/ sábado 2 de mayo de 2020

Hackers se aprovechan de #QuédateEnCasa y roban datos

La frase más utilizada por Hugo López-Gatell es el nuevo gancho de los hackers para robar información

El confinamiento social ha llevado a más personas a utilizar internet como medio de trabajo y entretenimiento. Esta situación es aprovechada por cibercriminales, los cuales incluso se han colgado de la campaña #QuédateEnCasa.

La frase más mencionada por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, es parte de una nueva campaña de ingeniería social activa a través de WhatsApp cuyo objetivo es robar datos personales de los usuarios.

La firma de ciberseguridad ESET detectó el envío de mensajes con este lema en el que se ofrece un supuesto bono como forma de ayuda, aunque sin hacer referencia a una entidad, empresa u organismo como responsable de la iniciativa.

La particularidad de esta campaña, refirió un análisis, es la forma en la cual busca hacerse de los datos personales de sus víctimas, ya que desde el primer momento que se accede a la página se solicita al usuario el ingreso de sus datos.

Además, el mensaje advierte al usuario que si durante las primeras 24 horas no recibe información sobre el beneficio deberá ingresar sus datos nuevamente.

De acuerdo con ESET, esta campaña apela a la necesidad de aquellas personas que requieren de una ayuda en estos momentos de confinamiento y crisis, por lo que intenta dar la sensación de que se trata de un dominio real asociado a una campaña legítima.

Sin embargo, hay formas de detectar la falsedad de este supuesto apoyo, principalmente a través de errores ortográficos en la dirección a la que se invita a acceder para obtener el bono.

El dominio web falso, por ejemplo, finaliza con la palabra “cas” en lugar de “casa”, e inclusive en el texto se aprecia un error de concordancia en el término “casas”.

La campaña recurre a otros mecanismos regularmente utilizados en el phishing, como encuestas al finalizar el proceso de inscripción a la promoción, engaños de una supuesta verificación de las respuestas, así como la solicitud al usuario de compartir el mensaje con un mínimo de 10 grupos o contactos de WhatsApp.

Ante esta situación, la firma de ciberseguridad recordó que una de las recomendaciones es buscar información adicional sobre los mensajes que reciben los usuarios y atender a la información de sitios oficiales.

Pero los ciberataques como el phishing no son el único riesgo al que se enfrentan los usuarios de nuevas tecnologías, ya que en México se ha registrado un incremento en los casos de acoso por internet.

Esta semana, el Inegi dio a conocer que en los dos últimos años, la proporción de mexicanos que han sido víctimas de ciberacoso se disparó en más de siete puntos porcentuales.

De acuerdo con el instituto, hace tres años, en 2017, 16.8 por ciento de los usuarios de internet en el país mayores de 12 años padeció de esta conducta abusiva. El año pasado, la proporción fue de 23.9 por ciento.

Lo anterior significa que 24.2 millones de mexicanos padecieron de acoso por alguno de los medios que facilitan las nuevas tecnologías.

Según el Módulo sobre Ciberacoso 2019, la población integrada por adolescentes y jóvenes son los más expuestos a este fenómeno, particularmente las mujeres entre 20 y 29 años (36.4 por ciento de ellas fue acosada), y los hombres de entre 12 y 19 años (32.7 por ciento padeció este abuso).

De acuerdo con la encuesta del Inegi, en el caso de las mujeres el acoso consistió principalmente en recibir insinuaciones o propuestas sexuales, contactarlas mediante identidades falsas y recibir mensajes ofensivos.

Los hombres recibieron mensajes ofensivos en su mayoría, aunque también padecieron del contacto mediante identidades falsas y llamadas ofensivas.

El reporte indica que en más de la mitad de las situaciones de ciberacoso experimentadas (53.4 por ciento) las víctimas no pudieron identificar a los acosadores, esto debido al anonimato que brinda la web con el uso de identidades falsas.

