imagotipo

Demandan policías despedidos al Ayuntamiento de Chilpancingo

  • Abel Miranda Ayala
  • en Estado

Elementos de la Policía Municipal que fueron despedidos el pasado mes de diciembre por supuestamente no aprobar los exámenes de evaluación, depositaron ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje una demanda, por lo que consideraron un despido injustificado y reclamaron que se les devuelva su empleo.

Los 24 elementos que en diciembre recibieron un documento en el que se les informa que están dados de baja en la corporación, exponen que a este documento no se le anexó la hoja de evaluación que debió emitir el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Además de que el documento expresa que para cualquier aclaración o para entregar pruebas en su descargo podrían acudir al Consejo de Honor y Justicia que encabeza el síndico Miguel Ángel Hernández, sin embargo, al ir ante esa instancia se encontraron con que ni siquiera existe un procedimiento iniciado, por lo que no los pudieron atender.

Francisco Limón Tomás, María Julia Alonso y Jorge Aguilar, tres de los despedidos, indicaron que incluso el secretario general del ayuntamiento les informó que no existen los resultados de las evaluaciones porque la federación no se los envió.

Y por si eso fuera poco, entre los despedidos están 4 elementos que tienen vigente su evaluación ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública, misma que lograron hace un par de años y tiene vigencia hasta mayo del 2018, “se supone que si mi evaluación está vigente hasta el 2018, entonces me tiene que volver a evaluar antes de despedirme de manera arbitraria”, indicó uno de los quejosos.

Los policías denunciaron que a pesar de que no les han entregado el documento de baja definitiva y no existe el proceso formal ante el Consejo de Honor y Justicia, el gobierno de Marco Antonio Leyva Mena les detuvo el pago de sus salarios, por ello acudieron ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo donde han solicitado que se revise puntualmente cada caso, también reclamaron que se les entreguen de forma inmediata sus salarios.

“Nosotros hemos sido buenos elementos y podemos probarlo con testimonios de los sitios donde hemos estado cuidando, no tenemos ninguna mancha en nuestros expedientes, sin embargo, se nos pretende despedir como represalia porque el año pasado luchamos porque se nos pagara de forma equitativa un bono que nos mandan de la federación”.

Dijeron que entre los despedidos se tiene elementos que contaban desde tres años de servicio otros hasta 18, y de forma por demás fuera de norma el gobierno de Marco Antonio Leyva pretende darles sólo 29 mil pesos de liquidación a cada uno sin importar los años de servicio, “creemos que todo esto está mal, por eso acudimos a la autoridad pertinente y estamos en espera de que se nos resuelva la demanda que presentamos”.