/ sábado 16 de octubre de 2021

A sus 80 años, se gana la vida lustrando zapatos

Don Cami presume que tiene ya más de 30 años ejerciendo el oficio de bolero

Con extraordinaria habilidad y destreza, "bolea" un par de zapatos don Camilo Benítez Vargas, quien a sus 80 años de edad, sigue sosteniendo su hogar con su oficio de bolero.

Sobre la calle Quebrada y con su cajón inseparable , en donde guarda con celo sus artículos de trabajo, con ritmo cepilla un zapato y con la otra mano lo sostiene , con su mirada aguda detecta cualquier mancha.

Sin distraerse, salvo cuando pasa alguna atractiva joven se le desvía la mirada por segundos, don Cami, como es conocido por sus clientes de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, presume que tiene lugar ya más de 30 años en ese con su oficio de lustrar calzado.

Trabajando como bolero les costeé sus estudios a mis hijos, la primaria y la preparatoria ...

-¿Algunos siguió sus pasos?

No, que me van a seguir, ellos trabajan en otra cosa, yo no he dejado mi profesión y tengo buenos clientes, de aquí salió para mantenerlos, educarlos y para sus estudios jovenazo.

Hace una pausa para revisar el zapato que sostiene y al detectar que no brilla parejo, de nuevo le da otra cepillada.

-¿Dónde vive usted?

Por la Industrial, la colonia más segura de Acapulco, allá no hay mañosos, pura gente honesta ...

-¿Dónde mero?

Por el Retorno, desde ahí me vengo todos los días al centro para atender a mis clientes ya los que me salen en el camino.

-¿Se le ve todavía fuerte?

Pues fíjese que no me enfermó, mi trabajo me da fuerza y aquí le sigo dando.

-¿Ya se vacunó?

Deja el calzado y toma su mochila y saca una hoja enmicada, y contesta con orgullo: "ya me puse las dos dosis contra el Covid-19. Mire aquí traigo mi certificado, aquí, vea, señala abajo que ya me puse las dos vacunas ".

Don Camilo Benítez reconoce que en estos tiempos la maldad se da en cualquier esquina, por eso invita a los jóvenes que si tienen vicio de alcoholismo o de drogas, acudan a los centros de atención y al templo a orar a Dios.

Con esto concluye la entrevista y sigue con su trabajo de bolero, en ese mismo pasillo que ocupa desde hace más de 30 años, donde ha visto funcionarios llegar y salir, a los que ha tenido la oportunidad de "quitarles" el polvo de sus zapatos .

Con extraordinaria habilidad y destreza, "bolea" un par de zapatos don Camilo Benítez Vargas, quien a sus 80 años de edad, sigue sosteniendo su hogar con su oficio de bolero.

Sobre la calle Quebrada y con su cajón inseparable , en donde guarda con celo sus artículos de trabajo, con ritmo cepilla un zapato y con la otra mano lo sostiene , con su mirada aguda detecta cualquier mancha.

Sin distraerse, salvo cuando pasa alguna atractiva joven se le desvía la mirada por segundos, don Cami, como es conocido por sus clientes de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, presume que tiene lugar ya más de 30 años en ese con su oficio de lustrar calzado.

Trabajando como bolero les costeé sus estudios a mis hijos, la primaria y la preparatoria ...

-¿Algunos siguió sus pasos?

No, que me van a seguir, ellos trabajan en otra cosa, yo no he dejado mi profesión y tengo buenos clientes, de aquí salió para mantenerlos, educarlos y para sus estudios jovenazo.

Hace una pausa para revisar el zapato que sostiene y al detectar que no brilla parejo, de nuevo le da otra cepillada.

-¿Dónde vive usted?

Por la Industrial, la colonia más segura de Acapulco, allá no hay mañosos, pura gente honesta ...

-¿Dónde mero?

Por el Retorno, desde ahí me vengo todos los días al centro para atender a mis clientes ya los que me salen en el camino.

-¿Se le ve todavía fuerte?

Pues fíjese que no me enfermó, mi trabajo me da fuerza y aquí le sigo dando.

-¿Ya se vacunó?

Deja el calzado y toma su mochila y saca una hoja enmicada, y contesta con orgullo: "ya me puse las dos dosis contra el Covid-19. Mire aquí traigo mi certificado, aquí, vea, señala abajo que ya me puse las dos vacunas ".

Don Camilo Benítez reconoce que en estos tiempos la maldad se da en cualquier esquina, por eso invita a los jóvenes que si tienen vicio de alcoholismo o de drogas, acudan a los centros de atención y al templo a orar a Dios.

Con esto concluye la entrevista y sigue con su trabajo de bolero, en ese mismo pasillo que ocupa desde hace más de 30 años, donde ha visto funcionarios llegar y salir, a los que ha tenido la oportunidad de "quitarles" el polvo de sus zapatos .

Local

Restaurantes incrementan 60% sus ventas a domicilio

Restauranteros, adheridos a la Canirac también están preparados para ofrecer la cena de Navidad y Fin de Año.

Local

Pide Sectur adaptarse con nuevos productos turísticos

Tianguis Turístico en su edición 46 que se hará en Acapulco deberá superar el récord de compradores que tuvo Cancún en el 2014

Estado

Adecuará Congreso legislación bajo supervisión de ONU Mujeres

Impulsará una serie de modificaciones legales para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres y niñas

Estado

Controlan sanitizadores acceso a Plaza Borda en Taxco

El Ayuntamiento contrató una empresa para realizar este importante trabajo con el fin de evitar propagación del Covid-19

Literatura

"El expediente de Anna Ajmátova": la historia de una poeta en busca de su voz frente al autoritarismo

Alberto Ruy Sánchez presentó su nueva novela, "El expediente de Anna Ajmátova", en el marco de la FIL Guadalajara

Gossip

Cancela Ana Bárbara concierto en la Feria de la Plata

La cantante anunció en sus redes sociales que se encuentra contagiada de Covid-19

Sociedad

Canalizan hospitalizaciones por Covid-19 ante saturación de unidades médicas

Ante la saturación del área Covid del Centro Médico La Raza y el Carlos Mac Gregor, los pacientes que requieran hospitalización serán canalizados a otras unidades

Local

Realizan cabalgata sin protocolos sanitarios

Cientos de jinetes y turistas se congregaron en la avenida Costera sin cubrebocas y sin cumplir con la sana distancia

Cultura

Presenta Ricardo Monreal su libro “Otro campo es posible” en la FIL 2021

El texto busca generar la inquietud en la ciudadanía ante los diversos problemas a los que ya se enfrenta el mundo