imagotipo

Desnutridos y con laceraciones caballos que jalan calandrias

  • Marbeli Ramírez
  • en Local

Síguenos en Instagram para que mires las mejores imágenes de la noticia.

De los 53 caballos que son utilizados para jalar calandrias en la franja turística del puerto, se han revisado 35 equinos, de los cuales 8 han resultado con laceraciones y estado de salud regular y un 30 por ciento con desnutrición menor, informó la dirección de Salud Municipal.

En declaraciones durante la audiencia pública que se realizó en Ciudad Renacimiento, el funcionario municipal detalló que las lesiones que han encontrado en los equinos se han provocado por las carretas que ellos jalan, por lo que se recomendó a los calandrieros que pongan una protección a los animales.

Leer más:  Revisa Ecología salud de caballos calandrieros

Dijo que durante el recorrido y supervisión que se realizó en los lugares donde se encuentran los caballos, también se constató que muchos de ellos se encuentran en el sol y que los techos están en mal estado, lo que podría provocar deshidratación en los animales por las altas temperaturas que se registran en el puerto.

“Hay un censo de 53 caballos, de los cuales llevamos una revisión de 35 hasta este momento, la próxima semana estaremos programando el resto que son 18, lo hemos hecho en dos etapas, de los 35 que revisamos, 8 de ellos los encontramos con laceraciones, con algunas lesiones, su estado de salud es regular en promedio y un 30 por ciento se encuentra con un grado de desnutrición leve”, expresó.

Leer más:  Continúa diálogo entre Ecología y Semarnat para retiro de Calandrias

Remarcó que la revisión de los caballos se está realizando en coordinación con la Secretaría de Salud del estado, la Dirección de Ecología y Medio Ambiente y veterinarios del estado e indicó que se espera que la próxima semana pueda concluir la revisión médica de los 18 equinos restantes, para posteriormente dar un dictamen médico general del estado de salud de los animales.

Mencionó que las revisiones se están realizando en primera para saber el estado de salud de los equinos, para después pasar a retirar las calandrias de la franja turística de Acapulco en común acuerdo con los dueños y bajo la Ley de Protección Animal.