/ viernes 13 de marzo de 2020

¡Lego se vuelve verde! El rey de los bloques de plástico será sustentable

Los fabricantes de juguetes están muy interesados en la sostenibilidad y buscan innovar en el empaque y los materiales

En un momento en que el plástico está en la picota, los bloques de construcción de Lego quieren convertirse en campeones del juego verde.

El gigante danés, instalado en Billund, promete que prácticamente la totalidad de su producción para 2030 se hará con materiales 100% sostenibles.

Con sus bloques irrompibles y reutilizables, Lego -una contracción del danés 'Leg godt' ("juega bien")-- siempre ha tenido en mente la sostenibilidad, asegura Tim Brooks, encargado del desarrollo sostenible. "Queremos utilizar el plástico de manera sostenible".

El grupo debe adaptarse a los nuevos tiempos.

Foto: AFP

Según un estudio reciente de la firma especializada NPD, 47% de los compradores en el mundo han renunciado a un juego por su preocupación con la sostenibilidad.

"Los fabricantes de juguetes están muy interesados en este asunto (...) y hay mucha innovación en el envasado y los materiales", explica Frédérique Tutt, experta de juguetes en NPD.

Está excluido que Lego renuncie al plástico, se trata más bien de mejorar sus bloques, que actualmente se fabrican con plástico "ABS", el mismo que se utiliza en los electrodomésticos.

Por el momento, sólo 2% de las piezas - 80 de los 3 mil 600 elementos vendidos-, proceden de un material de fuentes verdes: el polietileno a base de caña de azúcar, que sirve principalmente para construir los árboles, las hojas y los arbustos de los juegos.

Foto: AFP

Un reto técnico ya que la sustitución debe pasar desapercibida para los consumidores. Los nuevos modelos tienen que tener las mismas propiedades físicas que los antiguos: rigidez, brillo y sobre todo, que el ensamblado siga siendo compatible.

El amor al ladrillo

Con los años, el gigante danés ha pasado del simple bloque neutro a universos completos como el de Harry Potter. Y se ha multiplicado para entrar en la era de la modernidad virtual: desde la aplicación Lego Life a los juguetes conectados y otros éxitos del cine.

Una posición que le ha devuelto el brillo a esta empresa familiar que no está cotizada en bolsa y que a principios de los 2000 estaba moribunda. En 2019, su volumen de negocio aumentó un 6%.

Sobre todo porque el amor al ladrillo, que puede reciclarse, se transmite de generación en generación.

Foto: AFP

Según Tim Brooks, el 96% de los consumidores guardan sus juguetes o se los pasan a otros, prueba de que las piezas de plástico no son de un solo uso.

"Se puede comprar hoy en las estanterías un producto que funciona con otro de finales de 1950", explica.

Además del bioplástico, el Lego -que pilota en Estados Unidos un proyecto de reutilización de sus piezas para niños sin recursos- se aventura también de manera prudente en el terreno del plástico reciclado.

"Los materiales reciclados son un aspecto muy interesante, pero hay que saber de dónde proceden", dice Brooks.

La empresa, que empezó elaborando juguetes de madera, mantiene secreta su receta de fabricación, pero garantiza que reutiliza los restos de plástico en su producción.

Foto: AFP

En 2014, junto con la ONG WWF, se comprometió a disminuir su huella de carbono y asegura que utiliza exclusivamente fuentes renovables de energía desde 2017.

"Han ahorrado energía y se han vuelto más hacia la energía eólica. Ahora, buscan alternativas para su plástico y nosotros les aportamos conocimiento técnico", dice Bo Oksnebjerg, secretario general WWF Danemark.

Kirkby, la casa matriz de Lego, ha invertido cerca de mil millones de dólares en parques eólicos.

Lego trabaja también con los embalajes, cuyo tamaño ha reducido, lo que le permite reducir los costes de transporte. Para 2025, se fabricarán con materiales renovables o reciclados.

Para Antidia Citores, portavoz de la formación de protección del medio ambiente Surfrider Europe, la utilización de un plástico diferente no mejora la situación, ya que en el terreno de los juguetes lo que hay que tener en cuenta no es tanto la producción sino los intercambios.

"Cambiar un plástico por otro no constituye una revolución ni en cuanto a la contaminación ni a las emisiones de dióxido de carbono", resume esta militante.

En un momento en que el plástico está en la picota, los bloques de construcción de Lego quieren convertirse en campeones del juego verde.

El gigante danés, instalado en Billund, promete que prácticamente la totalidad de su producción para 2030 se hará con materiales 100% sostenibles.

Con sus bloques irrompibles y reutilizables, Lego -una contracción del danés 'Leg godt' ("juega bien")-- siempre ha tenido en mente la sostenibilidad, asegura Tim Brooks, encargado del desarrollo sostenible. "Queremos utilizar el plástico de manera sostenible".

El grupo debe adaptarse a los nuevos tiempos.

Foto: AFP

Según un estudio reciente de la firma especializada NPD, 47% de los compradores en el mundo han renunciado a un juego por su preocupación con la sostenibilidad.

