/ lunes 5 de febrero de 2024

Acciones de Santander caen 5% tras acusaciones de incumplir sanciones de EU a Irán

Financial Times reportó que Irán empleó cuentas del Lloyds y del Santander UK, dos de los bancos más grandes del Reino Unido, para mover dinero de manera encubierta por todo el mundo

Las acciones del banco de Santander han caído este lunes en la Bolsa española el 5 por ciento después de que el Financial Times (FT) publicase hoy que Irán utilizó cuentas del Santander UK y del Lloyds para saltarse las sanciones internacionales impuestas por Estados Unidos a ese país.

Según el diario económico, Irán empleó cuentas del Lloyds y del Santander UK, dos de los bancos más grandes del Reino Unido, para mover dinero de manera encubierta por todo el mundo como parte de un plan para evadir sanciones, apoyado por los servicios de inteligencia de Teherán.

Desde Santander han negado haber incumplido las normas internacionales y han explicado que disponen de políticas y procedimientos para asegurar que se cumplen los requisitos relativos a las sanciones.

Tras esta situación, las acciones de la entidad bancaria han sufrido desde la apertura de la sesión de hoy en la Bolsa española, jornada que han cerrado con pérdidas del 5 %.

La caída de Banco Santander es la mayor de la entidad al cierre desde el 25 de abril de 2023 cuando retrocedió el 5,97 % tras presentar cuentas trimestrales.

Por su parte, la filial británica del banco y Lloyds han negado este lunes haber violado la normativa de sanciones.

Desde Santander UK han asegurado en un comunicado que tras realizar una investigación interna, consideran que no infringen las sanciones estadounidenses.

Te puede interesar: Santander México alista servicio de banca digital Openbank

"Contamos con políticas y procedimientos para garantizar que cumplimos con los requisitos de sanciones y continuaremos interactuando de manera proactiva con las autoridades pertinentes del Reino Unido y Estados Unidos", señala la entidad bancaria.

En relación al banco británico, un portavoz del mismo ha explicado que piensan que han cumplido con todas las obligaciones legales y normativas y que, según su propia investigación, no creen que hayan incumplido ningún requisito de las sanciones a Teherán.

Las acusaciones

De acuerdo a los documentos a los que accedió el diario económico, el Lloyds y el Santander UK suministraron cuentas a empresas pantalla británicas propiedad secreta de una compañía petroquímica iraní sancionada con sede en Londres.

La Petrochemical Commercial Company (PCC), controlada por el Estado iraní, formaba parte de una red a la que Estados Unidos acusa de recaudar cientos de millones de dólares para la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní y de trabajar con agencias de inteligencia rusas para recaudar dinero para las milicias iraníes.

Tanto la PCC como su filial británica PCC UK están bajo sanciones estadounidenses desde noviembre de 2018, según el periódico citado.

Además, conforme una serie de documentos, correos electrónicos y registros contables, la división del PCC en el Reino Unido ha seguido operando durante este tiempo desde una oficina situada en la capital inglesa, empleando una compleja red de entidades.

El FT apunta asimismo que las revelaciones acerca de la operación de evasión de sanciones iraníes en Londres se han producido después de que el Reino Unido se uniera recientemente a los ataques aéreos estadounidenses contra los rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen.

Reino Unido y Estados Unidos sancionaron la pasada semana lo que denominaron "red de asesinatos trasnacionales", supervisada por la inteligencia iraní, que ha atacado a activistas y disidentes, incluidos residentes británicos.

Las actividades de la petroquímica

Los documentos muestran que desde que fue sometido a sanciones estadounidenses, el PCC ha recurrido a empresas en el Reino Unido para recibir fondos de entidades fachada iraníes en China, ocultando al mismo tiempo su propiedad real mediante "acuerdos fiduciarios" y directores nominados.

Una de ellas, Pisco UK, está registrada en una casa unifamiliar en el condado inglés de Surrey y utiliza una cuenta comercial en Santander UK, que ya está cerrada, según el diario.

