/ viernes 25 de febrero de 2022

El Zopilote, ¿ave de mal agüero o especie curativa?

Debido a que le atribuyen propiedades curativas, el número de su población ha disminuido en el puerto, aseguran ambientalistas

A pesar de su importante rol en la naturaleza como ave de rapiña, el zopilote está dentro de las especies en peligro de extinción por ser víctima de la cacería furtiva debido al falso mito de que su carne tiene propiedades curativas y sirve para el tratamiento del cáncer.

Aunque no hay una declaratoria oficial por parte de las autoridades protectoras de animales, de que esta especie del género Coragyps y que también se le conoce con los nombres, tales como: buitres, curumo y zamuro, está disminuyendo su población de manera acelerada y que prácticamente está luchando por su subsistencia.

La presidenta de la asociación Corazones Ambientalistas, Mónica Corazón Gordillo, alertó que cada vez es menor el número de zopilotes en el puerto de Acapulco, las pocas bandadas se les ve por la zona poniente, por el área de los acantilados de la colonia Jardín.

Tal información fue confirmada por los vecinos de esta zona poblacional, quienes afirman que no vuelan por esta zona costera para buscar carroña, que es su alimento natural, sino que los han visto como desafían el oleaje para capturar peces y comerlos en medio de las palmeras, o bien los llevan a sus nidos para alimentar a sus crías.

Lee también: Localizan a un delfín muerto en playas de Guerrero

Según la ambientalista, esto rompe con los estudios que se han hecho de esta ave, pues se ha documentado que se les encuentra en tierras bajas o planas, buscan su alimento sobre campos abiertos y siempre se trata de animales muertos o carroña, aunque también cazan pequeñas especies.

Sin embargo, no existían reportes de que se dedicaran a pescar, pero esto podría ser parte de las consecuencias del daño que les está ocasionando el ser humano, que no solo está invadiendo su hábitat, sino que al perseguirlo para matarlo, lo ha orillado a adaptarse para poder sobrevivir.

Quienes han sido testigos del audaz vuelo del zopilote sobre la playa Mimosa, afirman que han observado como desde lo alto, primero planean y tras visualizar su presa, se lanzan en picada al mar y vuelven a salir llevando el pez sujeto con sus patas y se trasladan a los árboles o palmeras para comerlo o alimentar a sus crías. Esto se ha vuelto ya algo muy cotidiano.

Incluso, le han perdido el miedo a las personas, pues llegan a las residencias a tomar agua clorada de las albercas y creen que lo hacen porque les ayuda en su digestion, pero esto también los convierte en presas fáciles para el ser humano.

La razón de que sea cazado, es porque existe una alta demanda en el mercado negro, porque lo preparan en caldo y lo sirven para tratar el cáncer, por lo que el precio por ave es de casi mil pesos, pues el platillo se vende entre 400 y 600 pesos.

La especie lucha por subsistir. / Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

Su venta se realiza de manera clandestina en restaurantes, en donde asiste una clientela selecta, no a cualquiera se le da servicio, según cuenta un taxista que lleva comensales de confiar, por los que recibe una comisión.

Aunque nadie ha denunciado estos establecimientos, lo cierto es que el zopilote, sino se le pone un alto a su caza, estará condenado a la extinción, lo que provocara un grave desiquilibro en el ecosistema.

La señora Digna, vecina de la Jardín, refiere que las pocas parvadas de zopilotes todavía se les ve sobrevolando en círculos, pero si no se hace algo serán las últimas, éste debe ser un aviso para su rescate y emprender una campaña para que la población entienda que es un mito que su carne sirve para tratar el cáncer, pues en realidad son parte importante para preservar el ecosistema.

Además, ayudan a exterminar los desperdicios putrefactos, que evitan bacterias y enfermedades, pero fundamentalmente que dejan un terreno limpio y potencialmente fértil.

A pesar de su importante rol en la naturaleza como ave de rapiña, el zopilote está dentro de las especies en peligro de extinción por ser víctima de la cacería furtiva debido al falso mito de que su carne tiene propiedades curativas y sirve para el tratamiento del cáncer.

Aunque no hay una declaratoria oficial por parte de las autoridades protectoras de animales, de que esta especie del género Coragyps y que también se le conoce con los nombres, tales como: buitres, curumo y zamuro, está disminuyendo su población de manera acelerada y que prácticamente está luchando por su subsistencia.

