/ jueves 23 de junio de 2022

Arquitecto urbanista de profesión, terminó de policía ¡y lo despidieron por pedir mejoras salariales!

Desde hace 5 años Adán ha sido panadero, chalán de albañil y repartidor de tortillas para poder llevar ingresos a su hogar

La historia de Adán (36 años) es parecida a la de muchos y se puede resumir en unas cuantas líneas: es una persona que abandona su hogar para ir a la ciudad y tener un futuro mejor para su familia.

Los últimos cuatro años de su vida los dedicó a su trabajo como agente de la Policía Estatal, donde destacó y se ganó el respeto de sus compañeros, quienes lo conocían como “El Fibra”, que puede traducirse como una persona sobresaliente o astuta.

Un día salió de su natal Malinaltepec, uno de los 19 municipios que conforman la tan popular como marginada Montaña de Guerrero, para venir a Chilpancingo a estudiar y lograr una mejor calidad de vida.

Tiene un título como licenciado en Arquitectura y Urbanismo, pero la falta de oportunidades laborales y la necesidad de contar con certeza laboral para sostener a su familia, lo llevaron a ingresar a la Policía como un plan emergente.

Desde siempre le atrajo la vida militar y la función policial, y cuando le cayó la oportunidad de ingresar a la academia, lo hizo sin pensar. No tenía ofertas para ejercer su oficio ni dinero para crear su propia empresa. Además tenía la responsabilidad de llevar el sustento a una familia conformada por su esposa y sus tres hijos.

Adán tuvo que empezar de cero, cuando fue despedido en mayo de 2017. Previamente había nacido un movimiento en las entrañas de la Policía para exigir tratos dignos, mejores salarios y prestaciones. Hubo un paro de labores para exigir al gobierno el cumplimiento de esas peticiones pero del otro lado del escritorio, altos mandos procedieron con cortar de tajo el movimiento.

Fue así como inició el pregonar de Adán, después de que su nombre apareció en algo que él llamó una “lista negra”.

Cuando sucedió la protesta de los policías, "El Fibra" se encontraba en servicio de franco y se deslinda de las protestas que se realizaron.

Meses atrás había sufrido junto con sus compañeros, una emboscada entre los poblados de Cuadrilla Nueva y Cuahulotitlan, en el municipio de Tlalchapa, donde solo hubo heridos y del que salió ileso.

Recuerda que los primeros días después de haber sido despedido, pasaba ratos llorando, primero por no entender lo que pasaba y segunda por la responsabilidad de su familia en los hombros.

Por falta de dinero tuvo que renunciar a su carrera en Seguridad Pública. Después de esfumarse los ahorros, junto con su esposa optó por vender lo no tan necesario y fue como acuñó la frase “las cosas buenas son para los malos ratos”.

A partir de ahí, aceptaba cada oportunidad que se le presentaba de trabajar, ya sea de limpiar barrancas para el municipio, como repartidor de tortillas, de bolillero, como chalán de albañil y como panadero, oficio que aprendió en su época como estudiante y que desempeña en la actualidad.

La semana pasada, Adán y los otros 175 ex policías que fueron despedidos hace cinco años, reactivaron su movimiento de protesta para exigir ser reinstalados en sus funciones.

Al final de todo, "El Fibra" aún ve un resquicio de luz al final del túnel, un despertar a lo que pareciera una pesadilla que ya duró cinco años y contando.

La historia de Adán (36 años) es parecida a la de muchos y se puede resumir en unas cuantas líneas: es una persona que abandona su hogar para ir a la ciudad y tener un futuro mejor para su familia.

Los últimos cuatro años de su vida los dedicó a su trabajo como agente de la Policía Estatal, donde destacó y se ganó el respeto de sus compañeros, quienes lo conocían como “El Fibra”, que puede traducirse como una persona sobresaliente o astuta.

Un día salió de su natal Malinaltepec, uno de los 19 municipios que conforman la tan popular como marginada Montaña de Guerrero, para venir a Chilpancingo a estudiar y lograr una mejor calidad de vida.

Tiene un título como licenciado en Arquitectura y Urbanismo, pero la falta de oportunidades laborales y la necesidad de contar con certeza laboral para sostener a su familia, lo llevaron a ingresar a la Policía como un plan emergente.

