/ viernes 3 de junio de 2022

Las formas en que nos puede ayudar el ciclismo

En el Día Mundial de la Bicicleta es bueno recordar los beneficios que este medio de transporte ofrece, más allá de la calidad del aire y la salud de las personas

El Día Mundial de la Bicicleta se celebra el 3 de junio en apoyo a la idea de que las bicicletas contribuyen a un aire más limpio y a menor congestión, además de hacer que la educación, la atención médica y otros servicios sociales sean más accesibles para las poblaciones más vulnerables.

La bicicleta juega un papel muy importante en la actividad física. Esto fue especialmente evidente durante la pandemia, cuando las compras de bicicletas se dispararon. En medio de las medidas de confinamiento, el ciclismo siguió siendo una alternativa crucial al transporte público, al tiempo que ofrecía el beneficio de la actividad física al aire libre y socialmente distanciada. Pero incluso antes de que comenzara la pandemia, el interés de la gente por las bicicletas estaba creciendo.

Lee también: Llega el Festival de la Bicicleta al Zócalo de la CDMX

El ciclismo podría ser la respuesta a algo más que nuestra actividad física y los problemas de la pandemia. Podría ofrecer a los funcionarios públicos una forma de abordar las crisis convergentes en la salud pública, el transporte y el clima. Al mismo tiempo, un mayor uso de bicicletas puede generar nuevas oportunidades económicas, como ofrecer bicicletas de bajo costo para el transporte sostenible y capacitación mecánica a las comunidades locales para crear empleos.

Y a medida que los precios de la gasolina continúan aumentando debido a la invasión en curso de Ucrania, los gobiernos instan a los ciudadanos a considerar la bicicleta. Lo que está claro es que la capacidad de la bicicleta para responder a problemas sociales apremiantes ha inspirado tanto intriga como optimismo, especialmente en el contexto de Covid-19.

Los investigadores Lyndsay M.C. Hayhurst, Brad Millington, Brian Wilson, Jeanette Steinmann, Jessica Nachman y Mitchell McSweeney se interesaron en las dimensiones sociales y ambientales del deporte, la actividad física y la salud con un enfoque, para el trabajo descrito aquí, en el papel percibido del desarrollo en el auge emergente del ciclismo.

Hasta ahora, su investigación ha intentado mapear el movimiento bicicletas para el desarrollo, que considera a la bicicleta como una tecnología poderosa que tiene implicaciones notables para el cambio social y los objetivos de desarrollo.

La investigación muestra que este movimiento está impulsado en gran medida por el trabajo de organizaciones no gubernamentales que entregan bicicletas a comunidades de todo el mundo.

También responde preguntas y recibe órdenes / Cortesía | EFE

Estas iniciativas pueden ser completamente locales, aunque a menudo cruzan las fronteras internacionales: las organizaciones que recolectan bicicletas usadas en un lugar a veces las envían a otro lugar. Las bicicletas que se entregan a las comunidades a menudo provienen de donaciones, iniciativas de microfinanciamiento o empresas sociales, como las dirigidas por mujeres en las zonas rurales de Uganda.

Durante los últimos seis años, su investigación en Canadá, Nicaragua y Uganda ha destacado formas clave en las que las iniciativas de bicicletas para el desarrollo parecen tener efectos positivos. Por ejemplo, el acceso a bicicletas puede fomentar la movilidad, lo que puede generar diversas oportunidades.

En Canadá, se hicieron investigaciones con comunidades en Toronto y Vancouver. Los estudios en Toronto mostraron cómo las organizaciones de ayuda mutua están adoptando las bicicletas para responder a la creciente inseguridad alimentaria durante la pandemia.

Al centrarse en las experiencias de la comunidad LGBT+ y de ciclistas racializados, destacaron las formas en que diversos ciclistas desafían los sistemas de opresión racial y de género usando la bicicleta para desmantelar los estereotipos sobre quién puede participar en el ciclismo.

