/ lunes 15 de noviembre de 2021

Exhiben el primer escudo del estado de Guerrero

El Museo Regional es la sede que alberga la obra que data del año 1939

La primera representación que se tiene del escudo del estado de Guerrero se exhibe en las salas del Museo Regional de Guerrero , data de 1939 y fue elaborada en azulejos que se encontraban colocados en una de las paredes del edificio, que no es visible porque la cubren los murales.

La directora del Museo Regional de Guerrero, que depende del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Maura Liliana Ortiz Carrasco, relató que se trata de una pieza que e staba oculta pegada en la pared de lo que en su momento fue el Palacio de Gobierno, éste quedó cubierto cuando a mediados del siglo pasado se colocaron los murales que cubren las paredes interiores del edificio.

En el año 2007 se retiraron los murales para llevarlos al centro nacional de restauración y al quitarlos quedó exhibido este escudo, que se retiró del sitio donde se vio y se trasladó a una vitrina para que pueda ser apreciado por todos los visitantes”.

El escudo está fechado en la ciudad de Chilpancingo el 9 de agosto de 1939 y por la fecha se presume que fue colocado en una conmemoración del natalicio del consumador de la Independencia, Vicente Ramón Guerrero Saldaña.

Este escudo del “Caballero Jaguar” se estaba utilizando sin ser un escudo oficial, pues hasta ese año no existen documentos que hablaran respecto del emblema.

En 1949 en el marco del primer centenario de la creación del estado de Guerrero, se lanzó una convocatoria para oficializar el uso del escudo y de esa convocatoria surgió el escudo que pintó Diego Rivera en los murales de la Secretaría de Educación Pública, en los que el “Caballero Jaguar” se encuentra en la parte superior y en el centro una representación de Vicente Guerrero con la espada en mano.

Este escudo del “Caballero Jaguar” se estaba utilizando sin ser un escudo oficial. /Foto: Abel Miranda | El Sol de Acapulco.

De acuerdo con la información colocada en el portal del Gobierno del estado, durante el periodo del gobernador Alejandro Gómez Maganda (1951-1954), el Congreso local derogó ese acuerdo, y el Ejecutivo lo dio a saber por medio del Periódico Oficial número 1 del 2 de enero de 1952, en el Decreto 41 fechado el 20 de diciembre de 1951, enterando que se adopta nuevamente al anterior escudo del “Caballero Tigre, considerando el reciente descubrimiento en Ixcateopan de la tumba con los restos del emperador Cuauhtémoc y que ese diseño respondía fielmente a la idiosincrasia del pueblo guerrerense.

Este escudo es el que conocemos y sigue en vigor hasta la fecha y tiene las siguientes características, “El escudo significa la capa del Señor con poder, en él, el penacho y la diadema simbolizan el poder, El Caballero Tigre es el guerrero poderoso de la raza vieja autóctona , Su color amarillo simboliza la máxima jerarquía militar, las manchas negras (ocelos) de la piel del tigre son la antítesis de los brillantes manchones del cielo estrellado; son la representación del Señor de la Noche, Texcatlipoca ”.

De los colores, el amarillo representa el oro, que es un metal precioso usado para sus adornos jerárquicos y tributo para sus dioses; el rojo es la sangre de sus guerreros derramada, que en lides victoriosas ofrecían al sol; el verde, el color vital de sus bosques y árboles circundantes; el azul, el cielo y el agua.

La primera representación que se tiene del escudo del estado de Guerrero se exhibe en las salas del Museo Regional de Guerrero , data de 1939 y fue elaborada en azulejos que se encontraban colocados en una de las paredes del edificio, que no es visible porque la cubren los murales.

La directora del Museo Regional de Guerrero, que depende del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Maura Liliana Ortiz Carrasco, relató que se trata de una pieza que e staba oculta pegada en la pared de lo que en su momento fue el Palacio de Gobierno, éste quedó cubierto cuando a mediados del siglo pasado se colocaron los murales que cubren las paredes interiores del edificio.

En el año 2007 se retiraron los murales para llevarlos al centro nacional de restauración y al quitarlos quedó exhibido este escudo, que se retiró del sitio donde se vio y se trasladó a una vitrina para que pueda ser apreciado por todos los visitantes”.

