/ sábado 27 de noviembre de 2021

De camionero a reparador de zapatos

Don Isidro Alcántara mostró sus dotes de ser un buen conversador y narrar sus vivencias cuando era chofer de camiones pesados

Con interesantes anécdotas sobre toda una vida como camionero, don Isidro Alcántara, ahora se gana la vida de zapatero, aunque también fue bolero .

Sobre la banqueta del eje central de Ciudad Renacimiento, frente a la escuela primaria Gabriela Mistral y Cirenio Vargas Salmerón, utilizando una tabla y una caja de herramientas, repara el calzado que le dan sus clientes.

Sin distraerse en la compostura de un zapato, al cual le aplicó resistol 5000 para pegar la suela, mostró sus dotes de ser un buen conversador y narrar sus vivencias cuando era chofer de camiones pesados.

-¿Cómo se inició en el oficio de preparador de zapatos?

Ya le dije que soy del Estado de México, de donde salí a los 12 años de edad y viaje Atoyac de Álvarez, cuando crecí me fui a Hermosillo, Sonora, ahí aprendí a manejar y me hice camionero.

-¿Qué experiencias tuvo como camionero?

Bueno, cubría la ruta de la Rumorosa, que está en el municipio de Tecate, Baja California. Es una parte natural con barrancos profundos, donde se accidentada un camión nadie salía, toda esa zona es un cementerio de camiones.

Utilizando una tabla y una caja de herramientas, repara el calzado que le dan sus clientes./Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

También estuve en los Estados Unidos, donde vendía accesorios eléctricos y regrese al país, por mi edad ya nadie me contrataba y desde hace tres años reparo calzado para subsistir aquí en el puerto de Acapulco, donde vivo con mi hija.

Señor, échele pegamento al zapato, interrumpe la propietaria del zapato que está reparando, a lo que le responde "ya se lo puse, vea, hay que esperar que secue un poco y se pegue bien".

-¿Le va bien como zapatero?

No, este mes fue bien malo, pero hay que seguirle buscando, a veces me cae trabajo y así la voy pasando.

Todavía se dio tiempo para narrar un hecho sobrenatural, "cuando manejaba un camión de carga, seguía a otro camionero y vi a un hombre parado sin cabeza, adelante una motocicleta accidentada, le platiqué a mi compañero y me dijo que son las almas en pena que vagan por esa zona ".

Y así, don Isidro Alcántara se quedó haciendo lo suyo para ganarse unos pesos, en esta colonia de la zona suburbana, una de las más peligrosas del puerto de Acapulco.

Con interesantes anécdotas sobre toda una vida como camionero, don Isidro Alcántara, ahora se gana la vida de zapatero, aunque también fue bolero .

Sobre la banqueta del eje central de Ciudad Renacimiento, frente a la escuela primaria Gabriela Mistral y Cirenio Vargas Salmerón, utilizando una tabla y una caja de herramientas, repara el calzado que le dan sus clientes.

Sin distraerse en la compostura de un zapato, al cual le aplicó resistol 5000 para pegar la suela, mostró sus dotes de ser un buen conversador y narrar sus vivencias cuando era chofer de camiones pesados.

-¿Cómo se inició en el oficio de preparador de zapatos?

Ya le dije que soy del Estado de México, de donde salí a los 12 años de edad y viaje Atoyac de Álvarez, cuando crecí me fui a Hermosillo, Sonora, ahí aprendí a manejar y me hice camionero.

-¿Qué experiencias tuvo como camionero?

Bueno, cubría la ruta de la Rumorosa, que está en el municipio de Tecate, Baja California. Es una parte natural con barrancos profundos, donde se accidentada un camión nadie salía, toda esa zona es un cementerio de camiones.

Utilizando una tabla y una caja de herramientas, repara el calzado que le dan sus clientes./Foto: Abraham Martínez | El Sol de Acapulco

También estuve en los Estados Unidos, donde vendía accesorios eléctricos y regrese al país, por mi edad ya nadie me contrataba y desde hace tres años reparo calzado para subsistir aquí en el puerto de Acapulco, donde vivo con mi hija.

Señor, échele pegamento al zapato, interrumpe la propietaria del zapato que está reparando, a lo que le responde "ya se lo puse, vea, hay que esperar que secue un poco y se pegue bien".

-¿Le va bien como zapatero?

No, este mes fue bien malo, pero hay que seguirle buscando, a veces me cae trabajo y así la voy pasando.

Todavía se dio tiempo para narrar un hecho sobrenatural, "cuando manejaba un camión de carga, seguía a otro camionero y vi a un hombre parado sin cabeza, adelante una motocicleta accidentada, le platiqué a mi compañero y me dijo que son las almas en pena que vagan por esa zona ".

Y así, don Isidro Alcántara se quedó haciendo lo suyo para ganarse unos pesos, en esta colonia de la zona suburbana, una de las más peligrosas del puerto de Acapulco.

Estado

Periodistas exigen justicia por crímenes de colegas

Protestaron en la caseta de Palo Blanco de la Autopista del Sol

Estado

Hará Evelyn Salgado balance de 100 días de gobierno

Se reunirá el jueves 27 de enero con integrantes del Poder Legislativo y Judicial

Estado

Trabajadores no deben faltar tras recibir la vacuna: Salud

"Se pueden atender con medicamento sintomático", dijo la secretaria de Salud estatal, Aidé Ibarez Castro

Política

Hangar presidencial paga 2.2 mdp de agua

Ahí está estacionado el avión que López Obrador no ha podido vender desde que inició su gobierno

Política

Crean frente para frenar contaminación de Río Bravo

La cuenca involucra a ocho estados, cinco del lado mexicano y tres del lado estadounidense

Mundo

Permiten a Assange apelar su extradición

Un tribunal envía a la Corte Suprema británica su caso; la justicia “aún está lejos”

Gossip

Buck, la comadreja de La era de hielo protagoniza la nueva entrega

Al actor Simon Pegg, quien da voz en inglés a Buck, le llevó 12 años llevar el papel principal en la historias deriva de La era de hielo

Gossip

Pinocho, la cinta que Guillermo del Toro quiso filmar desde su infancia

El ganador del Oscar estrenará en diciembre su versión del cuento clásico con una versión en stop motion. Parte de la animación se realizó en El Taller del Chucho en Guadalajara

Círculos

Sigue estas tres tendencias 2022 que son consecuencia de la pandemia

Los cambios en las colorimetrías, diseños y texturas se adaptan al contexto del confinamiento tanto en el calzado como en las prendas