/ jueves 11 de julio de 2019

Exceso de CO2 culminaría en extinción masiva

Las emisiones descontroladas pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta

NUEVA YORK.- Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta, afirmó Daniel Rothman, profesor de geofísica y codirector del Centro Lorenz en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

En 2017, Rothman anunció que “para finales de este siglo, es probable que el planeta alcance un umbral crítico, basado en la rápida velocidad a la que los humanos están agregando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando crucemos ese umbral, es probable que pongamos en marcha un tren de carga de consecuencias, que potencialmente culminará en la sexta extinción en masa de la Tierra”.

Desde entonces, el investigador ha tratado de comprender mejor esa predicción y, de manera más general, la forma como responde el ciclo del carbono una vez que supera un umbral crítico. “En el nuevo documento, ha desarrollado un modelo matemático simple para representar el ciclo del carbono en el océano superior de la Tierra y cómo podría comportarse cuando se cruce este umbral”.

Señaló que “cuando la velocidad a la que el dióxido de carbono ingresa en los océanos supera un cierto umbral, ya sea como resultado de una estallido repentino o una afluencia lenta y constante, la Tierra puede responder con una cascada de retroalimentación química desbocada, lo que lleva a una acidificación extrema del océano que amplifica los efectos del disparador original. Este reflejo global causa enormes cambios en la cantidad de carbono contenido en los océanos de la Tierra, y los geólogos pueden ver evidencia de estos cambios en las capas de sedimentos preservados durante cientos de millones de años”, apuntó en un estudio publicado en el sitio web del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Rothman examinó estos registros geológicos y observó que “durante los últimos 540 millones de años, la reserva de carbono en el océano cambió bruscamente, luego se recuperó, docenas de veces de una manera similar a la naturaleza abrupta de una espina neuronal. 'Esta excitación del ciclo del carbono ocurrió más dramáticamente cerca del momento de cuatro de las cinco grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra'”.

Los científicos atribuyen diversos desencadenantes a estos eventos y que los cambios en el carbono oceánico que siguieron fueron proporcionales al desencadenante inicial; por ejemplo, “cuanto más pequeño es el desencadenante, menor es la lluvia ambiental”, apuntó la investigación.

“¿Qué tiene todo esto que ver con nuestro clima moderno? Los océanos están ahora absorbiendo carbono alrededor de un orden de magnitud más rápido que el peor de los casos en el registro geológico: la extinción final del Pérmico”, consideró.

Rothman destacó: estamos “en el precipicio de la excitación”, y si ocurre, el pico resultante, como se evidencia a través de la acidificación de los océanos, la extinción de especies y más, es probable que sea similar a las catástrofes globales del pasado.

NUEVA YORK.- Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) pueden desencadenar un reflejo en el ciclo del carbono con consecuencias devastadoras al planeta, afirmó Daniel Rothman, profesor de geofísica y codirector del Centro Lorenz en el Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT.

En 2017, Rothman anunció que “para finales de este siglo, es probable que el planeta alcance un umbral crítico, basado en la rápida velocidad a la que los humanos están agregando dióxido de carbono a la atmósfera. Cuando crucemos ese umbral, es probable que pongamos en marcha un tren de carga de consecuencias, que potencialmente culminará en la sexta extinción en masa de la Tierra”.

Desde entonces, el investigador ha tratado de comprender mejor esa predicción y, de manera más general, la forma como responde el ciclo del carbono una vez que supera un umbral crítico. “En el nuevo documento, ha desarrollado un modelo matemático simple para representar el ciclo del carbono en el océano superior de la Tierra y cómo podría comportarse cuando se cruce este umbral”.

Señaló que “cuando la velocidad a la que el dióxido de carbono ingresa en los océanos supera un cierto umbral, ya sea como resultado de una estallido repentino o una afluencia lenta y constante, la Tierra puede responder con una cascada de retroalimentación química desbocada, lo que lleva a una acidificación extrema del océano que amplifica los efectos del disparador original. Este reflejo global causa enormes cambios en la cantidad de carbono contenido en los océanos de la Tierra, y los geólogos pueden ver evidencia de estos cambios en las capas de sedimentos preservados durante cientos de millones de años”, apuntó en un estudio publicado en el sitio web del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Rothman examinó estos registros geológicos y observó que “durante los últimos 540 millones de años, la reserva de carbono en el océano cambió bruscamente, luego se recuperó, docenas de veces de una manera similar a la naturaleza abrupta de una espina neuronal. 'Esta excitación del ciclo del carbono ocurrió más dramáticamente cerca del momento de cuatro de las cinco grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra'”.

Los científicos atribuyen diversos desencadenantes a estos eventos y que los cambios en el carbono oceánico que siguieron fueron proporcionales al desencadenante inicial; por ejemplo, “cuanto más pequeño es el desencadenante, menor es la lluvia ambiental”, apuntó la investigación.

“¿Qué tiene todo esto que ver con nuestro clima moderno? Los océanos están ahora absorbiendo carbono alrededor de un orden de magnitud más rápido que el peor de los casos en el registro geológico: la extinción final del Pérmico”, consideró.

Rothman destacó: estamos “en el precipicio de la excitación”, y si ocurre, el pico resultante, como se evidencia a través de la acidificación de los océanos, la extinción de especies y más, es probable que sea similar a las catástrofes globales del pasado.

Estado

Por alta movilidad, existen muchas posibilidades de regresar a semáforo rojo: Héctor Astudillo

El gobernador Héctor Astudillo Flores admitió que “estamos en el límite entre el semáforo naranja y el semáforo rojo”.

Local

Se relajan las medidas al reiniciar actividades en Acapulco

Pese al llamado de las autoridades, turistas y acapulqueños salen a las calles sin cubrebocas e incumplen las normas sanitarias obligatorias

Estado

A partir del lunes entregarán cenizas a familiares de fallecidos por Covid-19 en Estados Unidos

Fabián Morales Marchán dijo que las cenizas de 23 guerrerenses permanecerán en una funeraria y hasta el lunes procederán con la entrega a sus familiares

Finanzas

SCT revisará concesiones carreteras de OHL, GIA, ICA, Pinfra y otras empresas

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pagará a una consultora privada para que revise en los próximos meses el modelo financiero original

Justicia

Piden liberar a García Luna por coronavirus

Con un paquete de fianza mejorado y dictámenes médicos su defensa intenta convencer al juez Cogan

Finanzas

Evolución | La pandemia modernizó a la Condusef

Las denuncias virtuales y las conciliaciones telefónicas permitirán que la dependencia cubra un mayor territorio

Mundo

Servicio de Inmigración y Aduanas de EU, propagador de Covid-19

Las deportaciones de cientos de migrantes enfermos y los traslados a centros de detención de un estado a otro de EU agravaron la pandemia

Mundo

Madrugar para vender fruta en lugar de buscar leones

La industria turística en Kenia agoniza, como en el resto del mundo. En el país africano los guías de safari buscan ocupaciones alternativas para sobrevivir

Cultura

TV UNAM impulsa a creativos del arte documental

A través de la convocatoria del Taller Carlos Velo, la universidad espera abrir espacios de difusión para los largometrajes de no ficción a través de su señal