Conforme al registro corporativo de este país, Pisco UK es propiedad total de un británico llamado Abdollah-Siauash Fahimi.

Sin embargo, documentos internos, algunos de los cuales han sido filtrados en línea por (el sitio web de la oposición iraní) WikiIran, muestran que Pisco está controlado por el PCC y que Fahimi firmó un acuerdo para ser propietario de la empresa en fideicomiso en su nombre.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Entre otras revelaciones, el FT apunta que Fahimi ha utilizado una dirección de correo electrónico del PCC para mantener correspondencia con funcionarios de la empresa en Teherán y que fue director de PCC UK desde abril de 2021 hasta febrero de 2022, según documentos corporativos del Reino Unido.

En 2021 la cuenta Santander de Pisco recibió una transferencia de una empresa china llamada Black Tulip, que según registros internos del PCC es otra empresa fiduciaria controlada por uno de sus empleados.

El año pasado, Estados Unidos acusó a las empresas petroquímicas iraníes de utilizar múltiples entidades fachada para evadir las sanciones canalizando sus ventas a través de Asia.

El Banco Santander opera en Reino Unido desde 2004, cuando adquirió el Abbey National Bank, y su filial, Santander UK, una de las más potentes del Grupo, obtuvo un beneficio neto atribuido en 2023 de 1.545 millones de euros, un 10,8 % más que en 2022.

Las acciones del banco de Santander han caído este lunes en la Bolsa española el 5 por ciento después de que el Financial Times (FT) publicase hoy que Irán utilizó cuentas del Santander UK y del Lloyds para saltarse las sanciones internacionales impuestas por Estados Unidos a ese país.

Según el diario económico, Irán empleó cuentas del Lloyds y del Santander UK, dos de los bancos más grandes del Reino Unido, para mover dinero de manera encubierta por todo el mundo como parte de un plan para evadir sanciones, apoyado por los servicios de inteligencia de Teherán.

Desde Santander han negado haber incumplido las normas internacionales y han explicado que disponen de políticas y procedimientos para asegurar que se cumplen los requisitos relativos a las sanciones.

Tras esta situación, las acciones de la entidad bancaria han sufrido desde la apertura de la sesión de hoy en la Bolsa española, jornada que han cerrado con pérdidas del 5 %.

La caída de Banco Santander es la mayor de la entidad al cierre desde el 25 de abril de 2023 cuando retrocedió el 5,97 % tras presentar cuentas trimestrales.

Por su parte, la filial británica del banco y Lloyds han negado este lunes haber violado la normativa de sanciones.

Desde Santander UK han asegurado en un comunicado que tras realizar una investigación interna, consideran que no infringen las sanciones estadounidenses.

Te puede interesar: Santander México alista servicio de banca digital Openbank

"Contamos con políticas y procedimientos para garantizar que cumplimos con los requisitos de sanciones y continuaremos interactuando de manera proactiva con las autoridades pertinentes del Reino Unido y Estados Unidos", señala la entidad bancaria.

En relación al banco británico, un portavoz del mismo ha explicado que piensan que han cumplido con todas las obligaciones legales y normativas y que, según su propia investigación, no creen que hayan incumplido ningún requisito de las sanciones a Teherán.

Las acusaciones

De acuerdo a los documentos a los que accedió el diario económico, el Lloyds y el Santander UK suministraron cuentas a empresas pantalla británicas propiedad secreta de una compañía petroquímica iraní sancionada con sede en Londres.

La Petrochemical Commercial Company (PCC), controlada por el Estado iraní, formaba parte de una red a la que Estados Unidos acusa de recaudar cientos de millones de dólares para la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní y de trabajar con agencias de inteligencia rusas para recaudar dinero para las milicias iraníes.

Tanto la PCC como su filial británica PCC UK están bajo sanciones estadounidenses desde noviembre de 2018, según el periódico citado.