El escudo está fechado en la ciudad de Chilpancingo el 9 de agosto de 1939 y por la fecha se presume que fue colocado en una conmemoración del natalicio del consumador de la Independencia, Vicente Ramón Guerrero Saldaña.

Este escudo del “Caballero Jaguar” se estaba utilizando sin ser un escudo oficial, pues hasta ese año no existen documentos que hablaran respecto del emblema.

En 1949 en el marco del primer centenario de la creación del estado de Guerrero, se lanzó una convocatoria para oficializar el uso del escudo y de esa convocatoria surgió el escudo que pintó Diego Rivera en los murales de la Secretaría de Educación Pública, en los que el “Caballero Jaguar” se encuentra en la parte superior y en el centro una representación de Vicente Guerrero con la espada en mano.

Este escudo del “Caballero Jaguar” se estaba utilizando sin ser un escudo oficial. /Foto: Abel Miranda | El Sol de Acapulco.

De acuerdo con la información colocada en el portal del Gobierno del estado, durante el periodo del gobernador Alejandro Gómez Maganda (1951-1954), el Congreso local derogó ese acuerdo, y el Ejecutivo lo dio a saber por medio del Periódico Oficial número 1 del 2 de enero de 1952, en el Decreto 41 fechado el 20 de diciembre de 1951, enterando que se adopta nuevamente al anterior escudo del “Caballero Tigre, considerando el reciente descubrimiento en Ixcateopan de la tumba con los restos del emperador Cuauhtémoc y que ese diseño respondía fielmente a la idiosincrasia del pueblo guerrerense.

Este escudo es el que conocemos y sigue en vigor hasta la fecha y tiene las siguientes características, “El escudo significa la capa del Señor con poder, en él, el penacho y la diadema simbolizan el poder, El Caballero Tigre es el guerrero poderoso de la raza vieja autóctona , Su color amarillo simboliza la máxima jerarquía militar, las manchas negras (ocelos) de la piel del tigre son la antítesis de los brillantes manchones del cielo estrellado; son la representación del Señor de la Noche, Texcatlipoca ”.

De los colores, el amarillo representa el oro, que es un metal precioso usado para sus adornos jerárquicos y tributo para sus dioses; el rojo es la sangre de sus guerreros derramada, que en lides victoriosas ofrecían al sol; el verde, el color vital de sus bosques y árboles circundantes; el azul, el cielo y el agua.

Estado

Irá a la NASA con apoyo de migrantes guerrerenses

La joven Arlette Pamela Silva presentará un proyecto para desarrollar un tratamiento no invasivo contra el cáncer

Estado

Conducir en "Chilpanbaches", todo un reto

Automovilistas pusieron el singular apodo a la ciudad debido a que prácticamente todas las calles de la capital están intransitables

Doble Vía

¡Suculentas!, las gorditas de frijol y requesón

Desde hace 30 años, Natividad recorre las calles de Acapulco ofreciendo este manjar con el que obtiene los recurws para sacar adelante a sus cinco hijos

Local

Transportes detecta diez taxistas laborando con plataforma Di Di

Por el momento no fueron infraccionados los propietarios de los vehículos, sólo es una amonestación en primera etapa

Local

Hoteles boutique, nuevo mercado para Acapulco

Se tiene que trabajar más en este concepto donde el turismos es de rentabilidad, afirma la Asociación Mexicana de Agencias de Viaje

Doble Vía

Clavadistas impresionan con fuego y mar

Debido a la temporada de verano, ofrecen exhibición de “La Antorcha Humana” de martes a domingo en La Quebrada

Estado

Irá a la NASA con apoyo de migrantes guerrerenses

La joven Arlette Pamela Silva presentará un proyecto para desarrollar un tratamiento no invasivo contra el cáncer

Estado

Generación “sobreviviente del Covid” egresa de Cobach

Alumnos del sistema semiescolarizado realizaron sus estudios en modo virtual debido a la pandemia

Estado

Conducir en "Chilpanbaches", todo un reto

Automovilistas pusieron el singular apodo a la ciudad debido a que prácticamente todas las calles de la capital están intransitables