Sin embargo, si bien la bicicleta tiene un potencial positivo, la investigación también demostró que proporcionar bicicletas a mujeres y niñas, de alguna manera, está lleno de tensiones y desafíos. Por ejemplo, en Uganda, algunas mujeres explicaron que antes de recibir la bicicleta, eran principalmente responsables del cuidado y otras tareas domésticas como cocinar.

El hecho de que la ayuda impulsada por bicicletas pueda tener consecuencias no deseadas y, a veces, negativas se alinea con una gran cantidad de investigaciones en el campo del deporte para el desarrollo y en los estudios de desarrollo en general.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Si bien la investigación reveló el potencial positivo del acceso en bicicleta, también se encontró que las bicicletas pueden empoderar a las personas y las comunidades, pero también pueden reflejar o exacerbar los problemas y las desigualdades existentes. Los programas de desarrollo basados en bicicletas pueden tener consecuencias intencionadas y no intencionadas.

Si bien el optimismo por el Día Mundial de la Bicicleta es bienvenido, es importante recordar que, con todo su potencial, las bicicletas no pueden resolver nuestras crisis contemporáneas superpuestas por sí solas.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El Día Mundial de la Bicicleta se celebra el 3 de junio en apoyo a la idea de que las bicicletas contribuyen a un aire más limpio y a menor congestión, además de hacer que la educación, la atención médica y otros servicios sociales sean más accesibles para las poblaciones más vulnerables.

La bicicleta juega un papel muy importante en la actividad física. Esto fue especialmente evidente durante la pandemia, cuando las compras de bicicletas se dispararon. En medio de las medidas de confinamiento, el ciclismo siguió siendo una alternativa crucial al transporte público, al tiempo que ofrecía el beneficio de la actividad física al aire libre y socialmente distanciada. Pero incluso antes de que comenzara la pandemia, el interés de la gente por las bicicletas estaba creciendo.

Lee también: Llega el Festival de la Bicicleta al Zócalo de la CDMX

El ciclismo podría ser la respuesta a algo más que nuestra actividad física y los problemas de la pandemia. Podría ofrecer a los funcionarios públicos una forma de abordar las crisis convergentes en la salud pública, el transporte y el clima. Al mismo tiempo, un mayor uso de bicicletas puede generar nuevas oportunidades económicas, como ofrecer bicicletas de bajo costo para el transporte sostenible y capacitación mecánica a las comunidades locales para crear empleos.

Y a medida que los precios de la gasolina continúan aumentando debido a la invasión en curso de Ucrania, los gobiernos instan a los ciudadanos a considerar la bicicleta. Lo que está claro es que la capacidad de la bicicleta para responder a problemas sociales apremiantes ha inspirado tanto intriga como optimismo, especialmente en el contexto de Covid-19.

Los investigadores Lyndsay M.C. Hayhurst, Brad Millington, Brian Wilson, Jeanette Steinmann, Jessica Nachman y Mitchell McSweeney se interesaron en las dimensiones sociales y ambientales del deporte, la actividad física y la salud con un enfoque, para el trabajo descrito aquí, en el papel percibido del desarrollo en el auge emergente del ciclismo.

Hasta ahora, su investigación ha intentado mapear el movimiento bicicletas para el desarrollo, que considera a la bicicleta como una tecnología poderosa que tiene implicaciones notables para el cambio social y los objetivos de desarrollo.

La investigación muestra que este movimiento está impulsado en gran medida por el trabajo de organizaciones no gubernamentales que entregan bicicletas a comunidades de todo el mundo.

También responde preguntas y recibe órdenes / Cortesía | EFE

Estas iniciativas pueden ser completamente locales, aunque a menudo cruzan las fronteras internacionales: las organizaciones que recolectan bicicletas usadas en un lugar a veces las envían a otro lugar. Las bicicletas que se entregan a las comunidades a menudo provienen de donaciones, iniciativas de microfinanciamiento o empresas sociales, como las dirigidas por mujeres en las zonas rurales de Uganda.