No obstante, una cuarta parte (25.5 por ciento) logró detectar que quienes realizaban estas conductas de abuso y hostigamiento eran personas conocidas.

Familiares, exparejas, amigos, compañeros de escuela o trabajo, así como conocidos fueron algunas de las personas acosadoras reconocidas.

Esta semana, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que las medidas de contención derivadas de la pandemia del coronavirus ponen en riesgo a los niños de sufrir daños asociados al mundo digital, entre ellos el ciberacoso.

“La pandemia por coronavirus ha provocado un aumento sin precedentes en el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla (...)El cierre de las escuelas y las estrictas medidas de contención significan que cada vez hay más familias que dependen de la tecnología y de las soluciones digitales para que los niños aprendan, se entretengan y estén conectados con el mundo exterior”, advirtió la Alianza Mundial para Poner fin a la Violencia.

Entre las medidas para prevenir este tipo de actos están la vigilancia en el acceso a internet de los menores, actualizaciones de programas antivirus y crear ambientes de confianza.

El confinamiento social ha llevado a más personas a utilizar internet como medio de trabajo y entretenimiento. Esta situación es aprovechada por cibercriminales, los cuales incluso se han colgado de la campaña #QuédateEnCasa.

La frase más mencionada por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, es parte de una nueva campaña de ingeniería social activa a través de WhatsApp cuyo objetivo es robar datos personales de los usuarios.

La firma de ciberseguridad ESET detectó el envío de mensajes con este lema en el que se ofrece un supuesto bono como forma de ayuda, aunque sin hacer referencia a una entidad, empresa u organismo como responsable de la iniciativa.

La particularidad de esta campaña, refirió un análisis, es la forma en la cual busca hacerse de los datos personales de sus víctimas, ya que desde el primer momento que se accede a la página se solicita al usuario el ingreso de sus datos.

Además, el mensaje advierte al usuario que si durante las primeras 24 horas no recibe información sobre el beneficio deberá ingresar sus datos nuevamente.

De acuerdo con ESET, esta campaña apela a la necesidad de aquellas personas que requieren de una ayuda en estos momentos de confinamiento y crisis, por lo que intenta dar la sensación de que se trata de un dominio real asociado a una campaña legítima.

Sin embargo, hay formas de detectar la falsedad de este supuesto apoyo, principalmente a través de errores ortográficos en la dirección a la que se invita a acceder para obtener el bono.

El dominio web falso, por ejemplo, finaliza con la palabra “cas” en lugar de “casa”, e inclusive en el texto se aprecia un error de concordancia en el término “casas”.

La campaña recurre a otros mecanismos regularmente utilizados en el phishing, como encuestas al finalizar el proceso de inscripción a la promoción, engaños de una supuesta verificación de las respuestas, así como la solicitud al usuario de compartir el mensaje con un mínimo de 10 grupos o contactos de WhatsApp.

Ante esta situación, la firma de ciberseguridad recordó que una de las recomendaciones es buscar información adicional sobre los mensajes que reciben los usuarios y atender a la información de sitios oficiales.

Pero los ciberataques como el phishing no son el único riesgo al que se enfrentan los usuarios de nuevas tecnologías, ya que en México se ha registrado un incremento en los casos de acoso por internet.

Esta semana, el Inegi dio a conocer que en los dos últimos años, la proporción de mexicanos que han sido víctimas de ciberacoso se disparó en más de siete puntos porcentuales.

De acuerdo con el instituto, hace tres años, en 2017, 16.8 por ciento de los usuarios de internet en el país mayores de 12 años padeció de esta conducta abusiva. El año pasado, la proporción fue de 23.9 por ciento.

Lo anterior significa que 24.2 millones de mexicanos padecieron de acoso por alguno de los medios que facilitan las nuevas tecnologías.

