/ viernes 25 de marzo de 2022

Por primera vez encuentran microplásticos en sangre humana, ¿cómo llegó ahí?

Consumimos sin darnos cuenta el equivalente al peso de una tarjeta de crédito durante una semana

Ámsterdam, Holanda.- Microplásticos se han encontrado en lugares recónditos del planeta, como el Círculo Polar Ártico o el Everest, pero también en el estómago de tiburones o pingüinos y en heces humanas y placenta. Ahora, un estudio demuestra por primera vez que también pueden hallarse en el torrente sanguíneo de personas.

Las responsables de este trabajo son las investigadoras Heather Leslie y Marja Lamoree, de la Universidad Libre de Ámsterdam, quienes constatan que minúsculos trozos de plástico provenientes de nuestro entorno pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo humano.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Para llegar a sus conclusiones, el equipo investigador desarrolló un método analítico para establecer el nivel de trazas de partículas micro y nanoplásticas en la sangre humana.

El método se aplicó a la sangre de 22 donantes anónimos y se examinó para detectar la presencia de cinco polímeros diferentes, los componentes básicos del plástico. Según el análisis, tres cuartas partes de los sujetos analizados parecían tener plásticos en la sangre, señaló la universidad en un comunicado.

Aunque no nos demos cuenta y pueda resultar difícil de creer, comemos y bebemos microplásticos cada día hasta un total de cinco gramos a las semana, el equivalente al peso de una tarjeta de crédito, según un estudio paralelo de la Universidad de Medicina de Viena.

El plástico no es biodegradable y sigue descomponiéndose hasta quedar reducido a piezas milimétricas que entran en la cadena alimentaria y, al final, en nuestro cuerpo.

Estas partículas que entran en el tracto gastrointestinal a través de la comida y la bebida consisten en micro y nanoplásticos, que suponen especialmente un riesgo para la salud de las personas con enfermedades crónicas, como la diabetes, la obesidad o la hepatitis.

Así lo recoge el estudio "Desperdiciar o no desperdiciar: cuestionar los riesgos para la salud de los microplásticos y nanoplásticos con un enfoque en la ingestión y la carcinogenicidad", publicado en la revista Exposure & Health, que resume los últimos datos conocidos.

Ámsterdam, Holanda.- Microplásticos se han encontrado en lugares recónditos del planeta, como el Círculo Polar Ártico o el Everest, pero también en el estómago de tiburones o pingüinos y en heces humanas y placenta. Ahora, un estudio demuestra por primera vez que también pueden hallarse en el torrente sanguíneo de personas.

Las responsables de este trabajo son las investigadoras Heather Leslie y Marja Lamoree, de la Universidad Libre de Ámsterdam, quienes constatan que minúsculos trozos de plástico provenientes de nuestro entorno pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo humano.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Para llegar a sus conclusiones, el equipo investigador desarrolló un método analítico para establecer el nivel de trazas de partículas micro y nanoplásticas en la sangre humana.

El método se aplicó a la sangre de 22 donantes anónimos y se examinó para detectar la presencia de cinco polímeros diferentes, los componentes básicos del plástico. Según el análisis, tres cuartas partes de los sujetos analizados parecían tener plásticos en la sangre, señaló la universidad en un comunicado.

Aunque no nos demos cuenta y pueda resultar difícil de creer, comemos y bebemos microplásticos cada día hasta un total de cinco gramos a las semana, el equivalente al peso de una tarjeta de crédito, según un estudio paralelo de la Universidad de Medicina de Viena.

El plástico no es biodegradable y sigue descomponiéndose hasta quedar reducido a piezas milimétricas que entran en la cadena alimentaria y, al final, en nuestro cuerpo.

Estas partículas que entran en el tracto gastrointestinal a través de la comida y la bebida consisten en micro y nanoplásticos, que suponen especialmente un riesgo para la salud de las personas con enfermedades crónicas, como la diabetes, la obesidad o la hepatitis.

Así lo recoge el estudio "Desperdiciar o no desperdiciar: cuestionar los riesgos para la salud de los microplásticos y nanoplásticos con un enfoque en la ingestión y la carcinogenicidad", publicado en la revista Exposure & Health, que resume los últimos datos conocidos.

Estado

Irá a la NASA con apoyo de migrantes guerrerenses

La joven Arlette Pamela Silva presentará un proyecto para desarrollar un tratamiento no invasivo contra el cáncer

Estado

Conducir en "Chilpanbaches", todo un reto

Automovilistas pusieron el singular apodo a la ciudad debido a que prácticamente todas las calles de la capital están intransitables

Doble Vía

¡Suculentas!, las gorditas de frijol y requesón

Desde hace 30 años, Natividad recorre las calles de Acapulco ofreciendo este manjar con el que obtiene los recurws para sacar adelante a sus cinco hijos

Cultura

Retiran respirador artificial a Salman Rushdie; puede hablar 

El agente literario del escritor, Andrew Wylie, lo ha confirmado a varios medios estadounidenses

Justicia

Capturan a 164 integrantes del cártel Pueblos Unidos en Michoacán

Fueron sorprendidos y sometidos a la altura del poblado de Zirahuén, en el municipio de Salvador Escalante

Local

Bloquean bulevar por desaparición de una menor

Fue vista por última vez el viernes en la Central de Abastos; familiares exigen su aparición

Sociedad

“Nos han mentido”: familias de mineros atrapados en Sabinas piden ayuda internacional

Acusaron que hay lentitud en los trabajos de rescate y pidieron que otra vez se presente ahí el presidente López Obrador

Policiaca

Arde otra lancha en playa Icacos

Una falla en el motor provocó el incendio cerca de la zona de playa, sin que se registraran lesionados

Sociedad

Tras varios meses, México registra menos de 10 mil casos de Covid-19

La Ssa prevé que los registros continúen disminuyendo hasta regresar a los números previos al inicio de la quinta ola