mencionó que para comenzar a trabajar en ese emblemático predio de Chilpancingo, la empresa constructora por principio de cuentas derribó 43 árboles de diferentes especies, entre los cuales se encuentran al menos 10 jacarandas, algunas palmas y también casuarinas, sí tenemos conocimiento de ello, pero no es la Semaren la que sanciona este tipo de asuntos sino la Propaeg.

Señaló que lo que hace la Semaren es evaluar las manifestaciones de impacto ambiental y después de hacer este trabajo, el estudio se turna a la Procuraduría de Protección Ambiental con el fin de que le dé seguimiento y se cumpla lo que establece en las evaluaciones.

En este sentido, indicó que la Propaeg ya notificó, por principio de cuentas, que tiene observadas las obras del Recinto Ferial, ya que para el derribo de los árboles la empresa constructora únicamente se basó en la acreditación que le dio el Ayuntamiento de Chilpancingo presidido por Norma Otilia Hernández Martínez, a través de la Secretaría de Ecología, que fue la instancia que autorizó derribar tales árboles.

Al respecto, Almazán Juárez expresó que legalmente la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento no debió haber autorizado tal acción sino que debió haber turnado el caso a la Propaeg, “porque el Ayuntamiento puede dar autorización para uno o dos árboles de los cuales se justifique su derribo, el cual procede sólo en caso de que represente un riesgo, de lo contrario sólo se recomienda una poda”.

Y remarcó: “aquí, tengo que decirlo, se excedió el Ayuntamiento al autorizar esto cuando no les correspondía a ellos sino que le correspondía a Propaeg”, pues en todo caso debió haber consultado el caso a la Procuraduría de Protección Ambiental o a la propia Secretaría del Medio Ambiente para ver qué procedía.

Lo que procedía en principio por parte de la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento es recomendar a la empresa la realización del estudio de impacto ambiental, pero además responsabilizó directamente a la Constructora de esta anomalía, porque “son empresas que saben el procedimiento y, por lo tanto, ellos debieron haber hecho el estudio de impacto ambiental motu proprio y turnarlo a la Semaren y a la Propaeg, para ver si procedía el derribo de los árboles”.

Y es que dijo que la empresa sí hizo llegar el estudio de impacto ambiental, pero después de que iniciaron las obras de remodelación, es decir, después de que derribaron los árboles”.

Comentó que por lo anterior, la Semaren no ha resuelto la evaluación de impacto ambiental, porque la Propaeg tiene observado el Recinto Ferial, por haber tirado árboles sin llevar a cabo el procedimiento correspondiente.

En cuanto al grado de responsabilidad que tiene la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en esta anomalía, Almazán Juárez aclaró que si bien esta dependencia del gobierno federal es la subsidiaria de la remodelación del Recinto Ferial, la responsable es la empresa constructora, porque lejos de llevar a cabo a conciencia un estudio de impacto ambiental, previo a ejecutar la obra, se basó en la autorización que le dio el Ayuntamiento.

Por lo anterior, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales expresó que legalmente lo que procede es la clausura de las obras, por no haber seguido la normatividad o el proceso correspondiente, por lo que esta semana se comenzó a analizar de manera conjunta con el procurador de Protección Ambiental, Carlos Toledo Manzur lo que procede, aunque de entrada se le hará “un llamamiento a la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento porque no siguió los cauces adecuados y haber autorizado el derribo de los árboles cuando no les correspondía, además de que vamos a evaluar el daño ambiental causado”.

Mencionó al respecto, que personal del área Forestal de la Semaren ya comenzó a evaluar el daño y en base a esto se notificará a la empresa el monto que tendrá que cubrir por tales afectaciones y después la Propaeg podría levantar la observación que hizo.

El funcionario estatal dejó en claro que mientras esté clausurado no se podrían utilizar las instalaciones de la Feria y enfatizó que esta determinación podría tomarla la Propaeg en los próximos días, pero refirió que la situación está siendo analizada y en base al daño evaluado se cuantificará el monto de la sanción a la empresa constructora.

Por no contar con estudios de impacto ambiental, las obras de remodelación del Recinto Ferial podrían ser clausuradas en los próximos día, y se tendría que buscar un lugar alterno para instalar la feria de Navidad y Año Nuevo, además de que la empresa constructora podría hacerse acreedora a sanciones económicas por las irregularidades.

Cuestionado respecto a este tema, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), Ángel Almazán Juárez, consideró que a pesar de que la directa responsable de esta anomalía es la empresa constructora, el Ayuntamiento que preside Norma Otilia Hernández Martínez, a través de la Secretaría de Ecología, se excedió al autorizar el derribo de los árboles, porque en todo caso debió consultarlo con la propia Propaeg y con la dependencia a su cargo.

Mencionó que para comenzar a trabajar en ese emblemático predio de Chilpancingo, la empresa constructora por principio de cuentas derribó 43 árboles de diferentes especies, entre los cuales se encuentran al menos 10 jacarandas, algunas palmas y también casuarinas, sí tenemos conocimiento de ello, pero no es la Semaren la que sanciona este tipo de asuntos sino la Propaeg.