Según el Módulo sobre Ciberacoso 2019, la población integrada por adolescentes y jóvenes son los más expuestos a este fenómeno, particularmente las mujeres entre 20 y 29 años (36.4 por ciento de ellas fue acosada), y los hombres de entre 12 y 19 años (32.7 por ciento padeció este abuso).

De acuerdo con la encuesta del Inegi, en el caso de las mujeres el acoso consistió principalmente en recibir insinuaciones o propuestas sexuales, contactarlas mediante identidades falsas y recibir mensajes ofensivos.

Los hombres recibieron mensajes ofensivos en su mayoría, aunque también padecieron del contacto mediante identidades falsas y llamadas ofensivas.

El reporte indica que en más de la mitad de las situaciones de ciberacoso experimentadas (53.4 por ciento) las víctimas no pudieron identificar a los acosadores, esto debido al anonimato que brinda la web con el uso de identidades falsas.

No obstante, una cuarta parte (25.5 por ciento) logró detectar que quienes realizaban estas conductas de abuso y hostigamiento eran personas conocidas.

Familiares, exparejas, amigos, compañeros de escuela o trabajo, así como conocidos fueron algunas de las personas acosadoras reconocidas.

Esta semana, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que las medidas de contención derivadas de la pandemia del coronavirus ponen en riesgo a los niños de sufrir daños asociados al mundo digital, entre ellos el ciberacoso.

“La pandemia por coronavirus ha provocado un aumento sin precedentes en el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla (...)El cierre de las escuelas y las estrictas medidas de contención significan que cada vez hay más familias que dependen de la tecnología y de las soluciones digitales para que los niños aprendan, se entretengan y estén conectados con el mundo exterior”, advirtió la Alianza Mundial para Poner fin a la Violencia.

Entre las medidas para prevenir este tipo de actos están la vigilancia en el acceso a internet de los menores, actualizaciones de programas antivirus y crear ambientes de confianza.

Estado

Ayotzinapa, 94 años de educación, lucha e historia

La Escuela Normal nació un dos de marzo de 1926 con el fin de que hijos de campesinos pudieran tener una educación superior que de otra forma no podrían pagar

Estado

Ángel Aguirre: Hubo intención de venganza hacia mí

Ángel Aguirre Rivero ha reiterado en distintas ocasiones en entrevistas y redes sociales, que durante su administración, la Procuraduría General de Guerrero rescató a casi 60 jóvenes que pudieron correr la misma suerte de los que hoy se encuentran desaparecidos

Local

Sin miedo al Covid-19, visitan Acapulco

Aquí, las recomendaciones sanitarias no se acatan, no hay sana distancia ni mucho menos cubrebocas

Política

Instituciones se debilitan ante renuncia de funcionarios: Fernández Santillán

La renuncia de ocho funcionarios a la administración federal es una muestra de que en el actual Gobierno importa más la lealtad que la capacidad en detrimento de las instituciones

Sociedad

“Ya son seis años y no tenemos nada”: padres de los 43 normalistas a AMLO

El Presidente ofreció disculpas por lo que calificó como una gran injusticia cometida por el Estado mexicano

Doble Vía

Punto Gamer | El Príncipe de Persia regresa a la realeza

Este retorno no solo representa la portabilidad del título original hacia nuestros días, sino la oportunidad de poder remasterizar todos los detalles posibles.

Mundo

Amy Coney Barrett, la antítesis de la juez Ruth Bader Ginsburg

Actualmente jueza del Tribunal de Apelaciones del Séptimo Circuito de EU, esta abogada de apenas 48 años parece ajustarse al libreto de esta Administración

Gossip

Aspiran al Ariel plasmando a México a través del cine

Los nominados a Película y Director para la edición 62 del Premio Ariel representan historias sobre la realidad de nuestro país, a partir de diversos géneros

Política

Violencia de género crece en la política; Tribunal recibe más casos

En las salas del Tribunal Electoral se atendieron 434 asuntos de 2015 hasta el corte de septiembre 2020