Desde siempre le atrajo la vida militar y la función policial, y cuando le cayó la oportunidad de ingresar a la academia, lo hizo sin pensar. No tenía ofertas para ejercer su oficio ni dinero para crear su propia empresa. Además tenía la responsabilidad de llevar el sustento a una familia conformada por su esposa y sus tres hijos.

Adán tuvo que empezar de cero, cuando fue despedido en mayo de 2017. Previamente había nacido un movimiento en las entrañas de la Policía para exigir tratos dignos, mejores salarios y prestaciones. Hubo un paro de labores para exigir al gobierno el cumplimiento de esas peticiones pero del otro lado del escritorio, altos mandos procedieron con cortar de tajo el movimiento.

Fue así como inició el pregonar de Adán, después de que su nombre apareció en algo que él llamó una “lista negra”.

Cuando sucedió la protesta de los policías, "El Fibra" se encontraba en servicio de franco y se deslinda de las protestas que se realizaron.

Meses atrás había sufrido junto con sus compañeros, una emboscada entre los poblados de Cuadrilla Nueva y Cuahulotitlan, en el municipio de Tlalchapa, donde solo hubo heridos y del que salió ileso.

Recuerda que los primeros días después de haber sido despedido, pasaba ratos llorando, primero por no entender lo que pasaba y segunda por la responsabilidad de su familia en los hombros.

Por falta de dinero tuvo que renunciar a su carrera en Seguridad Pública. Después de esfumarse los ahorros, junto con su esposa optó por vender lo no tan necesario y fue como acuñó la frase “las cosas buenas son para los malos ratos”.

A partir de ahí, aceptaba cada oportunidad que se le presentaba de trabajar, ya sea de limpiar barrancas para el municipio, como repartidor de tortillas, de bolillero, como chalán de albañil y como panadero, oficio que aprendió en su época como estudiante y que desempeña en la actualidad.

La semana pasada, Adán y los otros 175 ex policías que fueron despedidos hace cinco años, reactivaron su movimiento de protesta para exigir ser reinstalados en sus funciones.

Al final de todo, "El Fibra" aún ve un resquicio de luz al final del túnel, un despertar a lo que pareciera una pesadilla que ya duró cinco años y contando.

Local

Delincuencia y mala construcción los dejan sin locales

El mercado de la Vacacional permanece abandonado luego de una mala reconstrucción tras ser incendiado en octubre de 2021

Local

Con el "diablo" y sus limones recorre la Costera

A sus 73 años, don Rodolfo se gana la vida vendiendo el fruto que trae desde su pueblo ubicado en la zona rural de Acapulco

Doble Vía

Quieren a Rodolfo Neri Vela en lugar de Luis Donaldo Colosio

Ciudadanos de Chilpancingo proponen que la escultura del astronauta se instale en la glorieta que actualmente alberga la del político

Local

Se mejorarán las condiciones labores de los bomberos: Abelina

La alcaldesa admitió el abandono en que se encuentra el departamento y señaló que se aplicarán 8 millones de pesos en la compra de unas pipas

Mundo

Presidente paraguayo acusa de terrorista a tripulación de avión retenido en Argentina

El avión se encuentra bajo una investigación judicial, al igual que su tripulación integrada por 14 venezolanos y cinco iraníes

Futbol

Liga MX implementará Fan Id obligatorio para los estadios en el Apertura 2022

Atlas y Santos son los únicos equipos que llevaron a cabo ese proceso en el torneo anterior

Sociedad

Menor de 16 años originario de Veracruz, entre los migrantes muertos en tráiler de Texas

El director de Atención a Migrantes, Carlos Enrique Escalante, confirmó que fue identificado un menor originario de Naolinco, Veracruz

Política

Layda Sansores asegura que hay más audios y demandas contra Alito

Layda Sansores señaló que hay más audios contra Alito Moreno y que se están realizando las demandas correspondientes ante la Fiscalía Local y Federal

Local

Cierran relleno sanitario para exigir entrega de bono

Por una hora las camiones no pudieron ingresar, lo que provocó que por lo menos unas 100 toneladas de desechos sólidos no se depositaran por la mañana