imagotipo

Advierte PC sobre incremento de oleaje por el mar de fondo

  • Pedro Elías Radilla González
  • en Estado

Dale Me Gusta a nuestra página de Facebook para mantenerte siempre informado.

El  secretario de Protección Civil en Guerrero, Marco César Mayares Salvador, informó que durante el fin de semana se registrará el fenómeno de mar de fondo que provocará olas de hasta 2.1 metros de altura en toda la costa del estado, por ello llamó a extremar precaución a los bañistas y prestadores de servicios turísticos.

El funcionario estatal, precisó que de acuerdo a los resultados presentados en los monitoreos, detectaron corrientes de arrastre afectando toda la costas, generando también aumento en el nivel del mar, por lo que se mantienen vigilando el fenómeno, por lo menos las próximas 96 horas.

Leer más:   Lanza Congreso exhorto a alcalde de Acapulco

“Cabe mencionar que las marejadas no son continuas, se arán con periodos variados de manifestación, por eso estamos recomendando extender las medidas preventivas adecuadas, a fin de evitar cualquier percance y no se presenten daños mayores ni pérdidas humanas”, expresó.

Mayares Salvador, insistió que los bañistas deben hacer caso a las indicaciones del personal salvavidas, y evitar por el momento realizar actividades acuáticas, si es posible no introducirse al mar y evitar caminar sobre la arena, cerca de las corrientes porque pueden ser arrastrados.

“Que no se acerquen porque luego quieren estar viendo el rompimiento de las olas y éstas los pueden sorprender y sufrir algún accidente, las personas que navegan en embarcaciones menores deben ser precavidos y respetar las indicaciones que les dé en su momento capitanía de puerto”, señaló.

Leer más:   Se consolida Guerrero como atractivo para inversión: PROTUR

También solicitaron al sector hotelero, restaurantero y de enramadas, a colocar banderas rojas en las zonas de playa y prohibir a los bañistas meterse al mar, porque será por su propia seguridad y la de sus familiares.

Finalmente, dijo que deben retirar su mobiliario de playa y equipos de recreo, de lo contrario estos podrían perderse al ser arrastrados por el mar como ha ocurrido en años anteriores, y la idea es evitar daños también para los prestadores de servicios turísticos.