Señaló que lo que hace la Semaren es evaluar las manifestaciones de impacto ambiental y después de hacer este trabajo, el estudio se turna a la Procuraduría de Protección Ambiental con el fin de que le dé seguimiento y se cumpla lo que establece en las evaluaciones.

En este sentido, indicó que la Propaeg ya notificó, por principio de cuentas, que tiene observadas las obras del Recinto Ferial, ya que para el derribo de los árboles la empresa constructora únicamente se basó en la acreditación que le dio el Ayuntamiento de Chilpancingo presidido por Norma Otilia Hernández Martínez, a través de la Secretaría de Ecología, que fue la instancia que autorizó derribar tales árboles.

Al respecto, Almazán Juárez expresó que legalmente la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento no debió haber autorizado tal acción sino que debió haber turnado el caso a la Propaeg, “porque el Ayuntamiento puede dar autorización para uno o dos árboles de los cuales se justifique su derribo, el cual procede sólo en caso de que represente un riesgo, de lo contrario sólo se recomienda una poda”.

Y remarcó: “aquí, tengo que decirlo, se excedió el Ayuntamiento al autorizar esto cuando no les correspondía a ellos sino que le correspondía a Propaeg”, pues en todo caso debió haber consultado el caso a la Procuraduría de Protección Ambiental o a la propia Secretaría del Medio Ambiente para ver qué procedía.

Lo que procedía en principio por parte de la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento es recomendar a la empresa la realización del estudio de impacto ambiental, pero además responsabilizó directamente a la Constructora de esta anomalía, porque “son empresas que saben el procedimiento y, por lo tanto, ellos debieron haber hecho el estudio de impacto ambiental motu proprio y turnarlo a la Semaren y a la Propaeg, para ver si procedía el derribo de los árboles”.

Y es que dijo que la empresa sí hizo llegar el estudio de impacto ambiental, pero después de que iniciaron las obras de remodelación, es decir, después de que derribaron los árboles”.

Comentó que por lo anterior, la Semaren no ha resuelto la evaluación de impacto ambiental, porque la Propaeg tiene observado el Recinto Ferial, por haber tirado árboles sin llevar a cabo el procedimiento correspondiente.

En cuanto al grado de responsabilidad que tiene la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en esta anomalía, Almazán Juárez aclaró que si bien esta dependencia del gobierno federal es la subsidiaria de la remodelación del Recinto Ferial, la responsable es la empresa constructora, porque lejos de llevar a cabo a conciencia un estudio de impacto ambiental, previo a ejecutar la obra, se basó en la autorización que le dio el Ayuntamiento.

Por lo anterior, el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales expresó que legalmente lo que procede es la clausura de las obras, por no haber seguido la normatividad o el proceso correspondiente, por lo que esta semana se comenzó a analizar de manera conjunta con el procurador de Protección Ambiental, Carlos Toledo Manzur lo que procede, aunque de entrada se le hará “un llamamiento a la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento porque no siguió los cauces adecuados y haber autorizado el derribo de los árboles cuando no les correspondía, además de que vamos a evaluar el daño ambiental causado”.

Mencionó al respecto, que personal del área Forestal de la Semaren ya comenzó a evaluar el daño y en base a esto se notificará a la empresa el monto que tendrá que cubrir por tales afectaciones y después la Propaeg podría levantar la observación que hizo.

El funcionario estatal dejó en claro que mientras esté clausurado no se podrían utilizar las instalaciones de la Feria y enfatizó que esta determinación podría tomarla la Propaeg en los próximos días, pero refirió que la situación está siendo analizada y en base al daño evaluado se cuantificará el monto de la sanción a la empresa constructora.

Local

Acapulco preparado para recibir a turistas en temporada más larga del año

El secretario de Turismo en en estado, Simón Quiñones Orozco, dijo que Acapulco está listo para recibir a los paseantes que lo visiten en esta temporada vacacional de verano

Policiaca

Incendio consumió tres negocios; propietaria descarta extorsión

Un desperfecto en uno de los tanques de gas del restaurante “Mi Verada Tropical” fue el origen del siniestro

Local

Empresarios ven bien designar a un militar en Seguridad Pública

Miembros de la Canaco en Acapulco dan voto de confianza al Coronel Eduardo Arturo Baillers Mendoza en la encomienda de velar por la seguridad de los acapulqueños

Estado

Hombres armados interceptan al Padre Fili en Chiapas

El sacerdote Filiberto Velazquez, director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello dijo que los hechos ocurrieron en la localidad de Raudales Malpaso en Chiapas

Local

Remodelación de El Parazal lleva paralizada más de cinco meses

La obra inició en el 2023 y se realizaría en dos etapas con más de 25 millones de pesos; locatarios urgen el retiro de escombros y basura

Estado

Buscan reeducar a más de dos mil agresores de mujeres en Guerrero

Se trata de una estrategia educativa en materia de derechos humanos y perspectiva de género para quienes incurren en algún tipo de violencia contra las mujeres