"Los fabricantes de juguetes están muy interesados en este asunto (...) y hay mucha innovación en el envasado y los materiales", explica Frédérique Tutt, experta de juguetes en NPD.

Está excluido que Lego renuncie al plástico, se trata más bien de mejorar sus bloques, que actualmente se fabrican con plástico "ABS", el mismo que se utiliza en los electrodomésticos.

Por el momento, sólo 2% de las piezas - 80 de los 3 mil 600 elementos vendidos-, proceden de un material de fuentes verdes: el polietileno a base de caña de azúcar, que sirve principalmente para construir los árboles, las hojas y los arbustos de los juegos.

Foto: AFP

Un reto técnico ya que la sustitución debe pasar desapercibida para los consumidores. Los nuevos modelos tienen que tener las mismas propiedades físicas que los antiguos: rigidez, brillo y sobre todo, que el ensamblado siga siendo compatible.

El amor al ladrillo

Con los años, el gigante danés ha pasado del simple bloque neutro a universos completos como el de Harry Potter. Y se ha multiplicado para entrar en la era de la modernidad virtual: desde la aplicación Lego Life a los juguetes conectados y otros éxitos del cine.

Una posición que le ha devuelto el brillo a esta empresa familiar que no está cotizada en bolsa y que a principios de los 2000 estaba moribunda. En 2019, su volumen de negocio aumentó un 6%.

Sobre todo porque el amor al ladrillo, que puede reciclarse, se transmite de generación en generación.

Foto: AFP

Según Tim Brooks, el 96% de los consumidores guardan sus juguetes o se los pasan a otros, prueba de que las piezas de plástico no son de un solo uso.

"Se puede comprar hoy en las estanterías un producto que funciona con otro de finales de 1950", explica.

Además del bioplástico, el Lego -que pilota en Estados Unidos un proyecto de reutilización de sus piezas para niños sin recursos- se aventura también de manera prudente en el terreno del plástico reciclado.

"Los materiales reciclados son un aspecto muy interesante, pero hay que saber de dónde proceden", dice Brooks.

La empresa, que empezó elaborando juguetes de madera, mantiene secreta su receta de fabricación, pero garantiza que reutiliza los restos de plástico en su producción.

Foto: AFP

En 2014, junto con la ONG WWF, se comprometió a disminuir su huella de carbono y asegura que utiliza exclusivamente fuentes renovables de energía desde 2017.

"Han ahorrado energía y se han vuelto más hacia la energía eólica. Ahora, buscan alternativas para su plástico y nosotros les aportamos conocimiento técnico", dice Bo Oksnebjerg, secretario general WWF Danemark.

Kirkby, la casa matriz de Lego, ha invertido cerca de mil millones de dólares en parques eólicos.

Lego trabaja también con los embalajes, cuyo tamaño ha reducido, lo que le permite reducir los costes de transporte. Para 2025, se fabricarán con materiales renovables o reciclados.

Para Antidia Citores, portavoz de la formación de protección del medio ambiente Surfrider Europe, la utilización de un plástico diferente no mejora la situación, ya que en el terreno de los juguetes lo que hay que tener en cuenta no es tanto la producción sino los intercambios.

"Cambiar un plástico por otro no constituye una revolución ni en cuanto a la contaminación ni a las emisiones de dióxido de carbono", resume esta militante.

Local

Se relajan las medidas al reiniciar actividades en Acapulco

Pese al llamado de las autoridades, turistas y acapulqueños salen a las calles sin cubrebocas e incumplen las normas sanitarias obligatorias

Estado

Continuarán lluvias durante el fin de semana en Guerrero

La Onda Tropical número 15 afecta las costas del estado, Informó el SMN

Policiaca

Continúa búsqueda de tres personas desaparecidas en Tierra Blanca

Se informó que la Unidad Canina de Búsqueda de la FGE encabeza el operativo

Estado

Cierra Acapulco con ocupación hotelera del 17.9%

La Secretaría de Turismo estatal, informó que, por zonas, la Diamante llegó al 19.7 por ciento, mientras que, la Dorada alcanzó al 19.5 y la Tradicional o Náutica se mantuvo con apenas 2.4 puntos porcentuales.

Automotriz

Hamilton logra su primera victoria de la temporada en Gran Premio de Estiria

La escudería alemana se hizo además con las dos primeras plazas de la carrera, ya que el segundo puesto fue para el finlandés Valtteri Bottas

Mundo

Hongkoneses protestan contra la nueva ley de seguridad con una votación

El sondeo no oficial decidirá cuáles son los candidatos opositores que se presentarán a las elecciones del Consejo Legislativo en septiembre

Mundo

El Papa, "muy dolido" por convertir antigua iglesia de Estambul en una mezquita

Grecia ha condenado el traslado y la UNESCO dijo que su Comité de Patrimonio Mundial examinaría el estatuto de Santa Sofía

Ecología

Guantes y mascarillas invaden los grandes ríos europeos

Los ríos estudiados forman parte de nueve grandes ríos europeos explorados en 2019 por la goleta científica en el marco de una misión sobre los microplásticos

Política

Reforma judicial, en la congeladora del Senado

El objetivo de la iniciativa es combatir la corrupción y el nepotismo que se da entre los jueces y los magistrados