imagotipo

Crece la tensión entre policías comunitarios en Tierra Colorada

  • Alejandro Caballero
  • en Estado

Dale Me Gusta a nuestra página de Facebook para mantenerte siempre informado.

Integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) asesinaron a balazos a un taxista en la entrada a Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero, se llevaron a un simpatizante del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) y amenazaron a los habitantes en general, en un intento por tomar el control del pueblo.

Fue la mañana de este martes 16 de mayo, cuando los de la UPOEG llegaron al punto conocido como Los Arcos de Tierra Colorada y comenzaron a detener vehículos y a golpear a los transportistas de la zona para retener a integrantes y simpatizantes del FUSDEG. Tras algunos minutos, se llevaron a un retenido y, después, asesinaron a un taxista por no detenerse cuando le marcaron el alto.

Entonces, al Centro de Tierra Colorada llegó un par de camionetas blindadas con un comando de la UPOEG en su interior y amenazaron con asesinar tanto a civiles simpatizantes del FUSDEG como a los Policías Comunitarios si no salían de este pueblo a la brevedad posible, lo que provocó pánico entre la población en general.

El pánico se esparció rápidamente por todo el pueblo, se suspendieron las labores en las instituciones educativas, cerraron los comercios y dejaron de circular los vehículos. Durante algunos minutos todos permanecieron escondidos en sus casas sometidos ante el temor de los hechos y las amenazas.

Bloquea el FUSDEG carretera México-Acapulco

Como respuesta, los integrantes del FUSDEG convocaron al pueblo en general para que tomaran la decisión de las acciones a realizar, luego cerraron la circulación en la carretera federal México-Acapulco y retuvieron a cinco simpatizantes de la UPOEG con la finalidad de evitar que vuelvan a ingresar las camionetas blindadas a atacar al pueblo y para buscar el intercambio de la persona retenida y garantizar que se los entreguen con vida a la brevedad posible.

Más tarde, la UPOEG se dividió en dos grupos y se colocaron en los accesos principales, de las muchas salidas y entradas que tiene la comunidad, buscando hacer mayor presión para que su demanda fuera atendida, pero los habitantes y el FUSDEG resistieron pacíficamente y solicitaron la intervención de las autoridades estatales y federales.

Por otro lado, unos 150 integrantes de UPOEG, al mando de Ernesto Gallardo, intentaron ingresar al poblado de La Palma, municipio de Juan R Escudero, pero la Policía Comunitaria del FUSDEG se parapetó estratégicamente para evitar el ingreso e igualmente, el pueblo completo se levantó en armas para repeler a los intrusos.

Tras recibir el reporte de los hechos violentos, antes citados, al menos 63 elementos de la Policía Estatal, así como varias decenas de patrullas de la Policía Federal y del Ejército Mexicano se trasladaron a la comunidad de Tierra Colorada y a La Palma, con el fin de llevar a cabo actividades de prevención del delito como patrullajes y recorridos.

Además, en el punto conocido como Los Arcos encontraron abandonado el taxi con el número económico 80 y placas de circulación 21-99-FF del Estado de Guerrero, mismo que presentó la parte

delantera dañada, el medallón roto y orificios de bala en el asiento del lado del conductor, sin embargo, el cuerpo del taxista no se encontró aunque se logró saber que fue identificado como Lázaro, de 22 años de edad y que era originario de Tixtla.

Según los reportes de las corporaciones policíacas, dieron a conocer que la Policía Estatal se mantendrá a la expectativa por cualquier eventualidad que se llegara a presentar en mencionada población, ante la fuerte posibilidad de que se desarrolle un nuevo enfrentamiento entre ambos bandos.

Por la tarde, habitantes de Tierra Colorada e integrantes del FUSDEG realizaron operativos en todas las colonias del pueblo, para cerciorarse de que no se hayan quedado los de la UPOEG escondidos y elementos policíacos y militares también realizaron recorridos en todo el pueblo, por lo que regresó la calma al lugar.

En el transcurso de la tarde y noche, una comisión integrada por autoridades estatales dialogaron con los representantes de ambos bandos para gestionar la devolución con vida de los retenidos y entre los avances se pactó una reunión para este miércoles 17 de mayo con funcionarios estatales para tratar de solucionar el conflicto.

Además, la gente de la UPOEG que intentaba tomar La Palma aceptó no avanzar hacia el poblado en mención y, hasta el cierre de esta nota habían devuelto a un policía comunitario del FUSDEG que fue extraído de su domicilio en la colonia Lázaro Cárdenas, aunque hacía falta otro retenido por entregar.

Como muestra de su buena voluntad, el FUSDEG liberó a los cinco retenidos que eran simpatizantes de la UPOEG y la situación sigue tensa pero estable ya que siguen avanzando con las negociaciones.