La presidenta de la asociación Corazones Ambientalistas, Mónica Corazón Gordillo, alertó que cada vez es menor el número de zopilotes en el puerto de Acapulco, las pocas bandadas se les ve por la zona poniente, por el área de los acantilados de la colonia Jardín.

Tal información fue confirmada por los vecinos de esta zona poblacional, quienes afirman que no vuelan por esta zona costera para buscar carroña, que es su alimento natural, sino que los han visto como desafían el oleaje para capturar peces y comerlos en medio de las palmeras, o bien los llevan a sus nidos para alimentar a sus crías.

Lee también: Localizan a un delfín muerto en playas de Guerrero

Según la ambientalista, esto rompe con los estudios que se han hecho de esta ave, pues se ha documentado que se les encuentra en tierras bajas o planas, buscan su alimento sobre campos abiertos y siempre se trata de animales muertos o carroña, aunque también cazan pequeñas especies.

Sin embargo, no existían reportes de que se dedicaran a pescar, pero esto podría ser parte de las consecuencias del daño que les está ocasionando el ser humano, que no solo está invadiendo su hábitat, sino que al perseguirlo para matarlo, lo ha orillado a adaptarse para poder sobrevivir.

Quienes han sido testigos del audaz vuelo del zopilote sobre la playa Mimosa, afirman que han observado como desde lo alto, primero planean y tras visualizar su presa, se lanzan en picada al mar y vuelven a salir llevando el pez sujeto con sus patas y se trasladan a los árboles o palmeras para comerlo o alimentar a sus crías. Esto se ha vuelto ya algo muy cotidiano.

Incluso, le han perdido el miedo a las personas, pues llegan a las residencias a tomar agua clorada de las albercas y creen que lo hacen porque les ayuda en su digestion, pero esto también los convierte en presas fáciles para el ser humano.

La razón de que sea cazado, es porque existe una alta demanda en el mercado negro, porque lo preparan en caldo y lo sirven para tratar el cáncer, por lo que el precio por ave es de casi mil pesos, pues el platillo se vende entre 400 y 600 pesos.

La especie lucha por subsistir. / Foto: Celso Castro | El Sol de Acapulco

Su venta se realiza de manera clandestina en restaurantes, en donde asiste una clientela selecta, no a cualquiera se le da servicio, según cuenta un taxista que lleva comensales de confiar, por los que recibe una comisión.

Aunque nadie ha denunciado estos establecimientos, lo cierto es que el zopilote, sino se le pone un alto a su caza, estará condenado a la extinción, lo que provocara un grave desiquilibro en el ecosistema.

La señora Digna, vecina de la Jardín, refiere que las pocas parvadas de zopilotes todavía se les ve sobrevolando en círculos, pero si no se hace algo serán las últimas, éste debe ser un aviso para su rescate y emprender una campaña para que la población entienda que es un mito que su carne sirve para tratar el cáncer, pues en realidad son parte importante para preservar el ecosistema.

Además, ayudan a exterminar los desperdicios putrefactos, que evitan bacterias y enfermedades, pero fundamentalmente que dejan un terreno limpio y potencialmente fértil.

Local

Que protesten donde se dieron los hechos: Abelina

La alcaldesa señaló que "aquí se trabaja para mejorar la situación de Acapulco"

New Articles

Pide UPOEG intervención de la CNDH por caso Marquelia

Acusa al Ejército de agresión y afirma que tuvieron una baja

Gossip

Desafío sobre fuego: traen el reto a la creación de utensilios actuales

En la quinta temporada de Desafío sobre fuego con invitados como el luchador Octagón Jr. y el chef Aquiles Chávez

Gossip

Estrenan Reputación dudosa, comedia negra de fantasmas

Marcus Ornellas y Marcela Guirado encabezan el elenco de la serie que indaga en la tendencia a aparentar lo que no somos

Gossip

Natalie Portman muestra la fortaleza de las heroínas con Mighty Thor

Natalie Portman se suma a la lista de mujeres heroínas que han aparecido en la pantalla

Cultura

Inicia festival Paax en Riviera Maya

Un abanico de música clásica, contemporánea y moderna que se conjuga con danza en todos los estilos es la oferta del Festival Paax

Moda

De tacón de aguja a los stilettos y ecológicos: así ha evolucionado el calzado femenino

El empresario Jorge Romero habla de cómo la mujer de ahora busca la comodidad antes que estar a la moda, y describe como los tacones se defienden a los tenis que están en tendencia

Sociedad

Hay más de 50 mil migrantes varados en frontera sur

Además de los que piden refugio en México, existe un grupo de 15 a 20 mil personas que busca llegar a EU