Además, conforme una serie de documentos, correos electrónicos y registros contables, la división del PCC en el Reino Unido ha seguido operando durante este tiempo desde una oficina situada en la capital inglesa, empleando una compleja red de entidades.

El FT apunta asimismo que las revelaciones acerca de la operación de evasión de sanciones iraníes en Londres se han producido después de que el Reino Unido se uniera recientemente a los ataques aéreos estadounidenses contra los rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen.

Reino Unido y Estados Unidos sancionaron la pasada semana lo que denominaron "red de asesinatos trasnacionales", supervisada por la inteligencia iraní, que ha atacado a activistas y disidentes, incluidos residentes británicos.

Las actividades de la petroquímica

Los documentos muestran que desde que fue sometido a sanciones estadounidenses, el PCC ha recurrido a empresas en el Reino Unido para recibir fondos de entidades fachada iraníes en China, ocultando al mismo tiempo su propiedad real mediante "acuerdos fiduciarios" y directores nominados.

Una de ellas, Pisco UK, está registrada en una casa unifamiliar en el condado inglés de Surrey y utiliza una cuenta comercial en Santander UK, que ya está cerrada, según el diario.

Conforme al registro corporativo de este país, Pisco UK es propiedad total de un británico llamado Abdollah-Siauash Fahimi.

Sin embargo, documentos internos, algunos de los cuales han sido filtrados en línea por (el sitio web de la oposición iraní) WikiIran, muestran que Pisco está controlado por el PCC y que Fahimi firmó un acuerdo para ser propietario de la empresa en fideicomiso en su nombre.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Entre otras revelaciones, el FT apunta que Fahimi ha utilizado una dirección de correo electrónico del PCC para mantener correspondencia con funcionarios de la empresa en Teherán y que fue director de PCC UK desde abril de 2021 hasta febrero de 2022, según documentos corporativos del Reino Unido.

En 2021 la cuenta Santander de Pisco recibió una transferencia de una empresa china llamada Black Tulip, que según registros internos del PCC es otra empresa fiduciaria controlada por uno de sus empleados.

El año pasado, Estados Unidos acusó a las empresas petroquímicas iraníes de utilizar múltiples entidades fachada para evadir las sanciones canalizando sus ventas a través de Asia.

El Banco Santander opera en Reino Unido desde 2004, cuando adquirió el Abbey National Bank, y su filial, Santander UK, una de las más potentes del Grupo, obtuvo un beneficio neto atribuido en 2023 de 1.545 millones de euros, un 10,8 % más que en 2022.

Local

Acapulco preparado para recibir a turistas en temporada más larga del año

El secretario de Turismo en en estado, Simón Quiñones Orozco, dijo que Acapulco está listo para recibir a los paseantes que lo visiten en esta temporada vacacional de verano

Policiaca

Incendio consumió tres negocios; propietaria descarta extorsión

Un desperfecto en uno de los tanques de gas del restaurante “Mi Verada Tropical” fue el origen del siniestro

Local

Empresarios ven bien designar a un militar en Seguridad Pública

Miembros de la Canaco en Acapulco dan voto de confianza al Coronel Eduardo Arturo Baillers Mendoza en la encomienda de velar por la seguridad de los acapulqueños

Estado

Hombres armados interceptan al Padre Fili en Chiapas

El sacerdote Filiberto Velazquez, director del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello dijo que los hechos ocurrieron en la localidad de Raudales Malpaso en Chiapas

Local

Remodelación de El Parazal lleva paralizada más de cinco meses

La obra inició en el 2023 y se realizaría en dos etapas con más de 25 millones de pesos; locatarios urgen el retiro de escombros y basura

Estado

Buscan reeducar a más de dos mil agresores de mujeres en Guerrero

Se trata de una estrategia educativa en materia de derechos humanos y perspectiva de género para quienes incurren en algún tipo de violencia contra las mujeres