Durante los últimos seis años, su investigación en Canadá, Nicaragua y Uganda ha destacado formas clave en las que las iniciativas de bicicletas para el desarrollo parecen tener efectos positivos. Por ejemplo, el acceso a bicicletas puede fomentar la movilidad, lo que puede generar diversas oportunidades.

En Canadá, se hicieron investigaciones con comunidades en Toronto y Vancouver. Los estudios en Toronto mostraron cómo las organizaciones de ayuda mutua están adoptando las bicicletas para responder a la creciente inseguridad alimentaria durante la pandemia.

Al centrarse en las experiencias de la comunidad LGBT+ y de ciclistas racializados, destacaron las formas en que diversos ciclistas desafían los sistemas de opresión racial y de género usando la bicicleta para desmantelar los estereotipos sobre quién puede participar en el ciclismo.

Sin embargo, si bien la bicicleta tiene un potencial positivo, la investigación también demostró que proporcionar bicicletas a mujeres y niñas, de alguna manera, está lleno de tensiones y desafíos. Por ejemplo, en Uganda, algunas mujeres explicaron que antes de recibir la bicicleta, eran principalmente responsables del cuidado y otras tareas domésticas como cocinar.

El hecho de que la ayuda impulsada por bicicletas pueda tener consecuencias no deseadas y, a veces, negativas se alinea con una gran cantidad de investigaciones en el campo del deporte para el desarrollo y en los estudios de desarrollo en general.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Si bien la investigación reveló el potencial positivo del acceso en bicicleta, también se encontró que las bicicletas pueden empoderar a las personas y las comunidades, pero también pueden reflejar o exacerbar los problemas y las desigualdades existentes. Los programas de desarrollo basados en bicicletas pueden tener consecuencias intencionadas y no intencionadas.

Si bien el optimismo por el Día Mundial de la Bicicleta es bienvenido, es importante recordar que, con todo su potencial, las bicicletas no pueden resolver nuestras crisis contemporáneas superpuestas por sí solas.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Estado

Médicos de Guerrero se capacitan para practicar abortos

La Secretaría de Salud se encuentra en un proceso de adiestramiento y enseñanza del personal para entender la nueva ley

Doble Vía

Clavadista por amor y contador de profesión

A pesar de tener 17 de años de experiencia, el temor siempre está presente pero los aplausos hacen sentir a Jorge Ramírez como una estrella de rock

Local

Di Di está violando la ley en Acapulco

La plataforma no tiene autorización para el funcionamiento de unidades particulares en el transporte público, por lo que serán infraccionados los operadores, advierte Transportes

Cultura

My Life with the Thrill Kill Kult: El arte de salirse con la suya

A propósito del relanzamiento del disco más popular de esta banda, platicamos con sus integrantes, dos personajes que reconocen que su sonido podría sonar viejo, pero afirman: ¿Qué no lo es actualmente?

Mundo

Jóvenes sucumben al fentanilo

La crisis de opiáceos en Estados Unidos ha alcanzado cifras sin precedentes, con más de 80 mil muertes por sobredosis tan solo en 2021

Cultura

Cuestionario Proust: Alan Anaya

Las personas vivas a las que más admira son su madre, su padre y Kanye West

Círculos

Disfrutan de una noche llena de brillo, lujo y sabor

Se lleva a cabo la séptima edición de la tradicional Mystic Party en la Riviera Maya

Gossip

Finalistas de La Academia 20 años comparten sus planes si ganan

Los cinco finalistas de La Academia 20 años comparten que, de ganar el millón de pesos, invertirán en sus estudios y en proyectos personales

Gossip

En serie, muestran a los héroes de la tragedia del huracán Katrina

El guionista y productor Carlton Cuse considera que hacer una producción basada en una tragedia real es un reto mayúsculo